Un gobierno sordo que quiere dejar de serlo

"A todo lo largo de la historia de Venezuela hay como una voz que se alza continua y patética para advertir los riesgos de los tiempos y la necesidad de rectificar el rumbo del país… es una fría actitud de positivo pesimismo… para despertar conciencias, acicatear voluntades y pedir remedios… ese nunca roto hilo de la prédica del país ideal".

Arturo Uslar Pietri.

Nada puede interesar más en estas graves horas a un venezolano que tratar de desentrañar las causas de la espinosa crisis que vive el país. Como una persona a quien Venezuela duele, quien sabe que la profesión de ser venezolano es dura ocupación, expresamos nuestras opiniones. No se trata aquí de condenar sino advertir. De ayudar al gobierno a ver las equivocaciones y corregirlas. Esta será la única manera de perfeccionar la democracia, de radicalizarla, de practicar la Constitución de la República Bolivariana en todas sus consecuencias. A la búsqueda de su estabilidad, a su conservación e incremento, como el modo de vida que los venezolanos todos elegimos el 15 de diciembre de 1999 mediante un referéndum popular, el cual hemos sostenido con nuestro voto y adhesión van dirigidas estas observaciones, redactadas en horas de intensa tensión.

Este hecho en sí fue una decisión acertada, positiva, la cual debió ofrecer a la nación un tiempo de bonanza que entregara a todos los venezolanos las posibilidades de un desarrollo pleno. Eso no fue así, el nuevo gobierno que elegimos el año 2013, el cual hemos sostenido con nuestro voto y adhesión van dirigidas estas observaciones, redactadas en horas de intensa tensión. Con el nuevo gobierno, entraron los agentes perturbadores que inmediatamente entraron en juego, la incapacidad para manejar las ingentes cantidades de dinero (dólares) por las materias primas. Los grandes corruptos, corruptores y mediocres, pero habilísimos para corromperlo todo y habilísimos para trepar el poder, nos están convirtiendo en animales que sólo pensamos beber, comer y dormir.

La intensa corrupción y su red de testaferros, las inmensas fortunas forjadas a la sombra del poder. Aquí se han hecho fortunas gigantescas a la sombra del gobierno y en conexión con él. La corrupción sin posible pena, la imposibilidad de que ningún corrupto pueda ser juzgado y vaya preso. El pueblo se siente engañado, el espíritu de las personas sabe que la mayor parte de los que han llegado a detentar posiciones de poder lo han hecho para enriquecerse, sabe que las denuncias hechas nunca han terminado en la condena de quienes han delinquido tomando lo que no les pertenece. Por eso somos considerados en el exterior como el país de mayor corrupción. El que ha generado mayor número de delincuentes de este tipo y donde no hay castigo. Y no la hay porque también la corrupción judicial es generalizada.

No es reuniéndose en Miraflores para defender al pueblo… sino efectuando el viraje de 180 grados que tiene que dar el gobierno para poner de lado la clase política incompetente y corrompida e incorporar en estos tres últimos años de gobierno a la gente honesta y capacitada para sacar el país del atolladero… Es doloroso admitirlo pero es cierto que la gente que está a favor de la situación existente es muy poca… El problema… lo encontramos en el hambre que el pueblo pasa, en la inseguridad y el terror que se vive…

—Como se ve, el problema es político. Su enfermedad es corrupción. Sin desterrarla nada será posible lograr.

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 820 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a247563.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO