Vidas paralelas

Rodney Álvarez y Juan Guaidó

Sábado, 08 de junio de 2019.- La señora Fru voraz lectora, lo mismo que muchas y muchos de sus congéneres, suele ir dejando por los mas inverosímiles rincones, a los cómplices de sus diálogos silentes.

En estos días, por casualidad digo yo, me tropecé con uno que tenía tiempo que no veía, se llama Vidas Paralelas de Plutarco, de donde se me ocurrió escribir esto que hoy les traigo.

Ya sé, no soy Plutarco, ni pretendo serlo, pero igual, ahí les va.

Rodney y Juan, como los nombraría el referido, dos jóvenes venezolanos, quienes probablemente, estoy casi seguro, no se conocen, a ambos, en distintas circunstancias les ha tocado vivir en esta nuestra Venezuela de principios del siglo XXI.

Rodney, cuyo nombre propio es Rodney Álvarez es un obrero de Ferrominera del Orinoco, dirigente obrero, quien lleva aproximadamente siete años preso por un crimen que no cometió, acto que fue presenciado por cientos de trabajadores ya que ocurrió en una asamblea y estos testigos presenciaron cuando otra persona efectuaba los disparos.

A Rodney a pesar de todos los años que lleva detenido, no se la ha acusado formalmente y sus actos y presentaciones ante los jueces de la República, varios de ellos, que han sido designados para manejar su caso, han sido pospuestos y Rodney permanece preso, año tras año, víctima de maniobras de retardo procesal, ante un sistema que permanece mudo y cómplice por omisión.

Los jueces y fiscales del caso, el Defensor del Pueblo, el Fiscal General, el Consejo de la Judicatura y hasta el Presidente de la República permanecen mudos y Rodney continúa preso.

Juan, Juan Guaidó, joven ingeniero y político perteneciente a las filas del partido Voluntad Popular, quien cumpliendo con un convenio político de la oposición se encargó de la presidencia de la Asamblea Nacional en desacato y está en una nueva categoría hasta ahora desconocida en el país, es la de nombrado por el gobierno de USA como presidente interino y autodesignado presidente de la República.

El día 30 de abril no sólo liberó a su compañero de partido, Leopoldo López, quien cumplía su sentencia en su casa, dándole una amnistía a todas luces ilegal, sino que también llamó, sin éxito, desde el distribuidor Altamira a un alzamiento contra el gobierno nacional.

Juan cometió por lo menos dos delitos y está libre, el gobierno no lo ha apresado, está mas allá del bien y del mal, libre como un pájaro y haciendo proselitismo político, va y viene a voluntad con todos sus derechos garantizados.

Y el Fiscal General de la Nación mudo, no dice nada.

Por su parte Rodney sigue preso, esperando por una justicia que lamentablemente se ve muy lejana.

Cosas veredes Sancho que hasta las piedras harán fablar.







Esta nota ha sido leída aproximadamente 1172 veces.



Luis Enrique Sánchez P


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a279410.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO