Ministro ¿cómo hace para alimentar a su familia? ¿Roba?

Ministro, le hacemos esas dos preguntas porque a nosotr@s, l@s que vivimos honestamente de nuestro trabajo creador, el salario o sueldo que devengamos no nos alcanza para medianamente alimentar a nuestras familias, mucho menos para cubrir el costo de medicinas y necesidades básicas (servicios, transporte, artículos de higiene personal y un largo etc.). Incluso a l@s que temiendo por sus vidas, en total desespero y a regaña dientes, han optado por obtener una entrada de dinero mensual extra o acrecentar la(s) existente(s) a través del fulano "carnet vende la patria" no les funciona su humillación porque para enero del presente año la Canasta Alimentaria Familiar se ubicó en VEINTICUATRO MILLONES CUATROCIENTOS NOVENTA Y DOS MIL SETECIENTOS SESENTA Y SIETE BOLÍVARES (24.492.767,oo Bs.).

¿Gana usted eso como ministro de la República?

De no ser así, y a usted le queda tiempo para trabajar en vez de andar zanqueando en cuanto comercio o cuchitril exista para poder llevar algo de comer y beber a su familia, algo nos huele mal. Es decir, comenzamos a sospechar que usted consigue churupos extras en fuentes diferentes a los que le entran en su cuenta nómina o aún adquiere cada cartón de huevos que consume su familia al espectacular precio de cuatro mil bolívares como ha aseverado en todos los foros internacionales que ha visitado en los últimos tiempos para afirmar que el Estado venezolano cumple con lo pautado en el Art. Artículo 91: "Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales…El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica…".

Ello nos indica que usted no sólo le miente al país sino a toda la humanidad y ello con la intención de negar la cruel realidad que vive la población venezolana no privilegiada como usted y sus colegas civiles y militares que conforman el gobierno nacional. Es decir que las fechorías que usted realiza con los bienes del ministerio a su cargo (robo de alimentos, lubricantes para motores, etc.) también deben cometerla todos los funcionarios del alto gobierno. Por ejemplo: no entendemos cómo el ministro de la defensa, para exponer un solo caso, puede sostener en el exterior a sus bellas hijas que, por la robustez de senos que nos mostraron en la web, cada una se debe comer por lo menos medio kilo de jamón serrano cada mañana madrileña, amén de lo que consumen familiares acompañantes, guarda espaldas y chofer. ¿Alcanzará su salario y demás extras que debe recibir para comprar los dólares requeridos para mantener su familia en ese exilio dorado? ¿Del gasto de mantenimiento de esa familia se encarga el Estado venezolano? Eso es grave por constituir delito penado por la Ley. ¿Estará enterado el fiscal de tamaña irregularidad o también él hace lo mismo?

Solicitar respuestas a estas interrogantes es como pretender que el gobierno nacional acepte realizar una auditoría pública con participación ciudadana de los más de QUINIENTOS MIL MILLONES DE DÓLARES ($ 500.000.000.000, oo) que administró CADIVE con la anuencia del Banco Central de Venezuela y la aprobación de la Presidencia de la República. No lo hará porque esa es la suma desfalcada -robada- por civiles y militares que conforman el alto gobierno en complicidad con empresas nacionales e internacionales y está hoy depositada en bancos extranjeros.

Sorprende oír que la infraestructura de la República de Irak será reconstruida con 80.000 millones de dólares que aportarán los Estados que contribuyeron a destrozarla. Imaginemos que estamos dirigidos por patriotas que en el más puro acto de soberanía y justicia decidan reclamar a nivel internacional -como lo permiten los acuerdos de la ONU- la fortuna robada al pueblo venezolano que está depositada en bancos internacionales. Imaginemos que en lo inmediato sólo logremos repatriar 50% de lo robado y el otro 50% a mediano plazo. Estaríamos hablando de DOSCIENTOS CINCUENTA MIL MILLONES DE DÓLARES ($ 250.000.000.000, oo) suficientes para reconstruir la patria que la mafia cívico militar gobernante ha destrozado, asistir al pueblo que muere de hambre, parar el éxodo de la población y recibir a los que huyeron del terror que vivimos.

¡Ante el hambre y la miseria que nos acogota debemos actuar ya!

Mañana será tarde, nuestros familiares se mueren de hambre, enfermedades y para rematar en manos del hampa alimentada desde los cuerpos militares y policiales que poseen el monopolio de las armas pertenecientes al pueblo venezolano. Para ello debemos bajar de la "nube electorera" porque el hambre apremia y la muerte acecha. Tanto así que dudamos el pueblo venezolano pueda aguantar hasta la segunda quincena de mayo para actuar, no resiste, no resistimos.

Hora es de desechar ilusiones, la mafia cívico militar no pierde con nadie y si lo hace arrebata (www.aporrea.org/ideologia/a260029.html - "Al voto asistido no le gana nadie"), debemos unir voluntades y constituirnos en militantes de la convocatoria del Paro Cívico Indefinido que hemos planteado en "Alcedo Mora candidato del pueblo arrecho" (www.aporrea.org/ideologia/a259825.html).

¡Sabino nos señaló el camino, me señala el camino, nos señala el camino!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2553 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a260080.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO