Iris Varela y su optimismo ¡Qué esperanza para quien siembra cocos!

¡Qué esperanza para quien siembra cocos! El coco, desde el momento mismo que se siembra, hasta cuando comienza a dar frutos, hace esperar años. Por eso, a quien le siembra, en otra circunstancias o asunto, no se le puede pedir tiempo o que espere; sería como demasiado. De allí aquella expresión tan usual en Venezuela.

Sobre eso pensé al escuchar la respuesta de Iris Varela a una solicitud de José Vicente Rangel, ayer domingo, de quién, por lo menos quien esto escribe ya no espera nada. Entre el veterano periodista e Iris Varela no hay casi diferencia, salvo que éste, de vez en cuando presenta denuncias insustanciales con un fin determinado y un poco como para "refrescar" su imagen.

Recordé como un alumno mío, no muy bueno en el aula pero excelente en un campo de futbol, me respondió una pregunta. Fui al estadio y como ya sabía, le vi desplegar grandes habilidades y las de muchos de los muchachos en la cancha, pero pude observar como su equipo jugaba como "a la buena de Dios" o a lo que salga, sin orden ni concierto ni meta definida. Al final, habiendo bajado al terreno, le pregunté:

-Dime una cosa. ¿Ustedes no salen con un plan de juego diseñado con el entrenador?

Levantó la cabeza, me miró, sonrió y dijo:

-"El entrenador es sólo eso. Nos entrena físicamente y en el manejo del balón. Fue un excelente jugador. Pero cuando entramos al juego, sobre éste, sólo nos suele decir, échenle bolas. Y por eso, uno todo el tiempo en la cancha está en eso, se la pasa partiéndose el alma. Nos agotamos de todo ese enorme esfuerzo pero nunca ganamos y lo que es peor, siempre nos meten como demasiados goles y eso que nuestro portero, bien lo sabemos, es excelente".

Pero también recordé a aquellos guerreros que sólo se valían de su arrojo, liderazgo y entusiasmo para llevar a sus hombres al combate. Incluso aparecían en medio del campo de batalla combatiendo como uno de sus seguidores Por lo que lograron hasta decenas de victorias intrascendentes. Pero no pasaron de ser jefes de montoneras. Nunca fueron grandes conductores como Alejandro Magno, Napoleón o el Mariscal Sucre. Cuyas victorias constituían conquistas determinantes, como Ayacucho o Carabobo.

Pero también rememoré historias de jugadores con las cartas marcadas, futbolistas en la defensa o el ataque al servicio del contrario y generales acordados con el enemigo.

Rangel, cerrando su programa del domingo pasado, ayer mismo, solicitó a Iris Varela, lanzase un mensaje al país con el fin de alentarle optimismo.

La entrevistada nos invitó a mantenernos firmes, como sabiendo que tambaleamos frentes a las adversas circunstancias. Nos recordó que debíamos ser patriotas por demás y fieles al proceso al socialismo que, para ella, como casi todos los que gobiernan está en marcha, tanto que ve, allá no muy lejos, la salida del túnel. Recalcó que todo anda como anda por culpa de la guerra económica que nos hacen y nos llamó a mantener la fe porque estando ellos al frente hay garantía que no la vamos a perder. Para ella, como hermana de la caridad, todo es asunto de fe y esperar los milagros del señor.

Pienso que quienes le escucharon, víctimas de todo lo que acontece, por las razones que fuesen, y con la fe como muy deteriorada, no escucharon que dijese algo de verdad alentador. Como un pago al contado, porque al fiado y con la terrible inflación que nos bombardea, hace que lo que hoy se dice u ofrece, mañana será distinto o poco, tanto que hasta puede valer mucho menos, doscientos o trescientos. No dijo qué piensan hacer para sacarnos de este caos. Nadie, ni el presidente mismo lo dice y cuando algo dicen u ofrecen, nos dejan como viajero esperando un tren que kilómetros antes fue desviado de la ruta. Por ejemplo, ya el gobierno volvió a olvidar lo del P-50 y las políticas cambiaras que todo el mundo espera, que no tiene que ser necesariamente la suspensión del control cambiario y lo de ponerle freno a quienes se roban los CLAP por miles de cajas, que no debe ser el mismo humilde hombre o mujer que de esos productos vende en la calle, en las notarías ponen freno e impedimentos para estafar al público con pagos astronómicos, sacan la producción de contrabando y usan los dólares preferenciales para especular al venezolano. Y paremos de contar, pues José Vicente e Iris bien saben todo eso.

No. Iris se conformó con llamarnos a resistir. El mismo discurso de todos quienes están en el gobierno. Lo que se le ocurre a un ejército en derrota, sin salida y esperando que la mano poderosa intervenga. Ni siquiera llaman al combate. Pero no uno suicida ni a lo loco, menos a desplegar un juego sin un plan y una meta. Es decir un solo poner el pecho popular, el de todos, que sirva de trinchera a una vanguardia acurrucada y la cabeza entre las manos.

Es decir, Iris, "la fosforito", aquella muchachita inconforme y rebelde de antaño, nos llamó a seguir esperando, a tener paciencia, como que el hambre pasa de tanto aguantarla y en espera que algún día, ella no sabe cuándo ni cómo, vendrán tiempos mejores. Hoy alguien me habló del metabolismo del morrocoy, el relativo a un comer muy poco o cuando "San Juan baje el dedo", pero que multiplica lo consumido para resistir los largos días sin comer.

¿Si ese es el estado de ánimo de quienes "conducen", porque mejor no dejan el cargo o los cargos, hasta dónde se pueda y se van, dan oportunidad a otros que pudieran tener ideas y hasta compostura para hacer lo pertinente? ¡Lo qué haya por hacer, porque salidas hay! ¡Eso sí, parece que no con esas mismas caras, por diferentes motivos!

¿Por qué Rangel, no acompaña, siendo su voz escuchada entre quienes gobiernan, no se une a las voces de Pirela, Escalona y hasta Roberto Malaver, quiénes preocupados y hasta avergonzados, han optado por llamar a los gobernantes salgan de sus trincheras o "burladero", como se llama en el toreo al parapeto donde se guarecen los toreros?

Claro, advertí que de Rangel ya nada espero, pero me creo con derecho a quejarme.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 838 veces.



Armando Lafragua


Visite el perfil de Armando Lafragua para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Armando Lafragua

Armando Lafragua

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a266434.htmlCd0NV CAC = Y co = US