El asesinato de Serra reúne todas las características de un crimen cometido por paramilitares

Luego de escrito el artículo donde señalábamos el mensaje semiótico que encierra el asesinato de Robert Serra y de María Herrera. A los fines de cerrar con este tema, y señalar algunos elementos que permitirán dilucidar las características y del por que el asesinato de estos compatriotas reúne, desde mi punto de vista, todas las características de los crímenes que mercenarios y paramilitares en Colombia han cometido. Y para que hechos criminales de esa naturaleza, no sean vistos con impasividad y naturalidad por nuestra sociedad, lo cual los haría mucho más peligrosos.

En cuanto a la exhibición de cadáveres como trofeo de guerra, sobre todo de cuadros políticos revolucionarios que se han constituido como mártires, me había faltado señalar al guerrillero heroico, Ernesto “Ché” Guevara La Serna, quien también fue exhibido su cadáver luego de su fusilamiento, pensando que con el mismo, aplacaría el espíritu de rebeldía de este continente. Pues se equivocaron.

Aunque más temprano que tarde deben determinarse las verdaderas razones sobre la muerte de nuestro Comandante Eterno, Hugo Chávez, no podemos olvidar que otro morboso grabó imágenes del cuerpo sin vida del Comandante en el hall de la Academia del Ejército de nuestra Universidad Militar Bolivariana de Venezuela (antigua Academia Militar) por algunos segundos, y subió dichas imágenes por youtube, las cuales aún están. No es que tenga un complejo conspiranoico ni mucho menos pero, ¿Por qué alguien grabaría el féretro que contiene los restos inmortales de nuestro Comandante Supremo, Presidente siempre invicto? ¿Sería para cerciorarse de su obra, y de que estuviese “bien muerto” y pensando que con él moría su obra y la Revolución Bolivariana? Dejó esa interrogante para el debate fecundo, respetuoso, constructivo y creador.

Lo cierto del caso es que, durante la convalecencia de la enfermedad de Hugo Chávez, hubo una proliferación de “médicos” y “oncólogos”, opinadores de oficio, que sabían más de cáncer que muchos especialistas. Ahora, en este año 2014, en los casos de Otaiza y Serra, por mencionar los más impactantes y recientes, ahora hay más de uno que es más investigador y especialista en la investigación criminológica que los mismos funcionarios del CICPC o del SEBIN, a los fines de tratar de desvirtuar los verdaderos móviles de la comisión de estos horrendos crímenes.

Con los comentarios que haré a continuación, no pretendo en lo absoluto en erigirme en el non plus ultra de la investigación criminal, de la determinación de las verdaderas causas del asesinato de Robert Serra y María Herrera, eso se lo dejó a nuestros cuerpos de seguridad e inteligencia del Estado y al Presidente de la República, Nicolás Maduro, quienes en el momento en que consideren oportuno, y cumpliendo con los preceptos constitucionales y legales, darán detalles del móvil y las circunstancias de como asesinaron al diputado más joven de nuestro Parlamento, y a su asistente. Pero sí desmontar, a aquellos que tratan de presentar estos hechos bajo el móvil de hampa común, de sembrar dudas e incertidumbres sobre la labor desempeñada por nuestros organismos, a los fines de incentivar la impunidad y cobrar réditos políticos a este respecto, pues es nuestra obligación moral desmentirlos y desenmascarar a esos “periodistas” y comunicadores interesados en que no se conozca la verdad de lo sucedido el pasado 1 de octubre de 2014 cuando asesinaron a nuestros nuevos mártires.

En cuanto al asesinato de Serra, y del por que para mí fue un hecho cometido por paramilitares, hay algunos detalles en cuanto a su muerte que es importante destacar, desde un punto de vista científico y no morboso, para aquellos que siguen poniendo en duda que el imperialismo y el paramilitarismo existe.

El cuerpo de Robert mostró al igual que en el hallazgo del cuerpo de Eliécer Otaiza, altas torturas. Se presume que las puñaladas fueron dadas con un punzón , a los fines de producir hemorragia interna y no derramar sangre en el piso o en el cuerpo que pudiesen marcar huellas dactilares o dejar huellas de zapatos, además de que fueron en varias partes de su cuerpo, pero fundamentalmente en la zona toráxica, del lado izquierdo. Golpearon todo su cráneo hasta agrietarlo, eso sin contar las hematomas que le dejaron en el rostro. Una operación “quirúrgica” en términos militares impecable, y eso no lo hace hampa común o personas que por motivos pasionales cometan este tipo de crímenes horrendos.

También quiero hacer una crítica constructiva a nuestros sistemas tecnológicos de seguridad, puesto que aún las fotos morbosas del cadáver de Robert siguen circulando en la red. No basta con bloquear infobae. Fíjense por ejemplo, y me lo señala uno de mis lectores, como en el caso del horrendo crimen cometido hace algunos años contra el periodista del canal RCTV, Javier García, en donde se presume que llevó a un gay a su apartamento y luego este lo coció a puñaladas, las fotos de su cadáver trascendieron a la internet, pero en este caso, el CICPC inmediatamente las sacó fuera de circulación, además que en tiempo récord dieron con el tipo que las publicó y lo encarcelaron de manera inmediata. Además de resolver en tiempo récord el caso del asesinato de Jorge Piñango, por ese entonces Subsecretario de la Conferencia Episcopal de Venezuela, a quien le sucedió algo muy parecido a este periodista de RCTV en el Hotel Bruno en Sabana Grande.

Por eso, las fotos de Robert forman parte del plan y no son una mera casualidad, ya que es como subirle el volumen al plan de terrorismo que viene ejecutándose en este momento, además del mensaje físico y simbólico que encierra (Además ocurrió en una parroquia cercana al Palacio de Miraflores, sede del Poder Ejecutivo Nacional, y es una “advertencia” para nuestro Presidente Obrero e hijo de Chávez, Nicolás Maduro). No hay que ser un sesudo analista para entender que quien publicó esas fotos, pretende transmitirnos un mensaje.

Hay algunos elementos que es importante señalar en este análisis:

1.- Lo presentan desnudo: ¿Por que publicar las fotos de la morgue y no las del sitio donde fue asesinado, donde quizá había más de una persona con celulares etc?. Pues necesitaban mostrarlo desnudo porque eso significa despojo, simpleza, sin nada, y para el común de los mortales la desnudez genera vergüenza, que precisamente es uno de los sentimientos que la derecha necesita generar dentro de la masa que apoya a la revolución.

2.- El que vea ese par de fotos podrá ver también el ensañamiento que hubo con la parte izquierda del cuerpo de Robert, que señalabamos párrafos más arriba, si se observa la del lado derecho no se le ven mayores traumas. Casualmente el lado izquierdo, mato el izquierdo de los líderes y dejo el derecho limpio (aunque muerto también), no sé si me esté fumando la pipa de la exageración y con hierba de paranoia pero del lado derecho no se ve nada, definitivamente hay un ensañamiento con el lado izquierdo del cuerpo, que casualidad.

Por otro lado está el hecho que solo trascendieron dos fotos, una del lado derecho y otro en el izquierdo ¿Por que no hay fotos en otros ángulos ?.

3.- Lo mataron en su casa: De ser cierto que los escoltas estaban implicados pudieron asesinarlo cuando estuviera solo, con un francotirador saliendo de la casa u oficina etc. ¿Por qué en su casa? Nuestra casa psicológicamente (para el común de los mortales) es nuestro sitio más sagrado donde reposan nuestras cosas más valiosas. Es nuestro sitio de descanso, nuestra seguridad donde solo recibimos a quienes queremos y apreciamos. Ellos quieren decir vulnero tu casa, tu seguridad tu familia, tus allegados* (ver siguiente punto) etc. Si lo hago con Él (uno de los consentidos de Chávez ) de esta forma que no podré hacer con el resto. No entiendo cómo ni porque (de ser cierto que los escoltas están implicados) accedieron a dejar que el homicidio fuera en su casa y no en un espacio abierto y público donde ellos pudieran excusarse mejor. Esto me refuerza mi paranoia de que se manejó mucho billete, porque por muy brutos que sean esos escoltas sabrían que al asesinarlo en su casa, estarían presos en menos de lo que canta un gallo.

4.- Mataron su asistente (mujer): ¿Por que matar a la asistente (una mujer)?. ¿Por que no lo asesinaron solo? Ellos quieren decir: mataré a todos tus allegados (familia, amigos, etc) no me interesa el género. A mi entender no había necesidad de asesinar a su asistente, no hay que ser científico para darnos cuenta de lo que dijo el Presidente Maduro (ellos tenían esto planeado desde hacía tiempo) por esa razón señalo que este doble homicidio representa una elevación del nivel de terror en Venezuela buscando desmoralizar nuestro liderazgo y nuestras masas.

Conclusión:

Los asesinatos de líderes que hemos visto desde Danilo Anderson hasta José Odremán han sido termómetros para medir el nivel de temperatura de la masa de pueblo que acompaña este proceso.

Hay dos cosas que a mi juicio son muy interesantes y que no se si Uds han podido observar, la reacción de la “justicia” en estos casos ha sido muy lenta o fracasada, en comparación con la respuesta que se recibe cada vez que matan un cura o un periodista como el caso que les mencioné en los párrafos iniciales.

Pero el que más relevancia tiene para mi es la respuesta cada vez más fría que veo en la masa revolucionaria en cada uno de estos homicidios. Esto se está volviendo un poco común y las respuestas son cada vez más frías.

Lamentablemente el terrorismo no podemos combatirlo con Amor esa es mi posición, eso se hace con la inteligencia y mucha fuerza, aplicando los mecanismos que sean necesarios. Pero no debimos esperar a que llegaran a los líderes nacionales, esto lo debimos atacar desde que empezaron a matar líderes campesinos.

Por estos elementos, y por otros más que deben ser revelados por nuestros cuerpos de seguridad e inteligencia del Estado Venezolano, y por el Presidente Obrero, Nicolás Maduro, es que el asesinato de Robert Serra, María Herrera y Eliécer Otaiza han sido producto, de acuerdo a los indicios, de una acción claramente mercenaria y paramilitar en la Patria de Bolívar y Hugo Chávez.

El hacer mención de esto no me regocija en lo absoluto, ni me complace, solo que he querido resaltar, además de algunos elementos que me han parecido importantes, abrir los ojos a nuestro pueblo y que estemos claros ante lo que nos estamos enfrentando. Espero con ello haber cumplido con mi objetivo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4265 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a196716.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO