Crítica ácida

Gasolineros malamañosos junto a enchufados sospechosos

No suelo hacerme eco de murmuraciones, pero la manera de desempeñarse de una parte del empresariado venezolano desde hace veinte años, demuestra que hay gente empatada en el odio de clases, incapaces de rectificar su voluntad anti patria y mal convencidos que pueden perder privilegios sociales. Tercamente se niegan a reconocer aunque que han aumentado su capital desmesuradamente desde 1999, y hay evidencias.

La escasez de gasolina en el territorio nacional, permite saber las perversas intenciones de concesionarios de estaciones de servicio, individuos que apoyaron el golpe en Abril 2002 y no han perdido privilegios, porque PDVSA no los toca ni con el pétalo de una marchita rosa, a ellos, opositores, muchos nacidos fuera de Venezuela, o sus descendientes venezolanos de nacimiento y crianza, que sufren espasmos anticomunistas raciales y supremacistas.

Pesaroso el apoyo que consiguen en ciudadanos de distinta condición social y preparación laboral, descubiertos en su cinismo para con el poder revolucionario, observados en todas las estaciones de servicio por los empleados encargados de surtir gasolina a los vehículos, testigos de las órdenes para cerrar el suministro cuando aún hay gasolina, fórmula de crear impresión negativa y amargarle Diciembre al colectivo nacional en las colas.

Se sabe que por conducto de funcionarios venales, han propuesto al gobierno del Presidente Maduro, que ordene cobrar DETERMINADA CANTIDAD FIJA, por cada unidad automovilística de poca capacidad, aumento que perjudicaría la revolución. Sería tarifa fija a vehículos particulares, con privilegio a carros oficiales y condiciones especiales a los vehículos de carga, comprometiéndose a poner en funcionamiento la capacidad total de suministro de gas y gasolina. Evidente chantaje que debería responderse con la expropiación de las estaciones gasolineras.

El cálculo hecho por la oposición es que en caso de cumplirse la expropiación, internacionalmente harían verlo como obra de "El Dictador Maduro porque el comunismo quita los negocios privados". Cabe preguntarse de quién carajo es la gasolina, un derivado del petróleo que administran los gobernantes y Venezuela es número uno en el mundo en reservas probadas. Van a mandonearnos, o como dijo Nestor Kirchner, "nos van a patotear", los capitalistas del salvajismo vidiotizante, Chávez lo advirtió, pero a Nicolás Maduro como que lo han mareado Y lo digo con respeto Señor Presidente, lo apoyo, somos socialistas ambos, y soy casi contemporáneo con sus padres.

Con esta opinión despido por ahora las críticas ácidas, deseando a toda la Venezuela noble y honrada, pero con una minoría confundida debido a malsanas murmuraciones comunicacionales contra el socialismo venezolano siglo XXI, que comprendan el derecho de quienes enfrentamos la barbarie capitalista perversa, La reaparición de estos escritos espero DIOS mediante sea a finales de Enero, gracias y tengan un feliz año nuevo revolucionario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4740 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: