Crónicas en Socialismo

Cómo desarticular al Pentágono en esta nueva agresión

Si hay algo que debe tenerse bien claro en esta peligrosa coyuntura que atravesamos, y no porque se peda perder el poder político, sino porque se puede perder al Estado Venezolano, es quién es el enemigo.

El enemigo no es Guaidó, no, el es sólo una fachada más. El enemigo es el pentágono.

¿Qué busca el pentágono?, la desaparición del Estado venezolano tal como lo conocemos hoy día. Y para eso, lo primero que hay que lograr es que Venezuela sea un Caos a tal magnitud que los elementos que componen al actual Estado Venezolano: Territorio, Población y Soberanía se reconfiguren por completo.

¿Cómo lo está ejecutando?, la Soberanía se encuentra casi perdida por completo al reconocer autoridades que no han sido nombradas por las autoridades constituidas; eso es lo primero. Lo segundo, es crear emociones dentro del Gobierno de incredulidad, jugar con la psiquis, desatar emociones básicas de ira en las autoridades sobre las autoridades de facto. Todo esto desean que siga escalando hasta que se llegue al punto de no retorno y nos enfrentemos hoy o mañana unos venezolanos contra otros. En caso de ocurrir eso, accionarán sobre las autoridades constituidas, buscaran humillarlas o asesinarlas para producir una sociedad de rencores que no pueda vivir unida sino separada.

Ahora bien, ¿Qué puede hacer el Presidente Maduro para desarticular tal acción?

Precisamente, para desarticularlos, hay que hacer lo que no se esperan que se haga: Convocar a Elecciones Nacionales.

Guaidó y las demás fachadas, no buscan que se realicen elecciones en el pais, no, están alentados a desconocer todo el estado de Derecho actual, dado que es la única manera de hacerse del poder completo del país; sin embargo, la comunidad internacional, en abierta posición de injerencia decidió por solicitar elecciones en el país; es por ello, que esa debe ser la respuesta.

¿Qué pasaría si el Presidente Maduro convoca a elecciones?

En primer lugar, obligaría a Guaidó y al resto de las fachadas a sentarse con el Gobierno que decidió desconocer; esto sería un duro revés para su imagen, sobretodo por el extremismo que representa y por los extremistas que lo apoyan en la oposición venezolana. La fachada llamada Guaidó, busca mostrarse como un garante de la Democracia, pero es evidente que eso no es así; entonces lo dejaría en una encrucijada: sentarse y perder masivos seguidores (que lo acusarán de vendido) o no aceptar elecciones y quedar ante la comunidad internacional (su principal soporte con poder) como un mentiroso.

En segundo lugar, todo el conjunto de acciones que ha tomado en los últimos días, quedarían frenadas, los "embajadores" deberán volver a sus casas, o en última instancia su campo de acción quedaría reducido al continente americano (la Unión Europea solicitó elecciones como condición para no reconocer a Guaidó). Esto también representaría un revés para su imagen.

Tercer punto, dado que el pentágono (que recordemos es el verdadero enemigo) busca es destruir al Estado Venezolano, que se convoquen elecciones supone un duro revés, porque destruye de plano sus objetivos. Incluso si Guaidó ganara, necesitaría tiempo para desmontar el aparato actual, sin mencionar que la FANB se mantendría en gran parte leal a las fuerzas que gobiernan actualmente. Sencillamente no tendría cancha abierta para agredir a las autoridades actuales.

Así mismo, hay que señalar el hecho de que con la coyuntura actual el lobo mostró sus dientes, haciendo que la sociedad venezolana, que rechaza al Presidente Maduro por la negligencia en la conducción económica, vuelva a cerrar filas con él.

Es importante además que se tenga muy en cuenta que, una vez se realice la convocatoria a elecciones, Guaidó valdrá mas muerto que vivo para el pentágono, razón por la cual se hace necesario decirlo con claridad, en cadena nacional si es posible, y brindarle allí mismo la asistencia para salvaguardar su integridad física antes y durante el proceso electoral. Será necesario protegerlo como se protegió a Leopoldo López, y además decirlo, informarlo por todos los medios. Se debe informar y decir en Cadena que sabemos quien es el enemigo, qué quiere, cómo lo quiere conseguir, a quienes utiliza y luego allí mismo convocar a elecciones.

Con elecciones, el país volverá al camino democrático independientemente del que gane. El objetivo no es perder el poder político, es no perder al Estado Venezolano; y de verdad creo, además, que hecho todo esto, hablando con claridad ante la gente, la revolución bolivariana ganaría de nuevo la contienda.

Todo lo demás es distracción, buscan irritar al gobierno, superar la capacidad de asombro del venezolano, despertar emociones que nos lleven a un enfrentamiento entre hermanos, o que nos desgastemos psicológicamente. Las elecciones hay que anunciarlas el sábado de ser posible.

------ Ultimas consideraciones: considero necesario que antes de realizar las elecciones se realicen unas primarias con el objetivo de elegir al candidato de las fuerzas revolucionarias, donde por supuesto el Presidente Maduro participe, pero haciendo esto, se cohesionan mejor las fuerzas de apoyo.

Deseando que esta idea se discuta y se tome cuanto antes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2758 veces.



Gabriel Hernández


Visite el perfil de Gabriel Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: