Mitos del jesuita del café venezolano

La desaparición del sacerdote jesuita José Gumilla, en el año de 1750, un 16 de julio, en los llanos venezolanos, posiblemente en los estados Amazonas, Apure, Guárico, Anzoátegui, Monagas, Bolivar, origino muchos relatos por parte de los pobladores de las riveras del rio Orinoco.

Investigando y escuchando una de ellas, es la que, en tiempos de la recolección del fruto del café, a muchos recolectores, se les aparece un hombre con sotana y con trato muy amable y educado, les indicaba como debían recolectar la cosecha, solamente los frutos maduros y dejar los verdes para otra recolección.

Lo sorprendente para los recolectores de la cosecha de café, es que este hombre de repente se les desaparecía y no lograban averiguar quien era este extraño compañero recolector que sabia tanto de este planta. Es de esta manera que este relato paso de boca en boca en toda las plantaciones de café en las riveras de los ríos Orinoco y Caroní. En el estado Monagas, en Caripe, donde había una gran plantación de café, también este personaje era muy conocido y se decía, que donde aparecía, eran señales de una abundante cosecha.

Otra de las leyendas, en torno a la aparición del jesuita José Gumilla, es que al libertador Simón Bolívar, en vísperas del fusilamiento del valiente General Manuel Piar en Angostura hoy Ciudad Bolívar, un monje, entro a su despacho, le sirvió una taza de café y le pidió no fusilara a Piar. Bolívar al rato, le pregunto a su edecán ¿Quien era este sacerdote? Y la respuesta fue, que nadie había entrado a su despacho. Y la taza de café había desaparecido del escritorio del libertador.

Otra fábula, es que muy cerca del Churu Meru o Salto Ángel, en el Amazonas venezolanos, existe un portal hacia universos paralelos o mundos de Dios y que el padre Gumilla, había ingresado por ese portal, por ser un buen hombre.

También se dice, que el jesuita, aparecía de medico y hablaba sobre las propiedades del café para la época. Propiedades curativas del café: Entre las bondades que la Madre Tierra nos da a través de las plantas, son las propiedades curativas y el café nos brinda propiedades naturales para curar nuestro cuerpo enfermo.

El café, actuá en nuestro organismo como diurético.

El café, elimina el ácido úrico.

El café, ayuda al proceso de la digestión.

El café, ayuda a eliminar las flatulencias.

Para las partes externas de nuestro cuerpo, el café ayuda a combatir la artritis.

El café, ayuda a combatir el reumatismo.

Y últimamente, se esta promocionando en YouTube, que el fruto del café, su extracto ayuda a regenerar las células madres de nuestro organismo.

Gracias por leer mi artículo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 502 veces.



Lucas Pérez


Visite el perfil de Lucas Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: