(Los Vigilantes y Las Vigilantas ¡Dizque! Privados y Privadas)

Camarada Hugo Rafael Chávez Frías la cosa es con usted porque no tienen quien los defienda

Un gremio tan útil para las trampas capitalistas, como lo son, los servicios de VIGILANCIA ¡Y qué! Privada, aun no se entiende ¿Cómo es posible que con una ley tan avanzada como la Ley Orgánica de las Trabajadoras y los Trabajadores  de Venezuela, aun no se hayan dictado medidas severas y determinantes para la protección de los  Hombres y Mujeres (Los Vigilantes y Vigilantas privados y Privadas) que día a día realizan enormes esfuerzos para proteger su fuente de trabajo, engordando las arcas de algún funcionario de algunos de los distintos organismos de seguridad  del Estado que haya quedado cesante por ladrón o por la honrosa vía de alguna jubilación prematura, que tuvo la buena pro de que le dieran o se le otorgara un permiso para implementar o montar una empresa “fantasma” de seguridad?

Yo les voy a echar el cuento, pero de antemano les digo que este cuento, a pesar de haberlo vivido en algún momento de mi vida, porque pertenecí a ese gremio explotado de por vida, en los actuales momentos no lo conozco, aunque se mucho de él, debido a los amigos que tengo dentro del mismo, y para no ir muy lejos, le puedo nombrar el bendito cuento de las cooperativas de seguridad, que prestan sus servicios de seguridad en la industria petrolera PDVSA, cuando el camarada Rafael Ramírez le meta el ojo a profundidad a esas cooperativas y se entere del gran y enorme desastre y el despotismo con que algunos personajes manejan esas cooperativas, es muy probable que los camaradas que administran esas cooperativas, dejen de ser mis camaradas, y me convierta en el pajuo más odiado de los cooperativistas capitalistas que tienen en PDVSA, a menos que ¿…? Mejor guardo silencio; y no digo más nada, tan solo para que hablen con Bartolo ¿Verdad mi Sargento? Y pueda decir las cosas que pasan con las cooperativas de seguridad

Lo muy cierto del caso es que los hombres y mujeres que trabajan en esas fantasmas empresas de seguridad Privadas, pasan el trabajo hereje, debido y motivado al hecho de que, a estos y estas camaradas, los dueños de estas empresas los tratan peor que a los esclavos de  cuando éramos colonia; y debido a este mal trato que hacen con estos camaradas, en cuanto a la explotación  laboral de hacerlos trabajar 24 horas por 24 y muchas veces hasta se tienen que redoblar en las guardias, porque el relevo no le llego, y la empresa tiene tanto compromisos, que no se da abasto con el personal para cumplir las obligaciones contraídas con las residencias y los distintos comercios, luego entonces, estos camarada y compatriotas, son descuartizados y humillados, en cuanto a la incapacidad que demuestran en los servicios, quedándose los compas dormido en plena faena laboral, lo que amerita una sanción disciplinaria por parte de la empresa y la denigrante estigmatizacion por parte de los dueños del local o de los propietarios de las residencias en donde prestan seguridad, que independientemente de cualquier reclamo del cliente, siempre va a cobrar sus honorarios completos, pero el vigilante sancionado, debe cumplir la jornada laboral hasta el otro día; pero ese día de labor, no es reflejado en el cobro de su salario, porque la amonestación disciplinaria que les aplican es el denigrante descuento del día de salario laborado para la empresa ¿Se entendió?, es decir, se saltan a la torera las leyes legales vigentes de la República, estos mercaderes de la miseria humana en lo que a materia del derecho laboral se refiere.

Desde mi  humilde opinión y a pesar de no conocer a fondo de algunos intríngulis del problema, estimo que para la protección efectiva de los derechos de estos y estas camaradas de los servicios privados de seguridad, es necesario que el Estado como garante y obligado como estas por Ley y por Constitución de la tutela efectiva de los derechos laborales  de los Ciudadanos y Ciudadanas de la República Bolivariana de Venezuela, debería crear un Organismo especial Gubernamental aparte del Ministerio del Trabajo, que se encargue específicamente de hacerle un riguroso seguimiento a estas empresas de seguridad privadas, ya que la constitución de las mismas deja mucho que desear, eso sin contar, lo enmarañados permisos que se les otorgan a sus propietarios.

Sé que esta no es la mejor información que se pueda otorgar para una exhaustiva investigación, pero por algo se debe empezar, mi camarada comandante y le garantizo que se van a dar colita los investigadores cuando den con el filón de oro;  de los tramposos empresarios de la seguridad privadas, que privan a sus trabajadores de los beneficios que les otorga la ley.

CHÁVEZ es el camino, CHÁVEZ es la razón

Sin Chávez no habrá ¡Patria! ni Revolución

cabacote@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3399 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social