Serra… el Abel de la revolución

Que iba a pensar Robert, que este año sería su fin? Cuando estaba encaminado a ser el guía de una juventud que llegaría a la Asamblea a seguir su ejemplo.

Su muerte es un crimen por encargo, ya lo había pronosticado el tal Saleth, expulsado de Colombia por conspirador. No era ese el objetivo? Está claro que la mente más revolucionaria, la punta de lanza contra la oposición, el denunciante de Borges y Muchacho era el objetivo, había que golpear duro a la Revolución en donde más nos ha dolido, al mismo corazón del movimiento, que teníamos en Robert la esperanza de un futuro mejor y la continuidad en la lucha.

Fue el Abel, quien pagó su osadía de seguir fiel al legado de Chávez, su asesinos serán castigados, de eso no hay duda y su recuerdo permanecerá como llama ardiente alumbrando el camino de la revolución que ahora se hará más fuerte regada con su sangre. Bondad hecha hombre y compromiso con los más necesitados que ven perder el apoyo que siempre les brindó. Esa mano abierta sin egoísmo y con entrega como lo enseñara el Líder Hugo Chávez.

No nos pueden hacer daño, esta muerte programada por las mentes más crueles ha sido su sepultura en la política de ahora en adelante, los seguidores se han dado cuenta de la crueldad, el fascismo y el poco valor que le dan a la vida , para pretender que un pueblo los lleve a Miraflores, Cuan equivocados están quienes destruyeron la vida del Abel de la revolución porque lo que han hecho es partir en mil pedazos llenos de vida y revolución su cuerpo que fecundará y se potenciara en millones de almas que le lloran pero que le agradecen su sacrificio por la Patria.
No le deseo paz a sus restos porque estoy seguro que no se quedará en paz, mientras exista en el País este cúmulo de asesinos que masacran su pueblo, como lo hicieron en las guarimbas y en el llamado a pagar la arrechera contra la gente inocente. NO TIENEN PERDON y aquellos que les siguen llevaran en su conciencia el remordimiento de haber sido cómplices de la muerte de la más joven promesa de futuro para la Patria.

SEGUIREMOS EL CAMINO QUE NOS ENSEÑASTE, y te doy las gracias por todo lo que hiciste por los pobres, tarea callada y silenciosa llena de amor y de entrega. Nos encontraremos algún día, no muy lejano y charlaremos junto a Chávez por la eternidad.
NO SE DEBE SER DEBIL, SI SE QUIERE SER LIBRE


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2629 veces.



Antonio Daza


Visite el perfil de Antonio Daza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Daza

Antonio Daza

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a196090.htmlCd0NV CAC = Y co = US