El valor de la Fiscal Ortega Díaz

No conozco a esta funcionaria y apenas he seguido algunas de sus actuaciones a través de los medios de comunicación. Por cierto, los que pertenecen al sector privado ya comenzaron a crearle una leyenda negra destinada a intimidarla o, caso contrario, someter sus actos al desprecio público.

Hasta ahora creo que la Fiscal General de la República está demostrando tener más “pilas” que muchos de sus antecesores, reivindicando el rol de una mujer como titular del Ministerio Público.

Apoyé y apoyo su proyecto de crear una policía o servicio de inteligencia que investigue a los policías delincuentes; tan solo lamento que no se haya avanzado con la rapidez necesaria en tan importante iniciativa.

En cuanto a su postura frente a los medios de comunicación, a pesar de lo delicado del tema y de la reacción de diversos periodistas (incluyendo algunos que merecen mi respeto) creo que algo hay que hacer, pues ciertos medios actúan como instrumentos bélicos en la guerra de cuarta generación que se libra en este teatro de operaciones.

En días pasados escuché a una periodista denunciar la presencia de guerrilleros colombianos cerca de Maroa, estado Amazonas, supuestamente en connivencia con la Guardia Nacional, sin aportar más testimonios que su palabra. Considero que en tales casos la Fiscalía Militar debería exigirle que demuestre la veracidad de su acusación.

Por su parte algunos abogados han manifestado su intención de pasar a la Fiscal Ortega al Tribunal Disciplinario, lo cual me ha despertado diversos recuerdos. Ignoro si se trata de los mismos tercios que integraban el siniestro bufete de la Tribu de David. ¿Serán acaso socios o compañeros de partido del notorio Héctor Zerpa Arcas, quien fue o sigue siendo prófugo de la justicia venezolana? Me refiero al esposo de la creadora de la “Lolapol”, tan guisadora ella como su marido.

Como víctima que fui de esa sabandija, creo que si al mentado individuo no lo rozaron ni con el pétalo de una flor, carecen de fundamento para amenazar a la Fiscal Ortega Díaz.

Los abogados del Buró de Profesionales y Técnicos que incluía a la Dra. Ibáñez no pueden hablar de ética ni nada que se le parezca.


augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2700 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor