Quien le para a la ley Sra Ministra Iglesias

“La Voz que Clama en el Desierto”, así debería llamarse a todo aquel que denuncia la carencia total de respeto por la ley que el venezolano demuestra en su diario vivir. Por que tal como un grito en el desierto que nadie ni el eco sino el silencio lo contestan, así tan bien el clamor por una mayor conciencia social siempre mora en el vació. ¿Quién cumple la ley en este país?, ¿Quién supervisa el cumplimiento de esa ley? y ¿Se conoce a alguien que haya sido penalizado por no cumplirla?, todas esta interrogantes carecen de repuesta, y lo peor es que nadie, de aquellos funcionarios que tiene potestad para hacerlo, hacen nada para darle una respuesta lógica a esas preguntas. Da la agonía del ahorcado, ver como un interminable tropel de funcionarios públicos, de ministros para abajo, que se desviven ante la media por justificar lo injustificable, por darle razón a lo irrazonable, con un malabarismo verbal que pretende maquillar las profundas arrugas de nuestra legislación. Ejemplos hay demasiados, mas de los que una revolución seria aguantaría, pero solo quiero referirme a unos pocos, ¿Quién vende los artículos supuestamente regulados, al precio establecido?, demos un solo precio, ¿quien vende la carne de primera a Bs. 9.164,00/kilo? Absolutamente nadie, ni siquiera en los mercados del gobierno se haya ese utópico precio. Pero aun peor, en el Mercado Bicentenario voceado por la ABN, se vende el kilo de carne a Bs. 13.000,00.

Entonces quien cumple en todo el territorio de la Republica Bolivariana de Venezuela, aun que sea de manera virtual, con la bendita Resolución No. DM/080 del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio, publicada el 22 de agosto de 2005 en la Gaceta Oficial No. 38.255. Por el santo nombre de Dios, ¿adonde vamos?, si los voceros oficiales cual caballeros medievales con lanza al ristre, se lanzan a demoler las murallas que protegen al colectivo de la especulación en los precios de los alimentos, como son la legislación reguladora. Si quien organizó ese mercado y la agencia oficial de esta supuesta república socialista, se hacen de la vista gorda con esta irregularidad, por algo será, por que no somos pendejos para creer que sufren una amnesia retrospectiva judicial que les impide recordar las leyes. Pero como aquí la impunidad es pan de cada día, presumimos que el Ministerio Público empezará una investigación por este hecho el 11 de febrero de 2021, y el INDECU les aplicará un cierre de 24 horas el Viernes Santo de ese mismo año, pero al llegarse ese tiempo, después de 14 años, se suspenderá la medida por inaplicable, ya que además que ese día no funciona ese mercado, el mismo no puede cerrarse por que no tiene puertas. Ojala esto fuera un hecho aislado o una pesadilla después de una noche de juerga, de la que excepto una cefalea solo nos queda un mal recuerdo. Pero situaciones similares aparecen ante nuestros ojos todos los días, configurando un socialismo a la inversa o mejor un gobierno del desgobierno. Para que sirven el INDECU, el MILC y el Ministerio Público, excepto para colgarse el adjetivo del Poder Popular que nunca ejercen.

No son tan ignaros que no ven la GUARIMBA ECONÓMICA que desde hace meses cual jauría de lobos pretende tragarse hasta el pobre salario que devenga un porcentaje alto de la población, con alzas de precios injustificadas e inmorales, y con prácticas que envidiaría Al Capone. O no ven por ejemplo, que la leche liquida pasteurizada brilla por su ausencia en los mercados, mientras aquellas que están fuera de la regulación léase, descremadas, enriquecidas, etc repletan los estantes. Que los quesos regulados alcanzan el nivel de Bs. 20.000/kilo, mientras que los no regulados solo los comerán los astronautas. Que a pesar de la proliferación de ingenios de caña de azúcar, con 10 y más cifras significativas de aporte gubernamental, ¿donde consiguen la azúcar a Bs. 1.300?, y pare de contar el sinnúmero de artículos elevados hasta un 100% del precio que presentaban hace pocos meses, por ejemplo un paquete de galletas de soda costaba en diciembre 2006 Bs. 1.300, ahora ese mismo paquete cuesta Bs. 2.800. Con todo ese tsunami de alzas de precios me pregunto con que magia el BCV dice que la inflación del 2006, fue del 17%, y que en el mes de enero 2007, fue de 0,7%, pero mis bolsillos cuentan otra historia y claman que fue y es mucho mayor. Todo este Mare Magnun de contradicciones, olvidos, negligencias y corrupciones, solo nos indican que Muchos están Mintiendo descaradamente sobre la situación del país, que la corrupción y la incompetencia se pagan en nuestra revolución con lo máximo de un despido sino hay de paso un nuevo puesto donde ejercitar las virtudes nombradas.

Mientras que a nadie se le multa ni se le envía a la cárcel. Creo que es hora que hagamos un alto en el proceso con el fin de definir en que estamos fallando, y tomar de una vez por todas las medidas por más radicales que estas sean para extirpar a todo funcionario, industrial o comerciante corrompido de los lugares que en estos momentos se encuentran en donde están minando y desestabilizando la revolución, y multar con multas severísimas y dar con sus huesos en chirona, sea cualquiera que fuese el nivel del funcionario de ministros, gobernadores, jueces del TSJ, diputados y de allí para abajo que estén cometiendo o en complicidad para cometer todos estos denuestos. Para que dejen de comer y enriquecerse a costa del dolor y la desesperación del pueblo Estos traidores a la revolución lo que de verdad merecen es el paredón, por todos los sufrimientos que han tenido y tienen al pueblo.
ESTO ES LO QUE DEBE DE HACERSE, y no como la Ministra María Cristina Iglesias quien en rueda de prensa señaló a la prensa opositora de decir que en el mercado Bicentenario se vendía a los precios que antes he nombrado. Sea mejor informada Sra. Ministra antes de hacer ese papelón, por que si los periodistas no se lo dijeron, la noticia referida salió en el portal de la Agencia Bolivariana de Noticias, pagina web que en estos momentos debe estar bloqueada y transformada. Pero aunque siendo afecto a la revolución, no puedo negar lo que mis ojos vieron. Y perdone que le diga pero parece que las palabras de los funcionarios gubernamentales van en avión, mientras que los hechos van por tortuga. Porque disculpe Sra. Ministra, pero si usted no va al mercado no es culpa del pueblo, ya que debería saber que esa guachafita con los precios no solo de la carne sino de muchísimos productos regulados, hace mucho tiempo que esta ocurriendo, y que los ministros y funcionarios que deberían actuar para impedir este desastre y evitarle más frustraciones al pueblo, parece que duermen el sueño de los justos. ¿Donde esta la lucha contra la incompetencia, la negligencia, la inacción?, que al ser superlativas son cómplices por omisión de todos estos actos. Creo que es hora de que se coloque en los cargos a gente no solo honesta sino también eficiente, y para ser eficiente se necesita conocer del área asignada, no puede ser que los ministros sean TODEROS, por que así como los TODEROS de nuestros barrios saben de todo pero no arreglan nada. Esta revolución debe mirarse todos los días en el espejo para encontrar todos los defectos que día a día surgen como tumores, para que extirpándolos rápidamente, no carcoman las bases de nuestro proceso, y den al traste con las esperanzas de este bendito y maltratado pueblo.


QUE EL SUBLIME SACRIFICIO DE SU VIDA QUE DIO EL LIBERTADOR POR NOSOTROS SEA NUESTRA DIVISA DE BATALLA.
AQUÍ SOLO HAY UNA VERDADERA TRINCHERA DE LUCHA, LA DEL PUEBLO

Gracias por escucharme


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3800 veces.



Antonio Bermúdez


Visite el perfil de Antonio Bermúdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Bermúdez

Antonio Bermúdez

Más artículos de este autor