La construcción Patria nace en la educación. Cátedra Serenata Guayanesa

Los grandes retos que se le presentan a la nación, nacen de construir una cultura nueva, el hombre nuevo decía el Che Guevara, la ética socialista como nos señalo en sus clases magistrales en sus Alo Presidente el Comandante Hugo Chávez.

Con todas las calamidades pasadas después de la era Chávez toca retomar el camino a la grandeza cosa que se nota ardua con la carencia de valores que se ve en el quehacer cotidiano, he allí el reto que debe ser incentivado en todos los niveles educativos y con mayor énfasis en los hogares, la formación de los niños es crucial, es sembrar el ciudadano del futuro, construir el software que señalara la conducta a seguir, sembrar el autentico Venezolano, aquel ser sencillo, solidario, colaborador, juguetón, libre , creador , amante de la naturaleza y la Patria, ese es el Venezolano que se construye cuando damos rienda suelta a nuestras raíces.

Para lograr este Venezolano anhelado se debe empezar desde el hogar, que tal si este niño se levanta escuchando Serenata Guayanesa, Simón Díaz, Reinaldo Armas, Gualberto Ibarreto, Cecilia Todd , en fin esas letras que nacen de las entrañas de la Patria y evocan sentimientos nobles, el amor al llano, las montañas, los arboles ….amor a la vida, es la Cátedra Patria en acción, es la Cátedra que forjara seres que afrontaran el mundo con otra óptica diametralmente opuesta a la que pulula en las ciudades, pueblos y demás comunidades en cualquier parte del mundo ya que no es un problema exclusivo de nuestra patria.

Esta educación virtuosa será reforzada en las escuelas, de allí la importancia que los maestros y maestras comulguen con esta misión que significa levantar una generación que marque el comienzo de una nueva era…lo demás vendrá solo, la construcción de un país potencia, potencia ecológica, potencia en reciclaje, potencia en la siembra sustentable, potencia en utilizar fuentes de energía amigables con la naturaleza, potencia en relaciones comerciales justas y equitativas, potencia en dar vida y recibir vida que perdure en un futuro para las siguientes generaciones.

Estoy seguro que hay que ver la raíz de la problemática que vemos hoy día, la apatía con que los jóvenes ven el mundo, el consumismo como forma de vida y las relaciones de irrespeto entre semejantes conforman un habitad detestable, donde los viejos siempre evocan el pasado como tiempos mejores, algo que debe ser opuesto a la lógica de la civilización, si creemos que esta debe generar tiempos mejores, en todos los aspectos.

Los mejores tiempos vendrán si se construyen ciudadanos, republicanos y gente de bien, eso es lo que nos enseño el maestro entre los maestros Simón Rodríguez.

 

jasg2162@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 518 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a267984.htmlCd0NV CAC = Y co = US