Sobre la injusta condena al presidente Chávez por los casos de Joaquin Pérez Becerra y Julián Conrado

He observado con atención, paciencia y sobre todo asombro cómo una izquierda nacional e internacional ha venido condenando al Presidente Chávez por las extradiciones de de Joaquín Pérez Becerra y Julián Conrado. Las críticas se hacen como si la revolución bolivariana, si señores y señoras REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, con mayúsculas, fuese un acto administrativo sin contexto y solo reducible a la consigna de que "los revolucionarios no entregamos revolucionarios".

Quiero entender el pedimento básico de quienes inundan APORREA y mandan comunicados a diestra y siniestra por INTERNET. Se trataría de que el Presidente Chávez debe cuidar la integridad, la libertad, el libre tránsito de dos camaradas de las FARC que han decidido estar, pasar o vivir en nuestro territorio.
 
O SEA, no es obligación revolucionaria de los camaradas Joaquín y Julián cuidar y velar por la REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, que es la vida y la obra no solo del presidente Chávez sino del noble pueblo venezolano y todos los pueblos del Sur del planeta y de cientos de pueblos, hombres y mujeres de otras latitudes.

 

O SEA, aparte de conducir los procesos de transformación que son la esperanza del mundo oprimido, Chávez debe estar pendiente del itinerario temeroso de todo el que pase con por nuestras tierras con un expediente de la DEA,LA CIA,EL FBI, la pea, la vea. Pareciera que se olvida la salsa en la que nos tienen, pareciera que estos sectores desgarrados por Joaquín y por Julián, pretenden que Chávez en una suerte de infantilismo de izquierda dijera al mundo me rebelo en solitario contra todo, los tengo pero no te los doy..

 

Miren estimados camaradísimos (as), el presidente Chávez ha sido uno de los aliados más NOBLE del movimiento popular y revolucionario de Colombia, sino recuerden el ridículo PLANETARIO al que expuso las FARC a Chávez con la supuesta entrega de Clara Rojas y su hijo, donde esa organización mantuvo hasta último momento que entregaría niño y resulta que no lo tenía en su poder desde hacía más de año y medio. Pusieron a Chávez a montar un operativo internacional con presidentes movilizados hasta el Casanare (recuerdan a Kirschner en un rapio de sol en Yopal) para la supuesta entrega y los camaradísimos de las FARC NUNCA APARECIERON CON EL NIÑO. En ese momento  no leí chorreras de comunicados exigiéndole a las FARC que cuidaran a la revolución bolivariana y a Chávez, quien discretamente y revolucionariamente solo dijo en Caracas quedaba gracias "a dios porque al menos el niño estaba bien". Nosotros los revolucionarios (as) venezolanos (as) nos metimos la lengua en el lugar más oscuro del cuerpo por respeto a Marulanda a su Estado mayor y a su digna lucha guerrillera.

No señores (as), con todo el currículo revolucionarios que ustedes exhiben, y la pedante altisonancia con la que se refieren a Chávez, les digo humildemente que están en un error de apreciación de la situación generad, no por la revolución bolivariana ni por Chávez, sino por (espero) individualidades de ese histórico movimiento armado del hermano pueblo colombiano.

VIVA EL PRESIDENTE CHÁVEZ, JODA, EL ÚNICO REVOLUCIONARIO QUE HA LOGRADO LAS MAS SIGNIFICATIVAS UNIDADES PARA DAR AL CARAJO CON EL DOMINIO IMPERIAL.

yarisma.unda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2430 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas