Sicariato Burgués. Ni un muerto nuestro más

El Sábado 28 de Mayo en la ciudad de Caracas, fue asesinado fría y vilmente el Compatriota M/G de nuestra FANB Félix Velásquez, presuntamente por efectivos de la policía municipal de Chacao; tratando de simular un cotidiano, vulgar, y común atraco perpetrado por la desatada hampa criolla, con el fin de tratar de ocultar la verdadera intencionalidad política de ese horrible asesinato de un digno Compatriota, que representa uno de los símbolos institucionales más emblemáticos del Proceso Bolivariano; por haber sido este oficial uno de los militares patriotas que insurgieron el 4F, por llegar a ser el Jefe de la Casa Militar del Comandante Hugo Chávez, y por haber ejercido el importante cargo de Comandante General de la Milicia Nacional Bolivariana.

Lo artero de la manera en que la apátrida y criminal Burguesía Criolla (para mi autora intelectual de ese hecho), ordeno el asesinato del M/G Félix Velásquez por medio de sus cuadros paramilitares extranjeros y nacionales, nos revela una vez más, el carácter Fascista de esta explotadora clase social, que además de proteger por cualquier medio sus intereses económicos y políticos, utiliza el terrorismo para generar las condiciones objetivas y subjetivas, que permitan desestabilizar al Gobierno Popular del presidente Maduro; Y así viabilizar el escenario de una guerra civil en Venezuela, en la que el bando Burgués y pitiyankee además de contar con la fuerza militar extranjera, contara con todo el apoyo de los organismos multilaterales (Entiéndase ONU, OEA, OTAN, FMI, BM, entre otros,), para poder derrotar al Pueblo Bolivariano que hasta ahora sigue vertiendo su sangre, para preservar y consolidar el Proyecto del Socialismo Bolivariano que nos encomendó Hugo Chávez.

El Sicariato Político Burgués se hace perversamente notorio en nuestro país, con el abominable crimen en contra de Danilo Anderson, el admirado y muy querido Fiscal del Pueblo, en el emblemático año 2004; Fresco está el triste recuerdo en nuestra memoria de ese abominable crimen (un hecho inédito en la lucha política en nuestro país), cometido cuando Danilo Anderson efectuaba las investigaciones correspondientes, en relación a la participación de algunos conspicuos miembros de la Burguesía Criolla, en el golpe de estado mediático- militar del año 2002, que derroco temporalmente del poder al Comandante Hugo Chávez.

La figura siniestra del Sicariato Político Burgués se hace presente de nuevo en el sangriento año 2014, cuando la contrarrevolución criolla da la orden para ejecutar el alevoso y monstruoso crimen, cometido en la humanidad del osado camarada y comandante post- mortem de la FANB Eliezer Otaiza, en quien descargaron todo el inmenso odio que siente esa Burguesía, contra los leales revolucionarios que infatigablemente luchan por el Socialismo.

La Burguesía toda, anti Bolivariana, sumisa y cipaya, vuelve en ese mismo luctuoso año 2014 (en un paralelismo sin igual con el año terrible de 1814) a replicar el Sicariato Político de la manera más cruel y perversa, en contra del líder de la juventud del Psuv, el diputado Robert Serra y de su compañera de vida, en cuyo horrendo y cobarde crimen hubo un deleznable ensañamiento, por parte de sus habituales guarda espaldas, que paradójicamente terminaron siendo sus sádicos asesinos.  

Durante el presente año la astuta Burguesía Criolla, regresa para continuar macabramente con la práctica del Sicariato Político por medio de sus mercenarios extranjeros y nacionales, resultando asesinados el valiente y comprometido compatriota periodista Ricardo Duran, el reconocido militante de la Revolución Bolivariana Cesar Vera, el abnegado y apreciado luchador afrodescendiente Haitiano Fritz Saint Louis, y el laborioso compatriota  Marcos Tulio Carrillo, Alcalde de un municipio del Estado Trujillo. Todos estos asesinatos fueron efectuados por los Sicarios que forman parte del ejército de terroristas, que utilizan los operadores políticos de la contrarrevolución nacional e internacional, para acabar con los militantes de la RB, que en una mayor o menor medida son símbolos de lucha política e ideológica, y de entrega social para el Pueblo Bolivariano.   

Dados estos lamentables hechos de Sicariato Político cometidos por los paramilitares a sueldo de la Burguesía Criolla, que se expresan en lo concreto por la recurrente muerte de militantes de la Revolución Bolivariana, quiero manifestar mi inconformidad por la falta de una política revolucionaria, decidida, clara, rigurosa y firme del Ejecutivo Nacional, para enfrentar la penetración de los extranjeros que conforman ese ejercito de mercenarios, y de las policías estadales y municipales a cargo de la contrarrevolución, cuyos integrantes en buena parte son delincuentes, asesinos y terroristas. Pienso que ha habido una manifiesta negligencia en este vital asunto de la Seguridad del Estado, por no haber tomado oportunamente las decisiones pertinentes, para neutralizar las “anunciadas” acciones criminales de la Oposición Terrorista, que nos mantiene desde el año 2002, acorralados, intimidados y siempre a la defensiva.

“Era necesario perder a un cuadro patriota y revolucionario del calibre del M/G Félix Velásquez, para intervenir a esa criminal y fascista policía de Chacao”.

El Pueblo Bolivariano organizado, consciente y movilizado, en su más patriótica expresión armada y combativa como son la FANB y la MNB, y junto a todos los partidos políticos y movimientos sociales que apoyamos al gobierno popular del camarada presidente Nicolás Maduro, debe enfrentar en perfecta unión cívico – militar, de manera eficaz, oportuna, contundente y demoledora, a los cuerpos paramilitares que mimetizados como hampa común, están operando en nuestra patria desde hace varios años, bajo el amparo cómplice de cuerpos policiales como los de PoliChacao y PoliMirada, y con el apoyo irrestricto de los sectores políticos y económicos más fascistas de la contrarrevolución criolla.

Como un modesto militante de la Revolución Bolivariana formado en la Escuela de Pensamiento Marxista, quiero expresar en primer lugar, mi más amplia y sentida solidaridad a todos los familiares de los cuadros caídos en este combate por el Socialismo, y en segundo término mi mayor y más firme repudio a la ejecución del Sicariato Político, que ha introducido en nuestro país la apátrida, ladrona y criminal Burguesía Criolla, como método de exterminio físico de los dirigentes políticos, militares, sindicales, sociales, y campesinos, que conforman el amplio espectro político e ideológico del Proyecto Bolivariano, cuyo objetivo estratégico debe ser la superación definitiva y total del Modo de Producción Capitalista, y de la desaparición de su clase social progenitora La Burguesía.

Honor y Gloria a los asesinados por el Sicariato Político Burgués.

Bolívar y Chávez Viven. La lucha sigue.
Hasta la Victoria Siempre, Comandantes.
Venceremos!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1462 veces.



Winston A. Lozada C.

Militante marxista- leninista

 winstonlozada@gmail.com

Visite el perfil de Winston A. Lozada C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: