¡Insanamente podridos!

¡¿Será que no servimos para un carajo?! ¡Será que somos profundamente irresponsables y faltos de probidad!

Durante cuatro años y un tanto. Bajo figura independiente a través de firma de Contadores públicos. Prestamos profesionalmente servicios de apoyo a la Unidad Corporativa De Auditoría Interna de Petróleos De Venezuela, S.A. (PDVSA). Lo hicimos; implementando la acción operativa de programas de trabajo de campo. Así como de evaluación y pesquisaje financiero en empresas filiales de la home office (PDVSA) de corte petrolero, gas y otras. No hubo rincón del país que no le hiciésemos seguimiento -(Renglón Operativo/Financiero)- con respecto a las considerables y materiales cantidades de dinero; que Petróleos De Venezuela, S.A. (PDVSA) destinó a múltiples desarrollos y obras de infraestructura, proyectos y servicios. Bien sean esos desarrollos acometidos directamente por Petróleos De Venezuela, S.A. (PDVSA). y/o a través de gobernaciones.

De hallazgos y entre sorprendentes e inenarrables debilidades y/o excepciones para amargura nuestra. Para desconcierto de hombres comprometidos con el proceso revolucionario en roll de auditores externos independientes adscritos a esa Unidad Corporativa. Nos asombraron las delincuenciales faltas de seguimiento a obras y servicios. Así como la criminal desidia y el vandálico desempeño de infinidad de contratistas. Ejemplo: → No fue raro que luego de la inauguración de Módulos Médicos o Centros De Atención Médico Integral en cualquier parte del país. A los tres y/o cuatro meses de construidos; se derrumbaran y/o presentaran peligrosas fisuras. Se construyeran en sitios donde no era civil ni arquitectalmente lógico edificarles. Escuelas lastimosamente inconclusas. Asignación de cuantiosos recursos a gobernaciones para que acometieran planes viales que no se ejecutaban. Propósitos algodoneros que nunca vieron la luz de la concreción y menos de la eficiencia. Absurda construcción de costosas canchas deportivas en caseríos desiertos y abandonados por la desidia de sus gobernaciones. Entregas de pie de cría bufalino que nunca más se supervisó ni se supo de él -(Embarcados a las cuatro de la madrugada; y luego de cuatro horas en lancha a motor en peligrosas vías acuáticas en Delta Amacuro. Desembarcados y ya in situ a las 8am. En caserío indiano. En terrenos con agua lodosas hasta casi rodillas. Fuimos a supervisar la existencia física de un pie de cría bufalino y su desarrollo. Nadie se hizo responsable del ganado entregado por el estado a través de Petróleos De Venezuela, S.A. (PDVSA). No obstante los adversos detalles enfrentamos el peligro en el malezal; e insistimos en inventariar la mancha de ganado, para tener al menos una cifra de referencia y cotejar posterior con el documento inicial acta de entrega de los semovientes. A la distancia algunos machos nos hicieron amenazantes gestos de embestir, enfrentamiento y agresión; y luego alzados y mostrencos se perdieron monte a dentro. ¡¡No pudimos contarles se los tragó el monte!!) Así como desembolsos considerables para la instalación de infinidad de proyectos que se perdieron y/o quedaron inconclusos. Inversión de importantes sumas de dinero en terrenos al borde de caudalosos ríos e inhospitalarios malezales. Cursos para entrenar a comunidades en alejadas aldeas del profundo Estado Anzoátegui; en materia de: ¡¿Comunas y/o Cooperativas?! Con duración de tres o cuatro días de duración, entrega posterior de un cartoncito/diploma de asistencia. Por los cuales se cobraron de honorarios, ofensivos montos dinerarios amén de los costosos gastos de viaje de los fulanos instructores. -¡¡Todo eso y muchas cosas más las confirmamos in situ!! En fin todo un cúmulo de aberraciones que nos desconcertaban, no obstante ser un grupo de hombres y mujeres curtidos en esos menesteres de análisis financieros, diagnostico de transacciones, confirmación, pesquisaje, seguimiento, hallazgos y conclusión de informes confidenciales con remisión al liderazgo de la Unidad Corporativa. Y al margen de lo anterior; tipo -"Mc Giber"- como recordáramos alguien en pretensión irrespetuosa, de mote estigmatizante e hiriente nos bautizara. Tales aberraciones detectadas permitían que se nos encogiera el alma por razón de estar amorosamente comprometidos con el proceso revolucionario socialista.

¡¿Dónde fueron a parar nuestros informes?! ¡¿Se enteró el camarada Presidente Hugo Rafael del contenido de esos confidenciales informes?! ¡¿Elevó la dirección de La Unidad Corporativa De Auditoría Interna de PDVSA a conocimiento del camarada Rafael Ramírez; el rosario de graves excepciones de esos hallazgos?! Y/o; ¡¿Se anexaron al papel periódico que observamos puesto a disposición del alumnado en algunos colegios y liceos para limpiar el ano?! ¡¿Qué oscuros ocultos entretelones no pudimos ni nos dejaron pesquisar, que abruptamente cancelaron las labores de indagación?!

Hoy. Tempraneros nos hemos asomado a la prensa y nos enteramos de dos Kafkianas -(Por aquello de lo insólito de La Metamorfosis)- situaciones. La una con denuncia de la camarada Iris Varela, en la cual plantea -(Insistimos en lo Kafkiano)- algo que es de acuerdo a nuestra apreciación: ¡¿O de corte grotesco?! Toda vez que tal situación de agravamiento social es de "¡¡Dominio Público Por Saberlo La Opinión Del Pueblo Masa!!" y/o es de: ¡¡Manifestación de pristinus inocencia rayana en la ironía de nuestra querida Iris!! Y ella sabe que la queremos y respetamos por compartir proyecto de país. (Sic. U.N.) → -"Tenemos un grave problema de impunidad -(Elemento tácito dónde: En el país)"- Solo nos resta por descargo justificar lo "novedosos" de Iris en su opinión; → lo que según nos refieren venenosamente algunos jodedores en el vecindario. → Tanto ella al igual que la Ministra Del Servicio Penitenciario Mirelys Contreras igualmente prestigiosa camarada nuestra. Ambas no viven acá en la República Bolivariana De Venezuela y por eso se sorprenden y denuncian que de novicidad; tengamos un grave problema de impunidad.

La segunda noticia que nos llena de encontrados sentimientos -(Cólera. Decepción. Terrible pasión de inmisericorde pasar facturas y arrasar con tanta incompetencia y estafa)- es la que como un grito de incontenible enojo; pública: La Asociación Nacional De Distribuidores De Productos Alimenticios (ANDISPROA, s.c.); en la cual advierten la preocupación que les embarga por la grave crisis que atraviesa nuestra nacionalizada empresa Lácteos Los Andes.

De lácteos Los Andes recordamos que en nuestros viajes en calidad de oficiante auditor con otros colegas. Tozuda y orgullosamente con un inmenso sentido de pertenencia. Todo el cuerpo de auditores con profundo y amoroso nacionalista jactancia, rechazaba para el consumo particular los renglones de otras envasadoras. Y todos. Absolutamente todos en nuestra ingesta. Nos inclinábamos por el consumo de: La leche envasada por Lácteos Los Andes. El Yogurt envasado por Lácteos Los Andes. La Chicha envasada por Lácteos Los Andes. El Chocolate envasado por Lácteos Los Andes. Los jugos de varias presentaciones y sabores envasados por Lácteos Los Andes. Etc.

Hoy según la infame noticia de advertencia que formula La Asociación Nacional De Distribuidores De Productos Alimenticios (ANDISPROA, s.c.) con respecto a Lácteos Los Andes. La empresa. Nuestra nacionalizada Empresa Lácteos Los Andes. Se encuentra al borde de la quiebra. Será que al margen de los sueños libertarios y redencionales que iluminó para nuestras rutas y caminos Hugo Rafael -¡¡Portando Hugo el estandarte y la prodigiosa luz de Osiris fundido en Rá!!- ¡¡Desde distantes orientes eternos donde moran Bolívar y Zamora y otros hermanos de luz!! ¡¡Él hijo prodigio de la patria!! ¡¡Hugo Rafael portando la linterna que generosamente cual testigo en la carrera de los nuevos tiempos, le traspasará Selena y la revolución; a fin de derrotar la oscuridad y someter los contratiempos!! Desde la eternidad expresa: ¡¡Yo Hugo Rafael tu comandante soy la luz y el camino; sígueme y haremos la patria grande que tanto queremos!!-

¡¿Es irrealizable lo que quizás de onírico y templario narramos en párrafo anterior pertinente ha: Hacer La Patria Grande Que Tanto Queremos?!

Al margen de levantar piquiña en la piel: -¡¿Será que no servimos para un carajo?!- -¡¿Será que corroídos hasta el alma por los contravalores éticos del capitalismo y su razón de ser individualista; somos profundamente irresponsables y faltos de probidad?! ¡¿Insanamente podridos?!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1730 veces.



Julio César Belisario

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: