Cuando los medios de comunicación dejan de ser un Servicio Público

"...Y no levantarás falsos testimonios..."

La situación de los medios de comunicación en Venezuela, sobre todos los privados, marca un hito en nuestra historia. Quienes crecimos viendo Venevisión y Rctfué, nunca nos llegamos a imaginar la cara que se escondía detrás de esa máscara de entretenimiento: Una estrategia de disociación bastarda hacia el televidente común. Puesto que el servicio era gratuito, y sólo bastaba con darle vueltas a la antena bajo el sonoro grito de “Daale!…A la dereeecha!... Ahíííííí!!”; estábamos convencidos de que formaba parte de Venezuela, algo así como otros símbolos.

En ningún momento nos llegamos a imaginar que el espectro era del Estado, que ellos sólo brindaban un servicio, en fin, nada de eso... creímos en su bondad… Y ahora, cuál Caín a Abél o Santander a Bolívar, después de tantos años descubrimos quienes son los Medios de Comunicación en realidad y: nos sentimos traicionados.

Vemos cómo descaradamente mienten, se burlan de los Jefes de Gobierno, se burlan del Pueblo; inventan noticias, hacen de un rumor sin fundamento una noticia de primera plana, falsedades y falsedades, nunca piden disculpas ni admiten sus errores, deciden a cuenta propia que noticias transmitir y cuáles no, ejemplo de ello tenemos mucho, pero un ejemplo en particular es el caso de la denuncia de que las Farc estaban en territorio venezolano: Una noticia de Primera en Plana en TV y PRENSA, cuando fue desmentido el titular apenas ocupó un escaso espacio, en algunos casos: ni siquiera fue noticia.

¿Qué hacer ante esta escalada?, si la Constitución dice que la información debe ser veraz y oportuna, ¿Por qué cuando se desata un rumor o un chisme nada de eso es penalizado? ¿Qué está pasando? ¿Dónde está el control del Estado en todo esto? ¿Debe el Pueblo tomar la justicia por sus manos? Sería el colmo, ¿no?.

La falta de responsabilidad de nuestros medios es sólo favorecida por la falta de voluntad de ejercer la fiscalización como ordena la Constitución. Toda noticia falsa debe ser demandada, penalizada, multada. Así poco a poco se van metiendo por el carril: es la única manera.

Los voceros de la Oposición fascista e irresponsable que tenemos en el país, tienen una sola arma: Los Medios de Desinformación. A través de ellos inventan, confunden, disocian; su modus operandis es éste: Bombardear de mentiras y calumnias para que en la menor duda que se tenga en la mente adentrarse al ser humano y lo destruyen cual virus informático.

Si su única arma es esa, ¿Qué esperamos entonces?

Propongo realizar un referendo consultivo sobre la revocación del canal Globovisión, que se decida en plebiscito y así la orden del Presidente se hará con apoyo popular: será la voz del pueblo la que le ordena al Presidente hacerlo.

gabrielh2@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9070 veces.



Gabriel Hernández


Visite el perfil de Gabriel Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: