Los perniles de Dante se quedaron en “divina comedia” y las protestas de juguetes que llevan a los sindicalistas a la cárcel

Los perniles prometidos por Dante Rivas como "protector" de Nueva Esparta que nunca llegaron a sus destinos, a pesar de que el susodicho "funcionario" rodeado de los alcaldes maduristas aseguró que habían llegado 144 mil cajas de alimentos¹, y que la codiciada carne porcina también estaba comprometida para los residentes insulares, la única verdad es que la isla de Margarita fue objeto de sendas protestas, que en vez de haber concluido con la presencia del referido madurista para explicar la ausencia de tal producto, lo que se pudo observar fue que los reclamos populares terminaron siendo el centro de bombas lacrimógenas, es decir, la orden del protector sobre los manifestantes fue la aplicación de "gas del bueno"² con el propósito que esos demandantes por comida, abandonaran semejantes episodios de malestar social, o mejor dicho en demostración de cualquier hecho que pudiera interpretarse con significado de una población hambrienta.

Es lamentable que el madurismo, incluso por boca de sus máximos jerarcas, al igual que el año pasado, vuelva a mentirle a la población en relación con suministrarle suficiente pernil para el consumo decembrino, y todo termina no sólo siendo un gran engaño, sino que además, sí cualquier comunidad decide manifestar su inconformidad – con razón o sin ella – la respuesta sea arremeter contra ellos como si fueran delincuentes, cuando la realidad es que se han convertido en víctimas de un gobierno que los manipula con el hambre, obligándolos al empleo del voto como herramienta política que les permita su perpetuidad en el poder, aunque solamente estén representados por una minoría, en este caso, la más necesitada, para quienes la promesa de un pernil se convierte en una especie de cesta navideña.

Siempre hemos dicho que Dante Rivas es un individuo sin escrúpulos cuyo limitado verbo, sólo cumple las órdenes directas de Tareck El Aissami como su benefactor inmediato en la cúpula madurista. Dante Rivas es un oscuro personaje que disfruta descaradamente de una serie de privilegios, mientras los residentes de Margarita y Coche carecen de alimentación, salud, agua y electricidad, seguridad, recolección de desechos sólidos, así como transporte marítimo y aéreo, porque este "protector", lo único que hace es perturbar las actividades que debería desempeñar la gobernación de Nueva Esparta, es decir, de manera arbitraria "interviene" en las competencias que son propias del gobernador, o como decimos en criollo: ni lava, ni presta la batea.

Es más, Dante Rivas lo único que fomenta desde Nueva Esparta son los negocios de su padre y allegados, cuya "divina comedia" de sus actos, están comprobados en un famoso y lujoso restaurant ubicado en playa Parguito en clara violación sobre lo que estipulan las leyes ambientales, siendo una muestra que el madurismo está integrado por una calaña de insensibles, a quienes poco les importa violar las leyes que sean necesarias mientras pueda imponerse la voluntad de éstos en relación con la imposición de sus acciones. El pueblo y el ambiente son bazofia política en el contexto de la legalidad.

Pero si lo anterior fuera poco, y que ha sido una constante de protestas reclamando los perniles en todo el país, resulta más condenable saber que líderes sindicales de las empresas básicas de Guayana terminen siendo enviados a la llamada cárcel de La Pica en el estado Monagas, por el simple hecho de haber protestado por la entrega de los juguetes³ que también fueron prometidos para los hijos de los trabajadores, y que son parte de los acuerdos establecidos anualmente en la contratación colectiva que ahora es desconocida por un gobierno que se autodenomina "socialista y obrero".

Verbigracia, para los maduristas el hecho de que los sindicalistas hayan levantado la voz en representación de los trabajadores, es causal no sólo para llevarlos hasta una prisión ubicada en otro estado distanciado de Bolívar, sino que la acción de protestar se convirtió en "delito", al punto que los cuatro privados de libertad están siendo imputados por "resistencia a la autoridad, supresión y paralización de la faena, obstaculización, agavillamiento y desacato", sin obviar que probablemente hasta los delitos de "terrorismo" y "traición a la patria" también sean sumados a la cuenta de la misión "justicia socialista".

En otras palabras, los niños que se quedarán sin juguetes por la inoperancia de un gobierno, también deberán recibir la "navidad" con la noticia de que sus padres se encuentran presos. Y preguntamos: ¿Cómo podremos explicar a esos(as) niños(as) que sus progenitores fueron detenidos porque éstos estaban reclamando al gobierno madurista, la entrega de los juguetes que les corresponden a ellos por disposiciones legales y laborales? ¿O habrá que decirles a esos pequeños que en Venezuela, el hecho de que sus padres reclamen sus juguetes en un delito tan perverso como la corrupción que ha saqueado las arcas del pueblo y la nación?

Si el engaño por los perniles es parte de acciones que merecen nuestro repudio, es inaceptable ver el cómo la cúpula madurista convierte en criminales a los sindicalistas, que como trabajadores y padres de familia sólo estaban reclamando los derechos de sus hijos. Eso es una aberración humana, propia de los regímenes más totalitarios y delincuenciales que hayan podido existir a lo largo de la humanidad, razón por la cual, exigimos de manera inmediata la liberación de esos trabajadores⁴, y menos con algún tipo de medida condicionada como suele hacerse en éstos casos, como forma de inhabilitar los derechos laborales y políticos de quienes el madurismo decide anexarlos en sus listas de enemigos.

Los perniles de Dante se quedaron en "divina comedia", y las protestas de juguetes que llevan a los sindicalistas a la cárcel, ambos hechos son parte del espejo de mentiras y abusos de poder que el madurismo aplica sobre la población y los trabajadores.

Ni pernil ni juguetes, sino "gas del bueno" y cárcel son las consigna que aplicará el madurismo para aferrarse en el poder. Si hay hambre o necesidades para los niños protestar será un delito y sus ejecutantes serán "criminales". A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹http://www.elsoldemargarita.com.ve/posts/post/id:214433/Llegan-a-Nueva-Esparta-144.000-cajas-CLAP

²http://reporteconfidencial.info/noticia/3320594/fotos-lanzan-bombas-lacrimogenas-a-manifestantes-en-la-av-juan-bautista-arismendi-video/

³http://elestimulo.com/blog/protesta-por-juguetes-navidenos-acaba-con-cuatro-sindicalistas-presos/?fbclid=IwAR3hyOscBpuE0Cjtx03grcw9U-pFtosuRIGMVVkL43o9hExz8HldKAc3cVU

https://www.aporrea.org/ddhh/n335927.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3014 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Más de 6 millones de lecturas en Aporrea. Autor de la Teoría de la Regeneración del Pensar. Dr. en Educación (UPEL). Maestría en Educación, mención Enseñanza del Castellano (UDO). Lcdo. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA). Profesor de pre y postgrado tiene diversas publicaciones y ponencias internacionales acreditadas y arbitradas por editoriales, universidades e instituciones de España, Rusia, Estados Unidos, Alemania, Francia, y naciones de América Latina.

 jvivassantana@gmail.com      @_jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: