Inmorales reuniones climáticas

150.000 Millones de dólares en pérdidas producen los cambios climáticos cada año con 315.000 muertes en el mismo tiempo dice la CEPAL y el Foro Humanitario Global. Los países en vías de desarrollo culpables también por la deforestación, sufren el 90% de los impactos climáticos pese a que solo aportan con el 1% de las emisiones de gases contaminantes de efecto invernadero.

La cumbre de Cancún, una de las más inmorales que se tenga noticia llego a un acuerdo para establecer un fondo inicial con 30000 millones de dólares y  completarlo en el 2020 con 100000 millones de dólares para los efectos colaterales producidos por los cambios climáticos en las naciones en vías de desarrollo. Realmente ridícula la cantidad y el manoseo de lo que ellos llaman logros en complicidad con los medios de comunicación afines al G8, como creerles a estas naciones ricas que en las cumbres ofrecen dinero si en Haití, un año después, no han entregado el porcentaje comprometido de 14000 millones de dólares para la reconstrucción.

Es una simple consecuencia de la enfermedad de los cerebros de los representantes enviados a las cumbres climáticas, querer arremeter contra las leyes del calentamiento global, pues, a un grupo de personas sanas nunca se les ocurriría que puedan modificar o corregir dando más prorrogas por 10-15-20 años para recién empezar a reducir las emisiones de gases que alimentan el calentamiento global en un 3 a un 9%  a Estados Unidos, Brasil China, Europa, Japón, Rusia, y otras naciones sabiendo de antemano que esa posible reducción de los gases los efectos se verían dentro de unos 100 años por causas del efecto invernadero.

Puerilmente antojadizo, insensato y ridículo resulta en verdad, que la humanidad pase toda su vida en el vacío de la inacción de estas cumbres sobre el calentamiento global y deje atrofiar por completo la tierra llenándose de miseria, contaminándose a sí mismo cuando la gente puede esforzarse cuando quiera para hallar una razón y dar sentido a ese proceder con una mejor orientación en base al conocimiento.

Es y seguirá siendo un crimen las cumbres como las de Cancún y Copenhague, dos ultimas en donde la inmoralidad de los representantes salió a flote, es un crimen porque la humanidad confió en ellos por lo tanto es un crimen contra la humanidad, es de esperarse que la próxima cumbre en Sudáfrica, sea otra farsa para seguirle el juego a los países más desarrollados, la próxima cumbre debe ser publica para que las compras de conciencia disminuyan y el mundo se dé cuenta de los intereses del G8 sobre los recursos naturales, especialmente sobre el agua.

EEUU y Europa no tienen mucha agua dulce, los proyectos imperialistas de 20 años atrás apuntan a proveerse de agua. El acuífero Guaraní de 1200000 Km cuadrados de superficie ubicados entre Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil, es una de las mayores reservas de agua dulce de la tierra que quiere ser privatizada, la otra mirada de los imperios está en la Amazonia.

La Asociación mundial de agua dice, “el 85% de ese recurso es acaparado por el 12% de la población mundial, América Latina con solo el 12% de la población mundial dispone del 47% de las reservas de agua dulce del planeta. En Europa el caso es más dramático porque solo 5 de sus 55 ríos no están contaminados, lo mismo ocurre en EEUU, país en donde el 42% der sus ríos y lagos están contaminados de agro tóxicos, y el acuífero Ogallana, que cruza 8 estados desde Dakota hasta Texas, disminuyo su caudal 30  metros.

El problema en Sudamérica es la privatización del agua embotellada por grandes corporaciones que utilizan a terceros para comprar y utilizar el agua de las reservas sin que los gobiernos, incluso los revolucionarios, frenen estos proyectos en su totalidad. El agua en Venezuela es más cara que la gasolina por citar un caso de la guerra que en este siglo se dará por este recurso natural, problema que en las cumbres se toca tibiamente.

Sin las barreras naturales como los manglares el mar avanza 2 metros por año costa adentro igual que la erosión, en muchos lugares las sequias producidas por los fenómenos del niño y la niña, cada vez más frecuentes producen desertificación y la desaparición de las especies, según CIFOR (centro de investigación forestal de bosques) América Latina concentra el 65% de la pérdida total de bosques global, y según la FAO Sudamérica perdió 4 millones de hectáreas de bosque por año desde el  2000 al 2010, África, perdió 4.3 millones de hectáreas por año, con la gran diferencia que en Sur América se encuentra el mayor bosque tropical der la tierra con 4.5 millones de kilómetros cuadrados, realmente el pulmón del planeta, pero, las cifras sobre la perdidas de bosque en la Amazonia no coinciden con las cifras dadas por Greenpeace ya que solo Brasil tala unas 8 millones de hectáreas.

Esta pérdida de bosques ocasiona el incremente de gases de efecto invernadero, porque, dejan de absorber el dióxido de carbono CO2 que se almacena en los árboles, a la vez aumenta la temperatura y disminuye la humedad del suelo.

No podemos rendir más homenaje en cada país a estos representantes de los gobiernos a las cumbres climáticas, por carecer de convicción, son fanáticos que se pierden en su intransigencia, no merecen representarnos por su espíritu moralmente atrofiado, su participación es criminal contra la tierra y sus habitantes.

Sin fundamento ninguno la sociedad supone que estos delegados a las cumbres climáticas son gente de fiar, este concepto fue extendido desde Kioto, procurando rodearse de un prestigio que les habría resultado difícil de conseguir personalmente y, ese concepto ha persistido sin que nadie haya podido poner en claro si el mismo implicaba en lugar de mejoras más daño a la humanidad y a nuestra madre tierra por el profundo desconocimiento, indiferencia y falta de comprensión de la realidad.

Indolentes a las peores inundaciones en Venezuela, Colombia, Brasil, Australia, Pakistán China, Alemania, India, indiferentes a la nieve que por primera vez cayó en 128 años en los estados de Florida, Alabama y Mississippi, al sur de EEUU, indiferentes al fuerte invierno en Europa que por semanas seguidas paralizo el transporta y la economía con temperaturas de 20 grados bajo cero, se celebró la cumbre en Cancún, estos delegados no tienen ni la menor de lo que significa cambios cíclicos con cambios climáticos producidos por la industria basada en generar energía en base a los combustibles fósiles o, si la tienen por intereses políticos se convierten en cómplices de las naciones más industrializadas. 

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3167 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad