La explosión en Amuay: Una advertencia al pueblo de una oposición desesperada

Ω

      Una oposición sin líderes, con figuras del pasado nefasto de la IV República i de una oligarquía nazi-fascista-sionista, amargada por haber perdido el poder i los privilegios que le permitieron robar, sin límites, al punto de tener más de 400.000 millones de dólares en el exterior; clase burguesa que siguen ganando dinero, pese a la revolución que ofrece libertades a todos, i que están convencidos, pese a la parodia de otras veces, de prepararse para cantar fraude, que no les dará resultado por la amplia derrota que experimentarán el 7 de octubre; pero tienen sin lugar a dudas, como plan B, la desestabilización. Sin embargo, como la versión mediática en el país i en el exterior, a pesar de lo recia, traicionera i falaz, ya no los hace creíbles por el pueblo, i están siendo descubiertos como tremendos embusteros en el exterior (especialmente en Washington  donde saben que están botando los dólares por ser brutos hasta para mentir) la desestabilización se profundizará hasta las más terribles atrocidades que son: por una parte el intento de magnicidio (como se intentó más de 600 veces contra Fidel) i la otra, promovida por una dama que con razón se le retrató en un suplemento periodístico, calificándola como traidora a la patria, que es la invasión soñada i anhelada por tantas ratas con faldas i tacones que la siguen, en el país.

     El fraude es un canto de alcatraces, de voz ronca i pico grande, mui adecuado para cargar allí, tantas mentiras, calumnias i odios ancestrales que ya no les cabe, en sus diminutos cerebros; pero los expulsan a diario. Roberto Malaver, con ese ingenio que tiene para expresar verdades contundentes con delicioso humor, al resumir que Chávez les ganó en el revocatorio de 2004 con un 58,25%, contra un 41,74%, recuerda la altivez con la cual muchos alcatraces cantaron fraude: Ramos Allup, Julio Borges, Enrique Mendoza Manuel Rosales, Antonio Ledezma, Gerardo Blyde, Carlos Ocaríz, etc. ofreciendo presentar las pruebas irrefutables, francamente demostrables, del inmenso fraude cometido por el Gobierno, contra esa cuerda de mediocres, que en la política nunca tuvieron ideología alguna, sino poder-cargos-erario i robos al por mayor. Los adecos, se vanagloriaban de ser buenos, porque robaban pero dejaban robar. Particularmente considero que el Poder Electoral, porque es un PODER, no solamente un Consejo Electoral, debería buscar asesoría jurídica para publicar un documento en el cual, ante esas circunstancias, los niños cantores, digo los alcatraces, pingüinos i caimanes cantores, deberían consignar la denuncia por escrito debidamente firmada por todos. Poner un plazo para la presentación de las pruebas, i de no hacerlo o ser manipuladas o falsificadas (acaban de demostrar que forjan o falsifican documentos). Si no hai prueba alguna, deberían pagar con multas i prisión, especialmente los cabecillas, e inhabilitarlos políticamente de por vida.

      La otra parte del proceso de desestabilización, como ya dije, es el asesinato del presidente, de quien dice Roberto Hernández W, “que ningún gobernante, después de 1830, ha hecho tanto por el bien del país y del pueblo” o si no es una invasión (aunque “las peras, parece que económicamente no están para el horno”), como dice este brillante intelectual Luis Brito García, “la intención de los Estados Unidos ha sido siempre provocar una guerra entre Colombia y Venezuela, para luego quedarse con las ruinas de los dos países”. Esa es la política evidente de la contrarrevolución. De este modo son muchos los que compartimos la opinión de Eva Golding, cuando expone “que no es la primera vez que hay saboteo contra el Estado previo a elecciones” al referirse a lo que acaba de pasar en la gran Refinería de Amuay. Una explosión que se ha constituido en una tragedia nacional, por la cantidad de muertos i heridos, i por ser algo que la oposición estaba esperando, de manera que otros se preguntan ¿Tragedia o atentado terrorista? (Julio César Colmenares) porque extraña un suceso 4 días antes de celebrarse otro simulacro electoral, con lo cual promueven confusión i desestabilización. Lo mismo se pregunta Nicmer N. Evans: ¿Saboteo o tragedia real? I Jesús Santander  ¿Tragedia o alegría i Show para la oposición? Schemel piensa que es el evento que necesitaba la oposición i Javier  del Valle Monagas, nos lanza un alerta. ¡Alerta que viene un golpe! Esta son expresiones u opiniones de muchos que siguen el proceso revolucionario por APORREA, donde otro con lógica elemental había dicho ¿Qué cuesta pagar a un sicario o a un traidor para que ocasiones una explosión? que posiblemente ni los autores intelectuales (que presumo son muchos i bien conocidos) no imaginaron sus consecuencia. Eso lo descubre, las mismas estupideces que empiezan a difundir: que va a escasear la gasolina, o alguno que se identificó como uno de la antigua méritocracia: Toro Hardy (creo que se escribe así) que con voz ni tanto de toro, dijo que el problema se gestó, cuando despidieron a miles de obreros i funcionarios de PDVSA después del Paro Petrolero; olvidó que los funcionarios poco sabían de petróleo, excepto sacar dinero a bojotes, i los obreros, no fueron despedidos sino que se fueron acompañando a sus amos. I los que se quedaron, han movido la industria con éxito. ¿Eran acaso imprescindibles? No. Para mi juicio de escritor, ya llegará el día en el cual se sepa que fue un saboteo, i si bien es tragedia por las pérdidas humanas irreparables para sus familias, debemos recordar (aunque los anti Benedetti, deben pensar que la memoria lo que está es llena de olvidos) en Venezuela, en la IV Repúblicas, hubo dos tragedias más grandes. La tragedia de Tacoa con 145 víctimas, i unas 250 en total, como afectadas, el 19 de diciembre de 1982; o la Tragedia de Tejerías el 28 de septiembre de 1993, por la explosión de un gasoducto en la autopista del centro, con 53 muertos i 70 heridos, en los tiempos en los cuales PDVSA tenía al ladrón de Luis Giusti al frente.

     Por eso ahora, estas noticias exageradas  (¡cómo será en la Europa quebrada i con explosión de crisis económica, especialmente en España) han sido refutadas por el presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, demostrando que tenemos reservas de sobra para producir gasolina,  que la refinería no sufrió daños i que son tres refinerías en total, mientras los daños son en el área de almacenaje; i protestan también los trabajadores de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores de Venezuela, quienes calificaron de cobardes i tendenciosas las declaraciones hechas por los integrantes de la oposición; aunque ya veremos que, batiéndolas como huevos para hacer tortillas, la Basura Bocagrande,  como lo llama Mario Silva, inventará mil mentiras más.

     ¿Será entonces que las instrucciones sobre seguridad, que ofreció el ex presidente delincuente del país vecino, al paranoico que declinó su postulación en la mesa de la supuesta unidad (MUD) para hacerse cómplice del otro paranoico, le indicó realizar explosiones grandes, además de las inoperantes guarimbas? ¿Será que cambiaran bombas por guarimbas?  Por esa razón otro de los colegas escritores que mencioné, alerta respecto a las Empresas Básicas de  Guayana. No olvidemos que el asesor de seguridad, más allá de la frontera oeste, dejó poner tres bases militares norteamericanas que en total llegarán a nueve; que en una ocasión nos metió paramilitares en la granja del hermano de María Conchita, la que tiene piernas pero no cerebro; que secuestró a un perseguido por él, en nuestro territorio i que es pecador confeso de que no invadió a Venezuela, porque le faltó tiempo, o tal vez, aquellas que cuelgan i unas ardillas hicieron desmayar, a un soldadito de penacho negro, de la reina Isabel II. No sé por qué, la lógica intuitiva me dice, que la explosión fue intencional o provocada; i lo mismo, respecto a que, sospechosos sobran i llegará el día de ser descubiertos. Entonces ¿Continuará la Impunidad? Por lo menos me queda el consuelo, en lo dicho por Britto García, las fuerzas  del norte “ya se sirvieron de él, y no están dispuestas a que él se sirva de ellas”. I refiriéndose también a este can, sin K, que vocifera contra nuestro país i su presidente, expresó: “Perro que ladra no muerte, sobre todo, si no mordió mientras pudo”.   robertojjm@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3490 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a149078.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO