La falsa ley de amnistía

En Venezuela nos encontramos viviendo una situación delicada que nos obliga a un momento de reflexión. Hemos llegado al punto  de reagrupar a los revolucionarios, a los socialistas, a los convencidos de la Revolución bajo el imperio de señalar que llegó la Hora de múltiples y exigentes definiciones.

Si la derecha pretende tomar el poder por cualquier vía, en especial creando el caos, debemos unirnos en torno al planteamiento y legado del Comandante e impedir que la patria sea entregada a estos cretinos nazi fascistas que cuentan, eso sí, con el apoyo del  imperio. De ahí lo vital de entender lo que acontece día a día. 

En tal sentido, es importante entender la connotación provocativa del 4F, día histórico y de fe popular, en que la derecha presentó su afamado  “Proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional”. Eso fue una ofensa a ese pueblo que aprobó la Constitución mediante Referendo,  es una ofensa a todos los Pactos sobre Derechos Humanos, ofensa al Estado Democrático, de Derecho y de Justicia. Esa propuesta de ley honra a la muerte y la violencia, y asesina  la paz y la vida,  es una ley propia del oscurantismo y no de la democracia; es una ley que busca retrotraer al país a la barbarie. Su exposición de motivos evidencia la falta de claridad y visión del problema nacional. El extremo del cinismo lo percibimos, cuando señalan “… La amnistía es un instrumento absolutamente lícito desde el punto de vista constitucional que permite poner fin a la persecución y al castigo penal respecto de determinados delitos, con la finalidad de cerrar heridas políticas o sociales que dificultan la convivencia y de crear condiciones propicias para la participación de todos los sectores en los asuntos públicos…” Aparentemente, esto tiene sentido, el problema es que no es el Estado el que ha violado las leyes;  resulta que fueron una cuerda de psicópatas, de sujetos de la clase alta, media y sectores desclasados, algunos con responsabilidad legal, quienes comprando jóvenes en algunas ciudades del país  han accionado generando crímenes, violando leyes, asesinando ciudadanos.

 En su argumentación, acompañados de leguleyos, de estafadores del Derecho, pretenden hacer ver que vivimos en un estado de terror, de “emergencia judicial”, además,  violador de DDHH.  En su analfabetismo, meten en un solo saco todos los hechos bochornosos, crímenes y desmanes que la derecha ha generado en nuestro país. Toman todos los delitos cometidos por desquiciados, psicópatas, mercenarios, paramilitares y estafadores, como si hubieran cometido  un solo delito, lo que desvirtúa  la esencia de una Ley de Amnistía.

La tozudez y el descaro de estos parlamentarios llega al límite, argumentando que  el Proyecto fue una de las razones por las que votó el pueblo el pasado 6D; al igual que la mentira de que sería la última cola que el pueblo haría, la mentira de la misión maqueta, la violación al Reglamento de la AN y, claro  agarrándose se supuestos sabihondos, señalan que  se trata en lo fundamental de un tema ético, legal y político.

Si la norma es aprobada debemos concurrir a instancias judiciales a solicitar su nulidad y demostrar conforme a la legislación que no procede la Amnistía porque viola el artículo 29 de la Constitución relacionado con los derechos humanos. Además, de aprobarse se lesiona la Constitución, y damos pie para disolver el Estado de Derecho y Justicia. De ahí, que  no podemos permitir su aprobación, porque de ahora en adelante se impondría la institucionalización de la impunidad.

El proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, propuesto por la oposición, no sólo otorga esta medida a los sujetos que hayan cometido alguno de los más de 23 delitos mencionados en la ley, ocurridos desde 1999 hasta la fecha, sino que otorga el beneficio a "los autores, determinadores, cooperadores inmediatos y cómplices en los hechos punibles correspondientes". Con el agravante de que ninguno de los imputados ha manifestado arrepentimiento ni solicitado perdón. Esta gente niega la comisión de delitos, no les importa que hubo 43 fallecidos y 870 discapacitados. Como vemos no se puede utilizar el tema de la amnistía para generar la impunidad.

El proyecto tiene 42 artículos, pero no puede ser tildada de ley, ya que estos leguleyos no tienen claridad en lo que es la AMNISTIA. Entendiendo la  misma como un beneficio que causa “la eliminación de la responsabilidad penal, cuando varios individuos han sido declarados culpables de un delito”. Por lo general se decreta en instancias de cambio político o social, implicando el perdón de delitos cometidos en un régimen pasado. Se asocia al perdón de presos políticos.

En su miopía la oposición  plantea el perdón y abre la puerta a una doble amnistía para dirigentes como Leopoldo López, María Machado y Manuel Rosales, todos ya ‘amnistiados’ en el año 2007 por su participación en los hechos de abril de 2002. En 2007 fueron amnistiados un conjunto de personas, que hoy ejercen sus derechos políticos, no podemos darle dos amnistías a la misma persona, porque eso sería estimular la impunidad. Como vemos esta  Ley de Amnistía está concebida para absolver a personas que ya han sido sancionadas y juzgadas por el sistema judicial venezolano, para propiciar una confrontación de poderes, que sirva de caldo de cultivo para una intervención foránea en el país. En otras palabras las personas que están siendo investigadas e incluso sancionadas por su violencia y los agravios a los derechos humanos, durante hechos violentos ocurridos en 17 años de Revolución, se están haciendo un traje a la medida para auto perdonarse.  El proyecto de Ley de Amnistía promovido por la derecha y que parece priorizar su agenda de acción desde el Parlamento, apunta a la absolución de los cargos a los sentenciados por promover la violencia y violar derechos humanos en el país, como es el caso de Leopoldo López, quien fue condenado a más de 13 años de prisión por orquestar en 2014, un movimiento desestabilizador denominado la salida para derrocar al Presidente Constitucional Nicolás Maduro. Ejemplo de ello la profesora universitaria de nacionalidad chilena, Gisela Rubilar, murió el 9 de marzo de 2014, tras ser impactada por un proyectil de arma de fuego en el rostro, a la altura del ojo izquierdo, disparado por Stiven Ricardo García Sanz, ella removía una barricada colocada por manifestantes violentos en la avenida Ezio Valeri, con avenida Los Próceres, en Mérida. Vale destacar que su homicidio es uno de los 43 que ocurrieron durante los hechos violentos del primer semestre de 2014, cuando el monstruo de Ramo Verde proclamó la salida.

Es vital destacar que en su exposición de motivos, fuera de contexto, realizan un manoseado análisis histórico que da vergüenza, por el maniqueísmo y la utilización vulgar de los hechos históricos. Desde Bolívar hasta Chávez.  Lo único que exaltan, donde existe una verdad,  es que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 74 determina que una ley de amnistía no puede ser sometida a un referendo abrogatorio. Sin embargo, se jactan y  llegan al extremo de señalar, en forma cínica,  que de ser sometida a consulta popular, recibiría un respaldo mayoritario.

Como sabemos todo Proyecto de ley debe ir a dos discusiones, como lo estipula el 207. Ahora bien, el proyecto ya fue aprobado, e ira en una primera discusión, de acuerdo al 208 CRBV, el próximo miércoles 10 de febrero. Al aprobarse pasará a la Comisión respectiva. La comisión, 209, lo envía luego a la AN, para la segunda discusión. Luego lo único que queda es dedicar tiempo y discusión, de acuerdo a lo contemplado en el artículo 211, donde se consultarán a los otros órganos del Estado. De aprobarse, después de todas las discusiones, pasa al Presidente de la República, según lo determina el  art. 213. Ahora el Presidente puede sugerir modificaciones, según el 214. Es el momento de solicitar, si lo considera inconstitucional consulta al TSJ, a la Sala Constitucional.

Esta ley viola todo, tenemos que estar  claros que para que se decrete una amnistía, debe presentarse una conmoción social y decretarse el estado de emergencia. En nuestro país, sufrimos por la acción de las guarimbas, pero sabemos que las mismas fueron localizadas sólo en 17 municipios, de los 337 municipios que tenemos en todo el país, la violencia se desbordó, en esos municipios que la derecha controla.

Es evidente las contradicciones en el seno de la derecha, los une sólo el llamado del norte, los dólares que están en juego, allí están cansado y molestos por tanto dinero invertido y que los resultados han fracasado, de ahí que con la aprobación de este tipo de bodrio legal  ellos quieren destruir nuestra sociedad, nuestro estado social de Derecho. Hasta el momento su AN no ha funcionado, sus propuestas de leyes son nulas, y no tienen fuerza, pero USA señala que es el momento, exige que se acabe con esta Venezuela que lucha por el Socialismo, esta es la realidad. Los meses que vienen son de reflexión, de lucha.

Con José Vicente acotamos que “Pocas veces en nuestro país se había anunciado un golpe de Estado de manera tan clara, al mismo tiempo, tan elusiva como hoy se plantea. Nunca se vio tanta determinación, por cierto, enmascarada, a saltarse la Constitución. Hay toda una campaña destinada a presentar la ruptura del orden constitucional como algo normal. Una oposición ensoberbecida con la victoria del 6-D cree que está a las puertas del poder. Esa percepción la conduciría, de nuevo, a la aventura. Pero se equivoca otra vez al pensar que el resultado de las parlamentarias, en las cuales la gente emitió un voto individualizado por diputados, signifique que están dadas las condiciones para desalojar del cargo a un mandatario electo por el pueblo y con amplio apoyo político, social y militar”.

Esta propuesta de ley es tan falsa como violatoria de todos los criterios previos que  suponen los supuestos a tomar en cuenta a la hora de hacer una propuesta para reconciliar a las partes en confrontación. En nuestro caso sería para amparar a un grupo de criminales y desechar los reclamos de aquellos que fueron agredidos salvajemente en todos los sentidos. La aprobación de una ley como la propuesta por la MUD, sería como si en el juicio de Núremberg se hubiese sentado en el estrado de los acusados a los norteamericanos, ingleses y rusos y sus acusadores, por haber ganado la segunda Guerra mundial, hubiesen sido los nazis que al final fueron colgados en el patíbulo por sus actos genocidas.

Es el  momento más crítico que confrontamos, tanto en nuestro país, como en la Humanidad.  Nuestra consigna es adelante pueblo, a construir el  socialismo; ataque frontal a la corrupción y el burocratismo, unidad del pueblo para rechazar leyes inconstitucionales. La única verdad que nos une es el Socialismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1781 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a222534.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO