Crítica ácida

Extorsionadores y extorsionados corruptos y corruptores a correr

Para investigarlos por presunta extorsión a un empresario que fabrica sables para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y réplicas de la espada de Simón Bolívar, la inteligencia militar detuvo a un General que fue vice Ministro de Finanzas, y a varias personas que trabajaron en ese Despacho. No se trata de mencionar ni a civiles ni a militares, esto es opinión, no un noticiario, importa es la lucha contra el peculado, condenar el uso y abuso de los cargos públicos, y esencialmente si en realidad el 2020 se enseria sin discriminación, complacencias, o protección partidista, la lucha contra corruptos que involucre a "honorables" empresarios e industriales, junto a políticos y gestores, alcahuetes de actos delincuenciales.

El empresario denunciante había cedido parcialmente a la extorsión regalando vehículos e inmuebles a los funcionarios venales y a sus contactos extorsionadores. A los delincuentes se les pasó la mano al exigirle 85 mil dólares, cansado de chantajes el hombre denunció. Los detenidos están en la Dirección de Inteligencia Militar en Caracas, y sería excelente hacer seguimiento serio y honesto al caso, y que la prensa demuestre no estar en polarización inducida y pagada, como confesó un alto funcionario de EE UU, Elliot Abrahms, admitiendo que le pagan a comunicadores sociales a los que ese funcionario de Washington llama integrantes de "la prensa libre…" es decir a los pro gringos.

Al mismo tiempo surge el hecho ya cada vez más notorio de detenciones a vagabundócratas de la empresa privada. La Fiscalía 22 del estado Lara imputó a un comerciante por presunta comisión de corrupción propia y apropiación indebida de recursos derivados de transacciones con el criptoactivo soberano petro. De acuerdo con el Ministerio Público, en su local en Barquisimeto, cambiaba medio petro mediante transferencia bancaria entregando un 20% menos del valor correspondiente, y condicionando además la transacción a la compra de dos artículos de la cesta básica, en su local.

Una reflexión comunitaria me parece ineludible, y nos lleva a soñar con la unión decente de venezolanas y venezolanos sin trampas inspiradas en intereses politiqueros, a fin de comprendernos y dar lógico apoyo a la lucha contra cualquier tipo de corrupción, lo que evitaría continuar separándonos por intereses nacionales y extranjeros, desechando a quienes desean una guerra civil en Venezuela, es de entender que en un conflicto hay quienes ponen la política, y la población los miles de heridos y muertos.

Imagino que no serán poco conscientes opositores disociados, en defender a locales del tipo "Drug´s Store" con el nombre LOCATEL, cerrados por 72 horas en Caracas y Miranda, por evadir impuestos. En cualquier país los impuestos son sagrados o te multan y fuerte, en el nuestro los vagabundos buscan gestores para no pagar. Ahora qué, ¿le va a echar la culpa al modelo socialista de la costumbre corrupta heredada por la revolución, entre tantas barbaridades demócrata representativas salvajes?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1031 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: