"El arado y el mar"

Diosdado, no comprender el fenómeno del "bachaqueo" nos conduce al fascismo

Escribimos este texto alarmados por las señales que indican deslizamiento franco hacia el fascismo. Es impresionante la velocidad del giro, es urgente tomar medidas, aún hay tiempo. Veamos.

El bachaqueo es la manifestación social del fracaso de la socialdemocracia intentando hacer Revolución, tiene la base psicológica del capitalismo rentista que este gobierno profundizó: facilismo, rompimiento de la relación esfuerzo-logro, recompensa material y reparto de la renta sin elevación de la moral revolucionaria, pérdida de la conciencia del deber social.

El modelo socialdemócrata está agotado, las señales son múltiples, el “bachaqueo” es sólo una de ellas. Su precursor fue el “dakazo”, los “raspacupos” lo presagiaban, los discursos desde las altas esferas alentando al consumo, a limpiar los anaqueles fue su grito de guerra, la valorización por el tener, el odio al saber, al conocimiento, contribuyeron a abonar su aparición.

Cuando el modelo socialdemócrata se agota, la sociedad entra en crisis profunda que toca todos los aspectos de la vida, desde la economía hasta la ética, la política, la ideología. Entonces surgen corrientes en el gobierno tratando de superar la crisis.

Nos encontramos con los socialdemócratas que achican agua de la nave que zozobra e intentan seguir navegando con el mismo esquema que perforó la línea de flotación; no reconocen la situación ni los errores que condujeron a ella. Así, lo que consiguen es profundizar el desastre.

Por otro lado, están los desesperados, como el alcalde de Puerto Cabello, que al quedar sin respuesta apelan a la violencia, al atropello de las leyes, al desconocimiento del Estado, de los derechos humanos sin más argumento que su machismo simplón, reconocen su incapacidad. Lo hacen sin percatarse de que la solución de fuerza los arrollará a ellos mismos, desvirtuará lo poco que queda de Revolución, abrirá las puertas al horror, a la persecución de lo diferente, de etnias, de revolucionarios, de extranjeros, la historia está llena de ejemplos. Hoy son los “bachaqueros” a los que se les pone la braga de Guantánamo, mañana serán los Revolucionarios, los Chavistas quienes serán sometidos al escarnio público; deberán portar, como hizo hitler con los judíos, y hoy hace el alcalde con los presuntos “bachaqueros”, un distintivo que los señale como culpables, quizá se les ocurra la boina roja del chavismo. Quizá las calles de Puerto Cabello sean barridas un día por gente con boinas rojas; quizá el alcalde sea uno de ellos, agarrado sin juicio y condenado al escarnio como él hace ahora.

La situación es alarmante, podemos afirmar que ya se ha creado, crecida en el abandono del espíritu de Chávez, una corriente militar poderosa, derechista, que existe pero no se ve, y cuando se apersone ya será tarde. Esta corriente presiona desde la sombra, arrastra a la Revolución a salidas de fuerza, la tiñe de fascismo. La resistencia a esta corriente es débil, más bien consigue adeptos, pocos se atreven a denunciar el error y sus consecuencias.

Las más bajas pasiones, los sentimientos más viles se hacen políticos y aúpan la vendetta, por ahora contra los humildes transformados por el mismo gobierno en “bachaqueros”, pero mañana se extenderá por toda la sociedad.

Pero hay esperanzas, el Defensor del Pueblo ha terciado en el debate con sensatez, ha dicho que ese camino no es legal y es políticamente errado, que atenta contra la condición humana. La respuesta ha sido grosera, al alcalde le dio "arrechera" y se insubordina, que me “jodan”, dice. Diosdado reitera que “los ‘bachaqueros’ son una plaga”. Qué dirá la Fiscalía de esta vapuleada a la constitución, de esta “justicia” al margen de la ley.

Nosotros desde "El Arado y El Mar" respaldamos la posición del Defensor del Pueblo, y llamamos a los altos dirigentes a reflexionar, a resistir a la corriente fascista, a ir a la única solución posible: profundizar el Socialismo, volver a Chávez.

A Diosdado, que lo sentimos chavista auténtico, le hacemos desde el corazón un llamado a reflexionar, a que piense qué diría Chávez de ese calificativo al pueblo desposeído, de ese tratamiento a las colas inmensas con mayoría de gente humilde que se defiende de la profunda crisis económica con los valores que le inculcaron, en los que la educaron, que no tiene instrumentos organizativos ni políticos ni sociales para dar otra respuesta que no sea el egoísmo, organizado o individual; que se defiende, reiteramos, de una crisis producto de los errores del gobierno: dar dólares a la burguesía, a los grandes “bachaqueros” (estos sí, una plaga) que se robaron los dólares de cadivi.

La Revolución de Chávez no puede terminar en esto, extraño socialista éste, muy muy extraño, persigue a los humildes con saña, con brigadas, con operativos…los burgueses, los capitalistas ladrones duermen tranquilos.

¡Viva Chávez!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5581 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a212223.htmlCd0NV CAC = Y co = US