El ministro Rafael Ramírez y su banda

Insiste el presidente maduro con el ataque al Ministro Rafael Ramírez. La frecuencia de las embestidas se eleva junto con lo desproporcionado del contenido de estos ataques. Prácticamente, de todo lo malo se le acusa, desde las fallas eléctricas hasta de la caída estrepitosa de la producción de la petrolera. La gente sensata se pregunta: ¿que sería del gobierno si no existiera este Ministro?, ¿qué excusa buscaría?, ¿cuál sería "la cabeza de turco"?

El ataque al Ministro exige un análisis profundo. Nos podríamos quedar en la superficie, y decir que es un problema personal entre los dos exministros de Chávez, y sería verdad, pero incompleto. Podríamos ir más hondo, y decir que es un problema psicológico, una especie de complejo contra el padre Chávez, y Ramírez absorbe ese odio. Sin embargo, la situación requiere un análisis más completo.

Debemos partir de la situación geopolítica mundial. El planeta, luego de la caída del Socialismo realmente existente, se dividió en dos grandes bloques: uno, el capitaneado por los gringos, los europeos; el otro, el jefeado por los rusos y chinos, de esto saben los militares, el General Padrino escribió un libro. Estos bloques mantienen una suerte de guerra fría que se calienta en el ámbito económico. Esa pugna planetaria se refleja con fuerza en nuestro país y en el continente.

Aquí surgen con claridad los dos bloques: el madurismo representa al bloque asiático, a los rusos, los chinos; es una cabeza de puente en el patio trasero de los gringos, esta situación geográfica es fortaleza y también debilidad, por eso el madurismo coquetea con los gringos dueños de estos territorios. El bloque gringo está representado por los guaidoses, quién lo puede negar. Los dos bloques son capitalistas, por eso el gobierno convive como en un matrimonio obligado con guaidó, lo tolera, no rompe amarras con los gringos, sabe que en cualquier momento las grandes potencias lo negocian.

Frente a estos dos bloques, a estas dos caras de la moneda capitalista, aparece el chavismo Socialista (de esto también saben los militares y civiles) traicionado por el madurismo, pero que vive en el alma de los humildes; el chavismo, el Socialismo, es el gran enemigo de los dos bloques capitalistas, estos los une en un mismo propósito. Esta es la raíz del ataque a Ramírez, el miedo a un retorno del chavismo socialista, a que se fortalezca. Ellos, con los ataques a Ramírez, pretenden decapitar esta posibilidad, acabar con el que se mantuvo fiel al pensamiento de Chávez, el que puede aglutinar una fuerza que no caiga en la trampa de superar a maduro con una salida capitalista, con "un cambio de hombres para que todo siga igual"; el que puede aglutinar una fuerza que luche por una salida Socialista, por volver a Chávez, que construya una referencia distinta del capitalismo de los dos bloques.

Este es el fondo de los ataques del madurismo, no se trata de algo trivial, es un asunto de geopolítica. Podemos afirmar que es aquí en Venezuela donde se decide el futuro de la humanidad, es aquí donde se puede mantener encendida la llama de la esperanza, el ejemplo de que un nuevo mundo es posible. Es necesario reconocer los caminos que se proponen, cuáles conducen a la esclavitud, a la extinción y cuál es camino de esperanza. Es ahora cuando se decide el futuro de esta Patria. Si Venezuela es entregada a alguno de estos dos bloques capitalistas el futuro será horrible, todo cambiará para peor, seremos colonia, desapareceremos como nación, se afianzará el capitalismo salvaje que ya asoma en la gestión del madurismo, capaz de privatizar todo, hasta las vacunas.

El último ataque del madurismo habla de Ramírez y su banda, por supuesto, se refiere a los Chavistas Socialistas, y anuncia más represión, es una muestra del desespero del madurismo arrinconado por su ineptitud.

¡QUE CADA QUIEN ASUMA SU RESPONSABILIDAD CON LA PATRIA, CON EL FUTURO!

¡VIVA CHÁVEZ!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3366 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: