¿Estamos o no en un proceso hiperinflacionario?

En los círculos académicos se viene produciendo un debate –innecesario desde mi punto de vista- respecto a si es apropiado o no, calificar el actual proceso de aceleración de precios en el país como una hiperinflación. Al respecto, la gran mayoría de los economistas parecen haberse anclado al concepto acuñado por Phillipe Cagan en cuanto a las magnitudes de inflación necesarias para considerar como hiperinflación a una determinada situación económica. Ese nivel de aumento de precios se estableció en 50% mensual en su momento. De acuerdo con estos colegas si el país no alcanza esos niveles, no puede catalogarse como hiperinflación.

Por otra parte, el prestigioso economista Felipe Perez Martí ha venido insistiendo que Venezuela ya está viviendo lo que se conoce como una Hiperinflación moderna. De acuerdo con la International Accounting Standards (IAS) ente internacional encargado de fijar estándares internacionales de prácticas contables que orienta a las empresas en el reporte de sus cifras, un proceso hiperinflacionario se caracteriza por:

  • La población general prefiere mantener su riqueza en activos no monetarios o en moneda extranjera relativamente estable. Los saldos disponibles en moneda local son inmediatamente invertidos para mantener su poder de compra.

¿Pasa esto en Venezuela? sin duda. Desde el ama de casa que almacena inventarios de meses de productos, pasando por el bachaquero, hasta las grandes empresas que dosifican sus inventarios, sin mencionar el hecho de la enorme fuga de capitales de quienes han puesto a buen resguardo en monedas estables sus activos, es una realidad generalizada que nadie quiere quedarse con bolívares.

  • La población general se refiere a los montos monetarios no en términos de moneda local sino en términos de moneda extranjera. Lo precios pueden establecerse en esa moneda

Me atrevería a decir que en este momento no existe en el país ninguna transacción comercial de importancia que pueda transarse en bolívares. Desde equipos tecnológicos, vehículos nuevos o usados, celulares de gama alta, viviendas, alquileres etc, todo se transa en dólares. Hasta las bandas delictivas de secuestro express, secuestro de vehículos y por supuesto, secuestro de personas, están pidiendo rescate en dólares.

  • Las transacciones comerciales de compra y venta, cuando son realizadas a crédito, reflejan en sus precios, la cobertura que reduzca la pérdida de poder de compra del dinero durante la vigencia del crédito. Incluso en períodos muy cortos.

  • La tasa acumulada de inflación en los últimos tres años alcanza ó excede el 100%.

Bajo este último criterio solamente, Venezuela se encuentra en un proceso hiperinflacionario. Sólo la inflación acumulada en el lapso mayo 2014- abril 2015 supera el 100% de acuerdo con estimaciones del Bank of América. Recordemos que las estadísticas de inflación de Venezuela son de exclusiva propiedad de los emperadores que nos gobiernan. No es un asunto que interese a nosotros, los súbditos.

Hasta dónde puede llegar la inflación este año? El cielo es el límite. El presidente Maduro no ha mostrado la capacidad ni la voluntad de enfrentar la situación, por lo que las expectativas son francamente negativas.

En cuanto a quien tiene la razón, no es importante. Los economistas nos caracterizamos en gran número por un enorme ego y en atacarnos unos a otros. Yo pienso que si estamos en hiperinflación, espero las pedradas.

 

Referencias:

http://www.iasplus.com/en/standards/ias/ias29

 

@jhernandezucv



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2257 veces.



Javier Hernández

Economista (UCV). Candidato a Msc en Gerencia.

 jhernandezucv@gmail.com      @jhernandezucv

Visite el perfil de Javier Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a210694.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO