¿Cuáles serían los efectos de una guerra nuclear?

Una guerra nuclear es la que emplea armas nucleares o atómicas, es decir, la que utiliza la energía que se libera espontánea o artificialmente en reacciones químicas; por ejemplo, entre elementos como el uranio, el torio, el estroncio, el plutonio o el polonio, entre otros. La probabilidad de que ocurra la guerra nuclear ha estado latente durante décadas en el escenario global, especialmente durante la Guerra Fría, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética luchaban por la supremacía mundial. Incluso hoy día, cuando las tensiones globales han aumentado, el riesgo se incrementa. Varias potencias mundiales o regionales continúan actualmente fabricando este tipo de armas, que de ser usadas causarían daños irreversibles para el género humano.

Algunas de las consecuencias graves. Habría millones de víctimas mortales, especialmente entre la población civil de los países en disputa. Sería un escenario peor a lo que aconteció con las bombas atómicas que cayeron sobre Hiroshima y Nagasaki, en 1945, donde el saldo fue de 225.000 muertos y 130.000 heridos, aclarando que esa bomba es la espoleta de las existentes en la actualidad. Se reduciría la temperatura media global en casi 2,5 °C en los tres o cuatro años posteriores. El carbono negro liberado por los elementos químicos ascendería a la atmósfera absorbiendo el calor del sol.

Se acentuaría la destrucción de la capa de ozono por las reacciones químicas que darían lugar a las explosiones nucleares. El daño sería de entre el 20 y el 25% y solo se mitigaría transcurridos diez años desde la guerra nuclear. Aun así, los habitantes del planeta estarían más expuestos a los rayos del sol, lo cual sería una fuente directa de enfermedades de la piel e incluso respiratorias. Habría una crisis alimentaria más grave a la existente, pues la mayoría de las tierras para el cultivo quedarían prácticamente inutilizada por el efecto de las reacciones químicas.

Se producirían éxodos de personas forzosos en varios puntos del planeta, especialmente en los países que estuvieran en disputa. Se generaría una crisis humanitaria sin precedentes y los flujos migratorios hacia países sin guerra aumentarían considerablemente. Millones de refugiados por causas medioambientales demandarían ayuda en una proporción mucho mayor que la que vemos hoy día, con el agravante de que no existirían infraestructuras suficientes para afrontar una situación de emergencia de tales proporciones.

La cobertura de los rayos solares provocaría que la Tierra quedara sumida en una especie de noche permanente, lo cual impediría que muchas especies vegetales realizaran su proceso de fotosíntesis. Y sin especies vegetales, la contaminación aumentaría y las enfermedades derivadas de la contaminación del aire serían una causa directa de muerte. Además, la situación del planeta sería peor si tenemos en cuenta que muchos de estos efectos se agravarían como por ejemplo el cambio climático y el calentamiento global. URGE CREAR CONSCIENCIA SOBRE ESTE PELIGRO Y LA SOLUCIÓN ES DERROTAR EL CAPITALISMO ESTADOUNIDENSE, PARA REDUCIR EL RIESGO DE ESTA AMENAZA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 577 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad




US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a268373.htmlCd0NV CAC = Y co = US