El tarifazo y la página Patria

Los que tomaron la decisión de anclar la tarifa de aseo urbano y domiciliario al PETRO, nunca imaginaron y ni siquiera analizaron los efectos que generaría esa decisión, contraria a los trabajadores y al pueblo en general, más allá del deteriorado salario, pensiones y jubilaciones de los trabajadores. Mucho menos pensaron como ese tarifazo los afectará después que dejen de ser funcionarios de elección popular.

Las consecuencias del tarifazo han sido múltiples, no solo ha incidido en la depreciación del salario nominal de los trabajadores de la ciudad y de campo y de la ciencia y la cultura, en los bolsillos de los subempleados y los trabajadores de economía informal, hoy llamada economía popular. Además, ha obligado a los comerciantes e industriales a buscar mecanismo de retorno de aquello que los economistas llaman gastos fijos, mediante el aumento más allá del costo de reposición como resultados de un dólar imparable que cada día aumenta un porcentaje determinado.

En esta opinión me referiré a uno de esos impactos, que considero afecta o comienza a cambiar las ideas sobre la afiliación de los servicios públicos al sistema PATRIA con el objeto de facilitar su cancelación, sin tener que hacer largas colas para pagar el servicio de energía eléctrica en alguna de las Oficinas de CORPOELEC.

Lo cierto que en las últimas dos semanas muchos contribuyente y usuarios inscritos en la página PATRIA han tomado la decisión de desafiliar a CORPOELEC (entre uno de los servicios que los contribuyentes usufructúan), porque, además de facturar el servicio prestado por energía eléctrica cobra en su facturación el costo del servicio de aseo urbano. Esa decisión sabia del pueblo inscrito en PATRI A, tiene como objeto evitar que cada vez que, mensualmente, les caiga el bono de guerra, la pensión u otro bono o subsidio gubernamental, no se los deduzcan producto del descuento automático que la pagina PATRIA les hace al estar inscrito.

Ello implica una conclusión lógica, el pueblo ha internalizado que la asignación que el gobierno deposita, bien sea por derecho o por subsidio temporal, en la página Patria a los pensionados, a los trabajadores activos y al pueblo en general, están dirigidos más que todos a satisfacer las demandas en alimentos que la población requiere, como resultado hiperinflación, de la crisis económica, y financiera por la atraviesa el país.

En resumen, también el sistema PATRIA paga las consecuencias de un tarifazo inconsulto, desmedido e impagable, que se puso en práctica después que el Concejo Municipal y la Alcaldía de Guaicaipuro del estado Miranda aprobaran traspasar el servicio de recolección de desechos sólidos a una empresa privada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1135 veces.



Carlos Mezones


Visite el perfil de Carlos Mezones para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: