Pildoritas 64 (año 04)

TENIA QUE SER EN CÑN

No lo vi. ni oí pero me contó casi horrorizada una persona de mi absoluta credibilidad, lo que acababa de presenciar a través de la pantalla de su televisor cuando sintonizaba CNN en español y entrevistaban a un politólogo y le preguntaban su opinión sobre los resultados de la primera vuelta de las elecciones del Perú y quien pensaba que podría ser peor, entre los dos más votados para la segunda vuelta: La hija de un asesino y condenado por delitos de lesa humanidad, o el amigo de Chávez. Pues bien el entrevistado, en una demostración de su odio, de su desinformación, de que lo que tiene en su cabeza es una ensalada de boñiga e ingredientes cultivados en los albañales y cañerías, no dudó en responder que entre los dos era preferible la primera, porque el “amigo de Chavez” representaría un gran peligro para el Perú.

En primer lugar, es tan grande el odio, el sesgo la falta de ética y la inmoralidad de quien como la entrevistadora hace una pregunta en la que compara dos situaciones que no aceptan tal pues la relación no existe y en segundo lugar es una muestra de hasta dónde han llegado los medios de comunicación que se atreven a colocar sobe la mesa un tema que ofende a un Presidente como el nuestro y con el a la mayoría del pueblo venezolano al equiparar a un convicto, asesino y condenado por la justicia con un Presidente amado en todo el Continente.

QUÉ BUENO FUESE

Aporrea y otros medios reseñan lo que acaba de suceder en Uruguay donde la Cámara de Senadores aprobó el proyecto interpretativo de la Ley de Caducidad que permitió la amnistía de militares y policías acusados de violar los derechos humanos durante la última dictadura y que en la práctica significará la eliminación de la norma, de donde se deduce que dicha decisión deja sin efecto la amnistía concedida a militares y policías torturadores y asesinos.

Muy significativo el antecedente que no estaría para nada mal que pudiese emularse aquí, en nuestra Asamblea Nacional mediante una norma similar que permita que la magnanimidad de presidente, se pudiese revertir para que la cuerda de asesinos y violadores de los derechos humanos de tanta gente durante los días aciagos de abril no se siga burlando del pueblo y más aún hoy estén incluso ocupando cargos de gobernadores, alcaldes y diputados desde donde siguen conspirando y saboteando la obra de gobierno.

Es mi empírica opinión, sin ser jurista, habría que ver que piensa, por ejemplo Carlos Escarrá, quien es el coordinador Jurídico del PSUV, porque se supone que el presidente, él sí preñado de buenas intenciones y creyendo que un gesto como el tomado, para perdonar a tanto canalla podría contribuir a que esa gente reflexionara, no surtió ningún efecto en ninguno de ellos y por el contrario les dio alas para continuar en su empeño de salir de Chávez por cualquier medio.

Soñar no cuesta nada dice el refrán, pero quién quita y lo de Uruguay aquí se haga y por fin podamos los venezolanos de bien, que somos la mayoría, respirar tranquilos porque se haga justicia con tantas víctimas y tanto sufrimiento causado a tanta gente en solo 48 horas.


yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2751 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI