¡Basta Israel!

Hoy rompo el silencio, pensé que escribir sobre Palestina era decir lo que ya se ha dicho miles de veces y llegar a la misma conclusión: Los sionistas son unos H….de P.

No hay otra manera de describirlos con mayor exactitud. ¿Pero qué podemos hacer? ¿Cómo es posible que esos bastardos maten niños, mujeres y población en general, excusándose en una supuesta respuesta contra “los terroristas” del Hamas?

Siempre serás terrorista, mientras asumas una actitud de rebeldía o de la autodefensa. Eres terrorista mientras no te dejes asesinar y dejar que destruyan tu familia de igual forma.

En el año 2006; recién de haber asumido como editor de un semanario de izquierda que existía en Valera, edo. Trujillo; tuve la oportunidad de entrevistar a muchos miembros de la comunidad palestina radicada en este estado y desde ese momento me une una gran amistad con ellos.

Esa experiencia me hizo conocer y profundizar en la gran tragedia que aqueja a ese heroico pueblo. Pongo por ejemplo como sionistas, en cada conflicto asesinan a niños, sin ningún tipo de misericordia ni justificación.

En ese año viví con mis amigos su sufrimiento e impotencia y entendí que hace que tú, después de ver a tus pequeños hijos destrozados por las bombas, ver los pedazos de sus cuerpos llenarte de explosivos y detonarte para matar la mayor cantidad de asesinos sionistas.

Tres años después; año 2009; conocí la “Operación Plomo Fundido” y recuerdo las imágenes; en fotos y en videos que me llegaban de diferentes fuentes. Reconozco que a pesar de estar curtido en las lides del periodismo y habiendo visto muchas cosas; que supuestamente me tienen que haber endurecido; lloraba como un niño, haciendo mío el dolor de aquellos padres que recogían a sus hijos destrozados por las bombas. Soy padre.

Recuerdo las fotos de pequeños amarrados a los carros de combate de los sionistas como escudos humanos, cuando estos se acercaban a las posiciones de los combatientes de Hamas y Hezbola. Vivo cien años y no podre borrar de mi mente las caras de terror y desesperación de esos pequeños, sus pantalones orinados de ese miedo que carcome los huesos.

La pregunta es: ¿Qué clase de bastardos mal nacidos, que clase de malditos hijos de las cien mil putas pueden hacer eso, de amarrar niños de cinco años y usarlos como escudos humanos?

No me da pena decirlo; llore y lo hice mucho; cuando vi esas imágenes. Me sentí afectado; tengo un varón de nueve y una niña de siete. Imagínense si por fotos me afecte; yo un hombre “curtido”; como sentirá esa raza heroica y sufrida ver como sus más pequeños son víctimas de ese pueblo maldito.

En conversaciones con amigos que han vivido en estos territorios ocupados me han comunicado que en tiempos de “paz”, si antes llegabas a un sitio en 20 minutos, ahora llegas en cinco horas por los controles que han colocado los sionistas. Además corres el riesgo en el peor de los casos ser detenidos y en el mejor que no te dejen pasar cuando le caes mal a un soldado israelí.

Otro caso que me contaron que hay territorios en donde no llegan alimentos; por los controles; muchos niños no saben lo que es el sabor del azúcar o de caramelos y golosinas.

Viví en ese año la tragedia de esos hermanos. Hice un trabajo especial sobre eso en ese semanario. Fue horrible lo que hicieron con los habitantes de la Franja de Gaza. He seguido la tragedia palestina y ya es necesario que el mundo diga “Alto” a estos pueblos.

Ahora esta ofensiva sionista tiende a convertirse en la peor masacre contra el pueblo palestino.

Leí con asco hoy en las noticias internacionales como Obama y las grandes agencias de noticias justifican la matanza de más de 780 civiles. ¿Qué hace el mundo?

Nada, absoluta mente nada…. Es necesario investigar y castigar los crímenes sionistas.

Lo mínimo para los sionistas un juicio de Nuremberg, y si no seremos cómplices de la destrucción de este pueblo hermano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1503 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales