la co

Mientras los ricos comen carne los pobres comen pellejo

Muy cerca del 27 de Febrero del 89 los venezolanos nos desplazábamos entre la abundancia y la pobreza, una parte de la población gozaba de buena salud económica, que le permitía acceder a los productos básicos y exquisitos sin mayor apremio, aunque los precios eran muy altos.

En cambio otra parte de la población hacia malabarismo con las cuatro lochas que ganaba para poder cubrir el presupuesto familiar. Cuyo presupuesto era objeto del tira y encoje, cuando pagaba el alquiler no podía comprar la comida y si compraba la comida no podía pagar el alquiler.

Para ese entonces familias ricas se daban el lujo de tener hasta cuatro carros último modelo en sus casas –quintas, además animales de raza, que se alimentaban mejor que cualquier niño de un barrio cualquiera de nuestras ciudades.

Siendo ñangara fui invitado por una camarada que trabajaba de servicio en una residencia de la Urbanización CERRO VERDE, para que presenciara como alimentaban con carne de res a un pichón de tigre, que tenia de mascota el propietario de dicha mansión.

Semanalmente dicha residencia era surtida además de los cortes de primera ,lomito, solomo de cuerito, ganso, punta trasera ,pulpa negra y muchacho redondo, para el consumo de la familia, también llevaban los llamados cuartos de res delanteros que servían para cubrir la ración de carne con la que alimentaban a dicho animal.

Grotesca diferencia social entre una familia que vivía en una urbanización del este con otra que vivía en un rancho de nuestros barrios.

Ese comportamiento discriminatorio y desigual que existía en nuestra sociedad, para ese momento, fue el preludio del estallido social que provoco la rebelión de los barrios, que bajaron a buscar por la fuerza lo que democráticamente le negaban los presidentes de la derecha que gobernaban de espalda al pueblo para favorecer los intereses de los grupos económicos que controlaban los medios de producción.

Hoy producto de la guerra económica, se está presentando un cuadro social similar al vivido con anterioridad a la explosión popular, llamado el "Caracazo". Los mismos grupos económicos de antes, han vuelto por sus pasos, desaparecen y escasean los alimentos y productos del hogar, los encarecen a ex profeso a niveles inalcanzables para provocar la ira del pueblo, en abierto desafío a las instituciones del Estado.

Por otro lado manipulan al pueblo con el cuento de que la materia prima y productos elaborados que están importando lo están haciendo con dólares TODAY, cuando la verdad verdadera es que el gobierno le está otorgando dólares preferenciales para que hagan sus importaciones.

Argumento que solo tiene el propósito de justificar la ola especulativa en la que andan montado los comerciantes, cuyos fines son estrictamente políticos, destinados a desestabilizar al gobierno o provocar un estallido social.

No es cuento de camino de que la situación actual es peor que la vivida para el momento que gobernaba Carlos Andrés Pérez, no porque estábamos mejor económica y socialmente, sino porque no estaban presente los factores políticos que se están utilizando para quebrar la moral del pueblo lograda en estos 18 años de gobierno Bolivariano.

El tema en si es que estamos volviendo al cuadro social de aquel entonces, donde los ricos se daban el lujo de alimentar a sus mascotas mejor que a los hijos de cualquier familia que vivía en nuestros barrios, individuos sean del gobierno o de la oposición, viviendo en la opulencia, mientras el pueblo de a pie, viviendo penurias , danzando de un lado a otro buscando donde comprar un producto "REGULADO" por los propios comerciantes, ya que aquí desde los informales, machaqueros, panaderos y comerciantes en general se soltaron el moño con la especulación.

LA MALDAD de los comerciantes es tan arrecha, que los productos o artículos alternativos con los que siempre el pueblo de a pie, equilibraba sus necesidades, los han llevado a precios especulativos, que le han cerrado toda posibilidad a buena parte de la población de tener una modesta alimentación.

A titulo de referencia: Visite el Mercado de quinta Crespo y me encontré con estos precios: El kilo de PATAS DE POLLO Bs 8400, QUESO DURO Bs 30000, CARTON DE HUEVOS Bs 32000, MORTADELA Bs 37000, POLLO ENTERO Bs 15000, ALAS Bs 16000, YUCA Bs 3500, Bs PLATANOS 3800, MARGARINA Bs 6500, AZUCAR Bs 18000, ARROZ Bs 15000, PASTA Bs 14000, VERDURA SURTIDA Bs 4500.

También me encontré con la nueva modalidad que están aplicando los vendedores ambulantes de pollo y carne, embolsan los pellejos y la están vendiendo a Bs 4000.

Cuando en los gobiernos de la cuarta se estaba dando esta situación, nació la consigna "MIENTRAS LOR RICOS COMEN CARNE LOS POBRES COMEN PELLEJO", pues bien aunque u no lo crea, se está repitiendo la historia.

Dios quiera no se repita en toda su dimensión,

Solo nos queda esperar que la Constituyente y el gobierno que son la misma cosa, hagan el milagro de parar esta locura desatada en los comerciantes,

Que a troche y moche se quieren llevar por delante al gobierno, sin medir las consecuencias.

Maduro y la Constituyente deben entender "que tanto da el cántaro en el agua hasta que se revienta" No estamos en tiempo para seguir deshojando la margarita" es tiempo de actuar despacio pero sin pausa. Pero además con mucha autoridad y sin vacilación contra un enemigo que no tiene compasión ni paz con la miseria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1303 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a251887.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO