Uno a uno se están fugando con la complicidad de algunos funcionarios

Con una muestra de preocupación, rabia e impotencia los venezolanos y las venezolanas estamos viendo como una serie de delincuentes de alto nivel político se están fugando del país, quizás con la complicidad de algunos funcionarios del estado venezolano.

Ahora López Sisco, se fue bajo la ingenuidad de los funcionarios del Ministerio Público y jueces que se han vuelto tan ingenuos que otorgan casa por cárcel a conocidos delincuentes, golpistas y terroristas.

Se fugan en aviones privados o por las fronteras zulianas con Colombia y escoltados por policías, militares y altos funcionarios del gobierno que mantienen sus lazos con los elementos de la cuarta república.

No podemos seguir siendo tan ingenuos y otorgar unos beneficios a personas que han atentado contra la Constitución, el estado y contra los ciudadanos. Solo falta que salgan volando en los aviones del gobierno y que estén viviendo su exilio dorado en Miami con los dineros de todos los venezolanos y venezolanas.

Creo que los cuerpos de seguridad del estado venezolano deben ser más efectivos en su trabajo de inteligencia y demostrar que son verdaderamente eficientes. Se debe recordar que López Sisco todavía tiene ascendencia sobre algunos funcionarios de la DISIP y de otros organismos policiales del país.

Es fácil transportar por Paraguachón o por San Antonio en un vehiculo oficial a estos terroristas y entregarlo a la protección de los cuerpos paramilitares de Colombia para su custodia y posterior traslado a territorio norteamericano.

Se debe reforzar los trabajos de inteligencia y la vigilancia de las costas caribeñas, de la amplia frontera colombo-venezolana, de aeropuertos nacionales y de las pistas privadas legales o no, porque por ahí se están fugando los terroristas mercenarios.

Hay que montar cacería a algunos militares activos que mantienen vínculos con los sectores políticos golpistas y con los militares golpistas. Por allí esta la falla de los cuerpos de seguridad del estado.

Se dice que algunos de los fugados están en territorio nacional y que hacen vida publica y notoria en clubes privados y en restaurantes de lujo, sobre todo ahora que el gobierno norteamericano no desea tener una confrontación abierta con el gobierno del presidente Chávez, sobre todo después de los reveses que ha sufrido el partido republicano en los pasados comicios legislativos a causa de la política agresiva del gobierno de Bush.

Se habla que muchos de los fugados pueden estar hospedados en hoteles de los clubes de playas, en clínicas privadas y en haciendas de los testaferros de los políticos de la cuarta república.

Hasta se ha llegado a especular que algunos fugados pueden estar ocultos en la embajada norteamericana y en otras delegaciones de otros países aliados a los Estados Unidos, o en casas de altos funcionarios diplomáticos acreditados en nuestro país. Algunos comentarios de bingos y barras, señalan que muchos están protegidos en el estado Zulia.

Se hace necesario convocar la contraloría y la inteligencia social de nuestro pueblo para poder dar al traste con la fuga de criminales, golpistas y terroristas. Hay que estar atento en los lugares en los cuales puedan estar enconchados. Se están fugando y se esconderán hasta el día de su muerte como lo hizo el dictador criminal de Pinochet.

Menos mal que podrán huir pero jamás escaparan de la justicia divina.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3450 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor