Consuelo de tontos; orgullo de necios

Términos que se aplica, cuando de un lado y del otro se refieren al “mal de muchos”, lo difícil es saber en qué momento los papeles se invierten, lo que si podemos asegurar es que ninguna es conveniente para el pueblo, aunque sobre el cae la prerrogativa de anularlos por completo, así podemos ver que:
 
Mal de muchos, consuelo de tontos; nos la aplicamos unos a otros, es decir algunos se conforman con la crisis que se está viviendo porque en otros países muchos sufren de una igual o peor, me explico: asesinan o desaparecen a un venezolano e inmediatamente salen los mediáticos a mostrarnos como los yanquis torturan y asesinan a su gente o como los paramilitares y sicarios, tienen sometida a Colombia y existen algunos que buscan acercarse más y ponen “afrodescendientes” para consolarnos. Esta matriz de opinión solo busca ocultar la incapacidad de los que dirigen las instituciones responsables para minimizar, la delincuencia, controlar la especulación y los vicios.
 
Lean la denuncia del defensor del pueblo, denuncia tardía pero conocida por todos desde hace tiempo, se parece a la denuncia a destiempo de una dama influyente que conocía la tendencia de un presunto violador, que logró una víctima más que pudo haberse evitado, pero que calló por vergüenza, ¿Por qué callaría el actual defensor cuando en otros cargos se enteró de la muerte de Sabino Romero? es que nunca leyó su historia, ni supo de su denuncia sobre el peligro que corría, y que fue desestimada, no escuchada por la vicepresidencia y ocultada con las cortinas del canal del estado. Seguirá callando y algún día abrazará a la familia de Alcedo Mora, para decirle que ha sido un caso emblemático pero no  el único, si no que fueron muchos más los desaparecidos y asesinados; aquí se aplican las dos versiones:
 
Mal de muchos será el “consuelo de tontos” para el pueblo bolivariano, revolucionario y chavista, que verá diluida las denuncias con el tiempo y neutralizada con los ejemplos de violación de los derechos humanos en otros países, condenables también, pero que son utilizados para minimizar los que sufre el pueblo venezolano. Mientras que, el mal de muchos será “orgullo de necios” para los que cometieron el agravio con el fin de ocultar sus delitos y los que callan o producen el argumento de conformismo que los hace cómplices, malos venezolanos e indignos representantes del pueblo.
 
Lo que más me duele es ese pueblo obnubilado, tanto el que ignora la realidad como el que no la acepta, los fanáticos quedan a fuera; porque no es posible que los que se creen o dicen ser socialista, bolivarianos y chavistas, sigan manteniendo la tesis de culpar de todo lo que pasa, al imperialismo y a una dirigencia opositora devaluada y sin proyecto verdadero; a la que en el fondo rechazan los que votan por ellos. Mientras se siga negando, que existe una incapacidad evidente en la dirección del proceso bolivariano y se siga aceptando que nos manejen como borregos, esperando que la solución caiga del cielo o que la providencia  nos mande otro mesías que nos salve; estaremos condenados a repetir la historia que nos mantiene como pendejos ante el mundo.
 
 Es inaceptable que los que dirigen o quieran dirigir, estén utilizando el miedo, la ignorancia de los derechos y el chantaje, para que se siga votando por ellos. Pensemos un poquito y reflexionemos cuando nos hablan de: “sí vuelve la derecha lo perderemos todo”, si eso pasa; los únicos responsables seremos los revolucionarios que no supimos educar a un pueblo para defender sus derechos; o los que dicen: “de que se quejan si la revolución les ha dado vivienda, pensiones, matrícula escolar y universitaria, etc.”,  cuando todo esto es obligación de cualquier gobierno, además cabe preguntarse si los recursos utilizados para estos beneficios concuerdan con los resultados obtenidos; para esto la Constitución Nacional consagra el derecho a que el pueblo exija una auditoria ciudadana, que ninguna institución pública adelanta a pesar de un grupo de compatriotas que hacen todos los esfuerzos por activarla.
 
Que el pueblo despierte y reflexione sobre los argumentos que utilizan nuestros actuales dirigentes, la mayoría da plazos que no se cumplen o toman medidas que se convierten en bumerán, lo malo es que no les pega a ellos que se protegen con poderosos escudos, sino al pueblo es que le da de lleno, rompiendo sus esperanzas y sus sueños. La única salida es que el pueblo tome el control del poder, es decir, rechazar la manipulación que se hace desde la oposición y de los actuales gobernantes a los que no se les puede llamar de izquierda o socialistas porque hasta las excepciones han callado ante la incapacidad y la ineficiencia.
 
No aceptemos más que sigan con la estrategia  de mostrarnos las debilidades de otros pueblos para que nos conformemos con una situación que no nos merecemos. Que no se cumpla el refrán “Mal de muchos, consuelo de tontos y orgullo de necios”. Que el pueblo no acepte que el CNE decida quienes pueden ser candidatos o no, que la comunidad que logre conseguir las firmas necesarias para su elegido a representarlo en la asamblea cuente con toda la legalidad que se requiera para su postulación. Que se haga valer la constitución que en  su artículo 5,  expresa:
 
Artículo 5. La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.
Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.
Hablando de soberanía no nos dejemos llevar por los agoreros del desastre que meten miedo con la guerra, cuando lo que se quiere es  imponer el respeto.  Que el “Esequibo es nuestro” no quede solo en un lema o consigna populista, que me hace recordar la canción de Trino Mora “…no hay que ser venezolano de la boca para afuera ni cantar alma llanera para sentirnos mejor…”
 
Para finalizar les recomiendo leer los artículos del compatriota José Ovalles, que nos ayudarían a reflexionar sobre el tema tratado y se logre unir verdaderamente voluntades que produzcan el Golpe de Timón que debemos dar cuanto antes, si realmente queremos tener una Patria digna y soberana:
“Con militontos no se hace revolución”
 
 ”Pendejos de la Patria uníos”
 
Y a Marea Socialista, que no se deje llevar por los que quieren que haga una especie de pacto de punto fijo; a su alrededor solo deben estar aquellos que siempre le han hablado con la verdad al pueblo, por eso aquellos funcionarios o exfuncionarios que quieran estar a su lado antes de hacer su crítica o revelar malos manejos, debe explicar y convencer al pueblo de porque callaron mientras se encontraban en ejercicio; de lo contrario sólo serán un peso muerto, que perjudicara el crecimiento y elevación del movimiento revolucionario de marea Socialista,  como fuerza representativa para el pueblo que busca rescatar la dignidad de la Patria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2838 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a209654.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO