Arrecharse en Venezuela no es molestarse, ni es grosero

En el español de Venezuela, al igual que en el resto de variaciones lingüísticas de esta lengua en otras geografías, ninguna palabra es monosémica, además de que de acuerdo con su contexto, adquieren un sentido y pertinencia, es decir, una fuerza de expresión que rompe el virgo remendado del pacatismo verbal, del que debemos sospechar siempre, pues hay quienes buscan edulcorar, matizar y ocultar el sentido primario de las cosas, con aquello de "la lengua culta o inculta", del cuidar las palabras, más que su sentido y de atribuir el sentido de "grosería", para no llamar las cosas por su nombre. En fin, las palabras, de acuerdo con su sentido exacto de lo que se quiere comunicar y de acuerdo con su contexto y su campo semántico, son pertinentes o impertinentes. Lo demás sería estupidez o ignorancia aprendida, con pose de cultismo, para censurar.

Así las cosas, tenemos, por ejemplo, que no es lo mismo "prostituirse", que "putear" (valga esta aclaratoria a mis amigos del prestigioso multimedio TeleSUR.net), así como no es lo mismo, molestarse, irritarse, ofenderse, incomodarse, que "arrecharse", cuya fuerza de la expresión, conlleva a otros sentidos y, por supuesto, a otras acciones y conductas que son, precisamente, las que intentan, tirios y troyanos interesados, morigerar para adocenar a los venezolanos. Por ejemplo: si usted amable lectora y amable lector, está clavando un clavito y con el martillo se da un coñazo (aquellos le dicen "golpe") en el dedo gordo, usted pegará un grito y lanzará a los cuatro vientos el "coooñooooelamadre" consabido (incluso en horario "Todo Usuario"). Sólo a Robin, elqueteconté de Batman, se le escaparía un "cáspita, pamplinas, Batman. Me he golpeado el dedito".

Es el caso que ante el abuso y la voracidad especulativa de los comercios y servicios, además de que en apenas treinta (30) días, estos delincuentes devaluaron -por la vía de los hechos- el valor del Bolívar Soberano (B.S.), los venezolanos debemos arrecharnos y estar muy arrechos. Tan arrechos que seamos nosotros, el Pueblo de a pie, los que enfrentemos, tomemos, echemos abajo y sometamos a los dueños de los comercios, supermercados, panaderías, fábricas, enfrentemos a sus cómplices de la SUNDDE y de la FANB, quienes vulgar y abiertamente, siguen lucrándose en las faenas complacientes de acompañamiento y supervisión, mientras, nosotros, el Pueblo arrecho, estamos arruinados y a punto de un colapso social, porque a ellos, esta maniobra y voracidad especulativa, además de hacerlos híperpluscuammillonarios, les sirve como arma política, para que, de tanto darle y de tanto insistir, se abra una gran grieta social que termine de derrocar a Nicolás Maduro.

Esa arrechera social de este Pueblo de a pie, debe hacerse sentir en todos los espacios de la vida social. En donde nos estén y están vendiendo con sobreprecio, tomemos a lo arrecho y destruyamos el imperio de los nuevos ricos y sus cómplices institucionales, quienes valiéndose del poder circunstancial, lo usan para fines crematísticos.

Finalmente, debemos estar claros, desde el Presidente Nicolás Maduro, pasando por absolutamente todos los funcionarios, que el sector parasitario de Fedecámaras-Venamcham, todos los comerciantes y bachaqueros han hecho lo que les ha dado la gana y nos han robado de frente, nos han llevado a la ruina individual y familiar, por una razón: porque no respetan, ni le temen al gobierno. No respetan, ni le temen al Pueblo. Creo, que, al igual que el gran legado que le he dado a mis tres hijos, pudiera extenderlo a usted, amable lectora y amable lector, aconsejándoles lo siguiente: si no nos respetan, que nos teman.

En este escenario, la única salida contra los ladrones con patentes de comercios y servicios, es hacerles que le teman al Pueblo y al gobierno. Luego, cuando estén doblegados unos, arruinados y destruidos económicamente los otros, de entre esas lacras de la economía, ellos aprenderán a respetar los acuerdos y a entenderse con el gobierno como representación del Estado y de las leyes y aprenderán a respetar al Pueblo, como su Soberano. Si no lo hacemos, seguiremos en esta maldición de vida económica y social, mientras esa clase de ladrones y sus cómplices nos arrebatan el país, el presente y el futuro. Hay que arrecharse. Y el que se moleste, que no sea grosero, ni cínico.

NOTAS NECESARIAS:

En la bucólica ciudad de Mérida, al igual que en el resto de este estado andino, los abusos y desmanes parecen no arrechar a nadie, porque unos se lucran como comerciantes o cómplices, mientras los otros, las víctimas, a falta de psiquiatra o terapeuta de la rabia, lo que hacen es drenar su impotencia o "aniñamiento ciudadano" en las redes electrónicas (mal llamadas "redes sociales") y porque, la verdad sea dicha, el Fiscal Superior del Estado Mérida y la Defensoría del Pueblo, son tan útiles y eficientes, como cenicero de moto. En Santa Cruz de Mora, Tovar, Bailadores, Mesa Bolívar, El Molino, Capurí, Mesa Quintero, Acequias, Aricagua y Canaguá, el café es vendido en dólares a los paramilitares colombianos. En estos pueblos se maneja el peso colombiano y el dólar estadounidense como moneda de intercambio comercial, mientras los billetes del Bolívar Soberano son revendidos a los mismos delincuentes que los pasan a Colombia, sin ningún problema, hasta hoy. En muchos comercios, sobre todo, en el mercado de mayoristas en Las González, en el Mercado Principal y en el Guillermo Soto Rosa, se suma el guiso de los puntos de venta alquilados, porque a los comerciantes, empleados de la banca privada y pública les ponen escaleras de chicle para conseguir un punto electrónico. Y, entre otras minucias, por ejemplo, en la bomba de gasolina o estación de servicio del Sector Glorias Patrias, en la Avenida Urdaneta, bajando, una dama, cuyo nombre me reservo, por ahora, el sábado 22/09/2018 hizo una cola desde las 2:40pm hasta las 7:20pm, porque los malandros con uniforme, unos elementos de la FANB, específicamente, de la GNB, estaban llenándose los bolsillos y guisando al Pueblo, pues pasaban a unos camioneros, para poner combustible. Ella y otros bobotes se quejaron en voz baja y estos malandros los apabullaron. Ojalá, el Comandante del CORE o la Fiscalía Militar los pusieran a la orden de un Tribunal Militar. Eso no sucederá, lamentablemente. Esto cambiará sólo cuando el Pueblo chavista se arreche y sabrá qué hacer al respecto. Entonces, desde el ciudadano ministro de la Defensa, G/J, Vladimir Padrino López, hasta el soldado raso, empezarán a temer al Pueblo, hasta aprender a respetarlo. De la basura y falla de los servicios da pena hablar, porque ni el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con sus sentencias ha podido hacer que el alcalde de la ciudad capital y el gobernador en desacato a la ANC, trabajen y limpien la ciudad. Esto seguirá así, hasta que el Pueblo se arreche, no sé cuándo.

2. Un Estado como Vargas, que se caracteriza por tener un gobierno sólido y en donde la mayoría de las cosas marchan en orden, gracias al temple del Gobernador Jorge Luis García Carneiro, aún padece de dos debilidades: los autobuseros mantienen el boicot en las rutas, los precios del pasaje y trabajan como y cuando les da la gana; los grandes supermercados, como Río Mar, Roca Azul, entre otros de igual volumen de consumidores, son cuidados celosamente, custodiados o celestinados por funcionarios de la GNB, en donde los precios acordados pasaron al olvido porque nunca llegaron a aplicarse en esta entidad varguense. Y cuando aparecen los sujetos de la SUNDDE, la burla o hilaridad no tiene límites. Entonces, ¿quién podrá ayudarnos? Hay que arrecharse. El Pueblo arrecho sabrá qué hacer.

3. Los médicos en las clínicas, como la Attías en Caracas, entre otras, cobran en dólares y por adelantado, porque no están dispuestos a esperar a que las compañías de seguros paguen las emergencias y operaciones con cartas avales. En Vargas sólo una clínica funciona de noche, ProveSalud. El resto de clínicas cierran a las 7pm, cual horario de oficina para la salud. Cuando el Pueblo se arreche, empezarán a respetarnos.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 655 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alexander Pino Araque

Luis Alexander Pino Araque

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a269606.htmlCd0NV CAC = Y co = US