Crónicas en Socialismo

Revocando a Maduro, revocando a la Revolución

"…Un revolucionario pudiera estar inconforme, descontento o descontenta por esto, por aquello o porque todavía no me han dado mi casa, porque la Misión Vivienda no ha llegado todavía a mi pueblo, está bien, uno puede estar descontento con razones y uno tiene que criticar con razones, carajo, pero eso no significa que van apoyar a la burguesía.

Porque eso es traición a la revolución, uno puede criticar a la revolución pero este es el camino de la salvación de la Patria, que nadie se equivoque…"

Hugo Chávez Frías – Barcelona, 12/07/2012

De esta manera, hace ya casi cuatro años, El Invencible Chávez exponía con claridad al pueblo de ese histórico estado Anzoátegui una premisa básica, sencilla pero contundente: la salvación está en manos de la Revolución, está en manos de nosotros mismo, los revolucionarios.

¿Cuánto costó llegar hasta aquí? ¿Cuántas personas perecieron para que los descendientes de Bolívar tuvieran nuevamente Patria…?

Muchas, y por más de un siglo.

Hoy en día, la situación país obedece a tres elementos fundamentales: la abrupta caída del precio del petróleo, nuestra fuente de ingresos; continuo y sistemático saboteo de los empresarios del sector manufacturero produciendo lo no necesario en vez de lo urgente y necesario; la débil industrialización de manufactura nacional de bienes básicos y a la política sistemática de importación de los mismos rubros.

Toda esta situación, se exacerba gracias a la débil eficacia en la comunicación hacia el pueblo. Se mantiene la conducta de lo obvio. Se cree que es obvio que el pueblo entiende a plenitud la situación país. Hay muchos que sí, pero hay sectores que a los que logran confundir. Los jóvenes son los más vulnerables.

Ahora bien, transcurrido el plazo de seis meses que con atizonada voz la Oposición prometía para concretar el cambio del Gobierno surge la figura del revocatorio. La campaña bien esgrimida hacia este punto se focaliza en la acción inicial: Revocar a Maduro. Se acompaña la propaganda concluyendo que el presidente debe ser revocado por la ineficiencia, por las colas, por la escasez, entre otros argumentos. Se apela a la acción inicial. Se le indica a la gente que se debe desquitar de todas las vicisitudes revocando al Presidente. ¿Qué viene después? ¿Qué plan de gobierno proponen? Estas preguntas jamás serán contestadas.

Sin embargo frente al bombardeo mediático habrá quienes que, tal como decía el presidente Chávez en la cita inicial de este escrito, por inconforme, descontento o descontenta por esto, por aquello o porque todavía no le han dado su casa, sentirá que revocando al Presidente es la forma de "desquitarse". ¡Qué peligro!

Lo que está en juego no es el cargo de Presidente del Sr. Nicolás Maduro, lo que está en juego es mas grande, lo que está en juego es esta Patria. Patria adquirida a través de la Revolución. Revocar a Maduro es Revocar a la Revolución. Veámonos en el espejo del más de millón de despedidos de Argentina y en el festín que se está dando la oposición brasilera con PetroBras.

Por fortuna los escenarios de retroceso ocurrieron en otras naciones primero, lo que permite que aprendamos de sus experiencias.

Revocar a Maduro es revocar a la revolución, que nadie se equivoque.

"..Nosotros, ustedes saben que podemos fallar, como fallamos muchas veces, pero lo que tenemos aquí en el pecho, en el corazón, es amor del bueno por el pueblo y por los más necesitados.. esa es la causa que aquí nos trajo y que aquí nos tiene y que aquí nos mantiene, por eso les decía, la independencia, por encima de cualquier problema, por encima de cualquier descontento, defendamos la independencia, conservemos la independencia, el 7 de octubre nos estamos jugando la independencia nacional y el futuro por tanto.."

Hugo Chávez Frías – Barcelona, 12/07/2012



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1487 veces.



Gabriel Hernández


Visite el perfil de Gabriel Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: