Terrorismo de Estado

Secuestro del profesor Javier Vivas Santana

Confieso no ser amigo de Javier Vivas. No lo conozco personalmente, solo he leído algunos de sus escritos. Además, no comparto muchas de sus posiciones ni argumentos. Me parecen viscerales. Sin embargo, reconozco que sus perspectivas y críticas son parte de la diversidad del pensamiento, libertad de expresión y derecho a exigir mejores condiciones de vida. Javier Vivas Santana fue secuestrado por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) el miércoles 25 de marzo como él mismo lo informó vía Twitter. De allí en adelante no se ha sabido nada del articulista del portal web APORREA. No se sabe qué delitos se le imputan, dónde está detenido ni sus condiciones de salud. Su detención solo es posible en gobiernos autoritarios y violadores de los Derechos Humanos.

Las detenciones arbitrarias del gobierno son innumerables: políticos de oposición de la derecha, disidentes del chavismo, líderes comunitarios, comunicadores sociales, médicos, profesores universitarios y todo quien levante su voz de protesta contra los abusos. Buscan la sumisión del pueblo venezolano con amenazas, chantajes, intimidaciones, señalamientos, represión, encarcelamiento y hasta la muerte.

Vivas Santana no se sometió a los designios de quienes gobiernan y asumió la escritura crítica para enfrentar un gobierno a espaldas de las grandes mayorías. Eso bastó para que fuese encarcelado. No hubo el debido proceso y se violaron todas las leyes correspondientes.

No se puede esperar menos en un país en el que no existe el estado de derecho y donde los cuerpos de seguridad y los tribunales violan todos los procedimientos. Basta que un alto funcionario emita una orden para que cualquiera sea detenido sin ninguna justificación. Es la política del poderoso sin límites que no está sometido a ningún tipo de vigilancia por otros organismos del Estado.

Ante esta situación, exigimos la liberación del comunicador y profesor universitario Javier Vivas Santana, secuestrado por el gobierno sin haber cometido delito alguno.

Nos solidarizamos con sus familiares y con todos aquellos que piden que cesen las persecuciones, amedrentamientos y prisión para los que enfrentan el autoritarismo y la violación de los Derechos Humanos. Ya basta de los desafueros de un gobierno que ha sumido a los venezolanos en la más desmedida miseria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 13190 veces.



Johnny Alarcón Puentes

Docente/investigador. Universidad del Zulia. Licenciatura en Antropología.


Visite el perfil de Johnny Alarcón Puentes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: