(Mutantes de la política venezolana)

Gobernadores y Alcaldes MALOS

No sólo debemos hablar de los gobernadores y alcaldes MALOS, no podemos dejar a la deriva a los diputados (Asamblea Nacional y Consejos Legislativos) así como a los concejales.
No se trata de descalificar el hecho que encierra una evaluación de las gestiones de todos estos señores que detentan esos puestos de elección popular, como se refirió un diputado del extinto MVR en días pasados: El que no la debe, no la teme.

Todos hemos soñado con una reestructuración TOTAL del aparato del Estado Venezolano, así como poder elegir a los candidatos que nos representarán en los diversos estratos de las organizaciones de los poderes públicos, elegirlos desde la base, por méritos y sobre todo, por consenso. La dedocracia en la Quinta República DEBE DESAPARECER para siempre y abrirle espacios a todas aquellas personas que desde sus comunidades vienen realizando el trabajo por sus comunidades y que hoy se asoman como esa dirigencia tan necesaria y sin vicios que reclama la Patria con miras hacia el Socialismo del Siglo XXI. La formación del Partido Unitario no debe escaparse de esa fórmula. Los intocables, o aquellos que se han tomado en serio el creerse que son fieles representantes del pueblo y que hoy ocupan cargos como Gobernadores, Alcaldes, Diputados o Concejales por méritos propios, deben bajarse de esas nubes. Si Chávez no les levanta la mano, hoy serían tan anónimos como fueron sus vidas pasadas.

¿Qué ha traído como consecuencia elegir a bandas de incapaces a dedo? Ha traído más corrupción, ineficiencia, compadrazgo, formación de tribus, miseria y un atraso monumental en los planes que se adelanta en la construcción del Socialismo del Siglo XXI.

Todos debemos recordar en abril de 2002, cuando algunos de estos sinvergüenzas se adhirieron al golpe de estado y fueron posteriormente reelectos porque el Presidente Chávez les levantó la mano, hay que reconocer que mucha culpa en esto la tiene el Presidente Chávez, no debió perdonar a estos traidores que sólo pretendieron salvaguardar su pellejo y sus intereses económicos mal habidos.

La lealtad manifiesta de otros tampoco les da la prerrogativa de fracasar y de convertir sus estados o municipios en campamentos de concentración, donde la corrupción, la burocracia y la ineficiencia son tres de los motores en los que suscriben su labor de gobierno. Esta práctica hay que derrotarla.

Los esfuerzos por erradicar estos flagelos no son potestad solamente del Presidente de la República, existen organismos del Estado Venezolano como la Contraloría General de la República, que debería actuar, así como la Fiscalía General, lamentablemente habría que comenzar por reestructurar esos organismos que no dejan de ser hoy por hoy un aparataje burocrático que sólo genera pérdidas al Tesoro Nacional. La carga burocrática y de ineficiencia no tiene medidas controlables en estos organismos, así como la cantidad de “disfraces” que lejos de trabajar, entorpecen la labor de quienes si quieren hacer patria.

Las declaraciones de este diputado, un tal Pedrañez (o algo así), sólo ponen de manifiesto el carácter intransigente de algunos funcionarios al servicio del Estado Venezolano, que abogándose un liderazgo que sólo existen en sus mentes, no terminan de entender que el proceso histórico que vive la Patria hoy, es indetenible, y que la tarea por depurar las instituciones de muchos disfraces no tiene marcha atrás.

Se hace necesario un estudio que nos permita determinar el nivel de benevolencia y la capacidad de aguante ante tantos infiltrados que lejos de contribuir con el desarrollo del país, se alimentan del lucro y se olvidan, por sus deficiencias ideológicas y compromisos, que fueron elegidos para conducir un proceso político y darle apoyo irrestricto a los planes macroeconómicos que adelanta el Ejecutivo Nacional, en procura de la dignificación del pueblo excluido de este país.

De ahí su falta de compromiso en la conformación de los Consejos Comunales en el mejor de los casos, ya que muchos ayudan en su creación para secuestrarlos y ponerlos al servicio de sus intereses. Muy a pesar de ellos, los hombres y mujeres de este país han entendido la organización es la base fundamental en el logro de los objetivos programáticos de este proyecto político, y no caminarán cuales borregos, así como no permitirán que envenenen sus conciencias con dádivas estos mutantes de la política venezolana.

Hoy entendemos el proyecto político a través de una Constitución, la revolución nos está armando política e ideológicamente, así como organizacional, para desenmascarar y poder conducir los destinos de la nueva Venezuela. Le esta llegando la hora a los Reyecitos, Principitos (Gobernadores, y Alcaldes) y demás miembros de la corte, los súbditos contraatacan.

Mutantes de la política venezolana les auguro una derrota total!

http://chamosaurio.blogspot.com/
chamosaurio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3591 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a30833.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO