Los servicios públicos deficientes se han convertido en la nueva baza política para la quinta columna

Toda sociedad que destruye el tejido de su Estado (mantenido con los impuestos y los servicios públicos "de todos") no tarda en desintegrarse en el polvo y las cenizas de la individualidad: Tony Judt, historiador y escritor británico.

Definamos qué son los Servicios públicos

Servicios públicos son todas aquellas actividades llevadas a cabo por los organismos del Estado o bajo el control y la regulación de este, cuyo objetivo es satisfacer las necesidades de una colectividad [1].

Es un conjunto de prestaciones reservadas en cada Estado a la órbita de las administraciones públicas y que tienen como finalidad ayudar a las personas que lo necesiten: los servicios públicos son propios de los países con un Estado de bienestar.

Existen innumerables servicios públicos, entre ellos contamos los siguientes: Abastecimiento de agua, Electricidad, Gas, Servicio de salud, Educación, Servicios de emergencia (bomberos, policía, paramédicos), Servicio de recolección y gestión de residuos, Servicio judicial, Servicio de seguridad, Servicio social, Servicio militar, Correo o servicio postal, Bibliotecas públicas, Telecomunicaciones, Servicio de planeamiento urbanístico, Servicio de protección al medio ambiente, Radiodifusión pública, Transporte público, Tratamiento de aguas residuales, Vivienda pública, etc.

Los servicios públicos de suministro (agua, electricidad y gas) son fundamentales y desempeñan un papel esencial en el desarrollo económico y social. Los servicios públicos de suministro de calidad son una condición sine qua non para la erradicación efectiva de la pobreza.

Claude Frédéric Bastiat (Bayona, 30 de junio de 1801 – Roma, 24 de diciembre de 1850) economista, escritor y legislador francés considerado uno de los mayores teóricos del liberalismo de la historia decía que "Los servicios públicos despojan a los ciudadanos de su libertad, desde la doble perspectiva de lo que se entrega y lo que se recibe".

Los servicios públicos son una función de Estado, puesto que el Estado no es sino una corporación de servicios públicos administrados por los gobernantes sobre quienes recae, a su vez, la función y la obligación de crear, organizar y garantizar el adecuado funcionamiento de los mismos.

Decía Slavoj Zizek, filósofo, sociólogo, psicoanalista y crítico cultural esloveno cercano al marxismo que "vivimos una época que promueve los sueños tecnológicos más delirantes, pero no quiere mantener los servicios públicos más necesarios".

La importancia de los servicios públicos radica en la necesidad de satisfacer determinadas exigencias para el buen funcionamiento de la sociedad, y para favorecer y realizar efectivamente el ideal de igualdad y bienestar.

Ante la grave situación con que atraviesa el país y que repercute también en todos los municipios ya que manejan menos recursos, que se traduce en las deficiencias de los servicios públicos, tales como el aseo urbano, la electricidad, el agua, el gas, etc., no es el mejor momento para los enfrentamientos internos y la lucha por el poder dentro del chavismo, y sacar a flote presuntas irregularidades en algunas contrataciones de los servicios públicos. ¿Por qué no ir directamente a la Contraloría del Estado a poner la denuncia? Por qué no ir directamente al TSJ. Los trapos sucios se lavan en casa.

Solo los reformistas y los pragmáticos se pronuncian que los medios están reñidos con los fines, que las reformas están reñidas con la revolución, que la teoría está reñida con la práctica y el discurso con la acción. No los revolucionarios.

Ante cualquier crítica respeto a los procedimientos administrativos, se plantea las contradicciones a nivel antagónico, se presenta un falso dilema entre las medidas prácticas de la real política y las aspiraciones, metas y objetivos históricos revolucionarios considerados como utópicos.

Esta historia nos debería enseñar varias lecciones, que los militantes son testigos que denuncian con sus opiniones de realidad, que esta realidad está siempre acotada, que es muy fácil completar la historia con nuestros prejuicios y que siempre es más fácil criticar que actuar.

Esta quinta columna ha optado por mimetizar y confundir las controversiales decisiones tomadas sobre y para ese escenario (alto costo de los servicios públicos, -como el aseo urbano-, interrupción frecuente de fluido eléctrico, el mal servicio de CANTV y del Internet, privatizaciones, derogación de los controles, estrangulamiento del salario, apertura al capital privado etc.) ocultándolas y presentándolas como parte inevitable de la grave situación objetiva antes descrita (crisis del capitalismo y su expresión en la economía dependiente, bloqueo y agresiones imperialistas entre otras).

Los que no trabajan por la unidad y la victoria no tienen cabida en este proceso revolucionario.

Fidel Castro (1966) nos orientaba: "Si hay cansancio, jubílese; pero no se convierta en freno, no se convierta en obstáculo, no se convierta en estorbo. Hay mucho que hacer y esta tarea es de revolucionarios. No basta con haber sido revolucionario ayer, hay que saber ser revolucionario hoy, hay que saber ser revolucionario mañana. Y hasta, incluso, se puede ser revolucionario no estorbando".

El Comandante eterno Hugo Rafael Chávez Frías nos decía: "Hay que recordar siempre, que las diferencias deben ser manejadas con profundidad dialéctica, con altura dialéctica para que produzcan síntesis dialéctica, y no, pobre de aquel, que por tener una diferencia de enfoque, de visión, o de ideas con otro compañero o un grupo con otro, entonces empiezan a verse como enemigos y atacarse como si el enemigo estuviera aquí y hacer señalamientos genéricos que a veces rayan en la irresponsabilidad. Un militante del PSUV que tenga razones para hacer una denuncia debe hacerla puntual, razonada y no agarrar, y a ponerse a escribir en un periódico, o agarrar el twiter o el telefonito y empezar a bombardear a todo el mundo. Esa no es una actitud responsable en un revolucionario.

Y entonces viene el enemigo y empieza repito, la CIA y su laboratorio, que observan y empiezan hacer su trabajo, a endulzar egos para tratar de dividirnos; nuestra respuesta debe ser compañeros y compañeros, altura, conciencia de la necesidad de mantenernos unidos por encima de nuestras diferencias. Hoy más que ayer, mañana más que hoy, unidos; en este caso el bloque parlamentario socialista, debe ser un solo bloque que debata hacia dentro sus diferencias, sus distintas opiniones pero tiene que presentarse ante el enemigo, unido; unido ante los pitiyanquis, ante los yanquis, ante la burguesía y ante el imperialismo.

Debemos todos hacer un gran esfuerzo; aquí por ejemplo, sería nefasto que alguien, que un diputado asuma yo fui electo gracias a un gobernador, me debo al gobernador tal, aquí nadie se debe a ningún gobernador, aquí nadie se debe a ningún poder fáctico local, aquí todos nos debemos a un pueblo ¡carajo!; a un pueblo, no a una facción, ni a un grupito, ni a los que me apoyaron; y los que no me apoyaron, entonces esos no son míos; váyanse para otro lado, no. Unidad, unidad, unidad, el más grande de mis clamores hoy, mañana y siempre y todos los días hasta que me apague, unidad, que no se repita el ciclo de la tragedia; que no se repita por lo que ustedes más quieran, por lo que más queramos, que ninguno aquí se preste al juego de los pitiyanquis, al juego de la burguesía".

El presidente Nicolás Maduro se suma al llamado del Papa Francisco por la unidad de los venezolanos: "Ratifico, hoy nuevamente, que asumo el mensaje del Papa Francisco como un llamado para todos los venezolanos y venezolanas a la unión espiritual en Cristo, a la reconciliación y a que, entre todos, unamos nuestras manos para recuperar y lograr el renacimiento de Venezuela" [2].

El ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López: "La traición no tiene albergue en la FANB ni en el Pueblo" [3].

Para terminar, lo que no funciona hay que frenarlo, como decía Ted Cruz, abogado y político estadounidense de origen canadiense; senador de Estados Unidos por el estado de Texas desde 2013, ​que "Detener las cosas malas es un servicio público importante".

Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres

REFERENCIAS:

1.- https://www.significados.com/servicios-publicos/

2.- http://www.snc.gob.ve/noticias/presidente-maduro-se-suma-al-llamado-del-papa-francisco-por-la-unidad-de-los-venezolanos

3.- https://www.aporrea.org/oposicion/n364559.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 593 veces.



Héctor Yi Durán

Ing. Luchador Social

 hectoryi@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Yi Durán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Yi Durán

Héctor Yi Durán

Más artículos de este autor