Apoyemos a las familias que lo requieran

La fuerza de las abuelas y de los abuelos

Miércoles, 12 de octubre de 2022.- Sepan, los que decidieron irse, los que se fueron, donde quiera que estén, sepan y no se les olvide, que, sin ese ejercito de abuelas y abuelos, así como de otros parientes y amigos que hacen un trabajo de amor, similar, su proyecto de búsqueda de una mejor vida, de mayor bienestar para ustedes y sus familias, no hubiese sido posible.

Acuérdense todos los días, sin falta, acuérdense del envío de la llamada formalmente por funcionarios del gobierno: La Remesa, la cuota de dinero que les permita a estos abuelos y abuelas que les están cuidando y criando a sus hijos, después de haberlos criado a ustedes, afrontar los gastos y vivir adecuadamente tanto ellos, como sus nietos, o sea, los hijos de los que luchan afuera del país.

Por favor, no se les olvide, sean precisos y metódicos, en una palabra, cumplidores y responsables.

El fenómeno de esta emigración forzada ha impactado poderosamente a la familia venezolana, por más que algunos voceros del oficialismo intente minimizarlo.

Sería un trabajo interesante de investigación demográfica establecer cuantos son y donde están los que conforman la diáspora venezolana alrededor del mundo, aunque fuesen cifras aproximadas.
,
La reestructuración de los deberes de muchos adultos mayores está ahí, es un hecho concreto y por demás admirable, de igual forma sus derechos han sido afectados.

Llama poderosamente la atención el silencio y la quietud persistente en las instituciones del Estado que parecen ignorar lo que está ocurriendo o voltean la cara para no verlo.

Parece que estuviesen cumpliendo un voto de silencio o una orden ejecutiva: de eso no se habla y punto.

Instituciones aparentemente inexistentes y que por lo tanto deben ser creadas y si existen, activarlas, deben activarse y manejar programas de intervención, de apoyo en múltiples áreas, que contribuyan con las familias afectadas y las apoyen para manejar eficazmente la nueva situación que están enfrentando.

Con recomendaciones y soporte en todos los aspectos, tanto financieros, de seguridad de la familia, de ser necesarios, así como educacionales, de transporte, ayudarlos a hacer mercado o llevárselo a sus casas, monitorear el estado de salud de todos los miembros de la unidad familiar y llevar las estadísticas respectivas, estar presentes con soporte de orden psicológico y de adaptación y manejo de la nueva situación.

Psicólogos, terapeutas, trabajadores sociales y facilitadores que deben formarse, así como profesionales y técnicos relacionados, constituyen una vanguardia que debe organizarse y ser lanzada al ataque.

Apoyo efectivo y concreto, el concurso de instituciones privadas, grupos de apoyo, los sindicatos, las asociaciones comunales, las iglesias de diferentes denominaciones, las asociaciones de vecinos, los consejos comunales y los propios vecinos quienes deben estar alertas y pendientes.

Toda esta nueva situación, esta reconfiguración de la estructura familiar en Venezuela amerita una respuesta nacional, sin esperar tanto, apoyemos a las familias que lo requieran.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 760 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Cultura y tradiciones


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad