Pildoritas 78 (año VIII)

Para la Superintendencia de Precios Justos

Estimados compatriotas de la Sundde

Cuando leemos por la prensa, oímos por la radio y vemos por televisión noticias como las publicadas en los últimas horas, uno se pregunta; ¿Si estos delitos aberrantes contra el pueblo, cometido por unos cuantos desalmados ya tienen más de dos años cometiéndose, por qué no se había procedido antes?

Aquí en la frontera del Táchira con Colombia sufrimos de manera ya desesperante, las consecuencias de las acciones desestabilizadoras que ya no dudamos fueron planificadas hasta en los más mínimos detalles por expertos a los que lamentablemente hay que reconocerles, que mientras persistan las colas, mientras de un día al siguiente los precios de todo se incrementen sin control, la sensación que se palpa en las expresiones de la gente es que el gobierno está perdiendo la guerra.

Una de las carencias que coloca en desventaja a las huestes de la Revolución que desde los cargos públicos del área están en la obligación de darle la pelea a las mafias del todo el comercio, en todas sus ramas y manifestaciones, es y así lo han manifestado muchos funcionarios es la falta de personal al que hay que formar y habría que escoger muy bien para, como ya ha sucedido, no salgan a, en una especie de salto de talanquera, colocarse al servicio del enemigo, por unos cuanto dólares o bolívares, según el caso.

Por ello, SIN MUCHA ESPERANZA, y por sugerencia del grupo de personas que intentamos de alguna manera, ayudar aunque sea con un humilde aporte, decidí escribir por aquí al ente rector de la lucha contra la especulación, el acaparamiento, el desabastecimiento armas que cual misiles, están haciendo estragos en mente, el estómago y el bolsillo de la gente, categorías, que siempre estarán por encima de cualquier inclinación política.

Ante ello aquí va lo que pensamos sería muy efectivo sobre todo para, de forma rápida, crear como una especie de refuerzo salvador, que si se utiliza con buena gerencia, voluntad y constancia pero con premura, más si tomamos en cuenta que no falta nada para unas elecciones en las que, no nos caigamos a coba, tendríamos que lamentar no haber actuado a tiempo y con acciones contundentes y masivas en todos los focos e instancias desde donde se dispara contra el pueblo para devorarle cual pirañas los ingresos que cada día se hacen mas escasos en su poder de compra.-

Es una idea que de aplicarse, con toda seguridad contribuirá a darle un golpe certero a quienes inventaron esta guerra económica que tanto daño le está haciendo, no solo al estómago y al bolsillo de la gente, sobre todo la más humilde, sino que actúa contra la intención de voto revolucionario que como sabemos es el verdadero objetivo de esa estrategia maldita que podría resultar fatal para el proceso.

La idea que podría denominarse “SUNDDE BARRIO ADENTRO” consistiría en lo siguiente:

PRIMERO:

Que la Sundde en cada Estado con la división territorial de los barrios en cada ciudad, utilizando sus equipos de inspectores para distribuirlos, un inspector responsable o un equipo mínimo, según el número de que se disponga, por barrio, a fin de que en el menor tiempo posible conforme un grupo (especie de Sundde Barrial) multidisciplinario, con los habitantes de dichos barrios, quienes previamente instruidos, en una reunión que se haría en la escuela del barrio o en cualquier otro local, dotarlos de autoridad y una credencial que les permita exclusivamente dentro de los límites de su barrio, ejercer la autoridad, con la Ley en la mano, acompañados por el o los inspectores, y funcionarios uniformados de la GN, PNB, EJÉRCITO, milicianos que sean apoyados por la Fiscalía y Tribunales respectivos para, en caso de allanamientos cumplir con lo establecido en las Leyes.

SEGUNDO: Su funciones específicas, entre otras, serían:

1.- Elaborar un mapa de todo tipo de comercios en toda el área geográfica del barrio, estableciendo tipo, ubicación, nombre y en lo posible propietario, con el fin de saber cuántos abastos, bodegas, carnicerías, farmacias, ferreterías, panaderías kioscos, etc., existen en esa comunidad y con el personal voluntario con qué se cuente, repartirse las tareas de controlar:

a) que el establecimiento esté debidamente legalizado es decir que haya cumplido con los requisitos que le permitan funcionar legalmente.

b) Que se respeten los precios oficiales de la cesta básica los cuales han sido fijados consensuadamente y aparecen en las respectivas Gacetas Oficiales.

c) Establecer las irregularidades y procurar las sanciones correspondientes, así como hacer el seguimiento para que los infractores no reincidan en sus delitos.

d) Concienciar al resto de los residentes del barrio para que hagan las denuncias respectivas sobre delitos tales como acaparamiento, especulación, venta a bachaqueros, etc.

e) Ejercer actividades de difusión sobre la existencia de esa instancia en el barrio y procurar ganarse la simpatía y el apoyo de la gente que seguramente lo hará, ya que a todos les afecta el bolsillo y el estómago, los cual por lo general, hay sus excepciones, está por encima de la inclinación política.

f) Llegar de ser necesario a convencer a la gente de optar en casos extremos, por el BOICOT, con el fin de, colocándose frente al establecimiento, grupos de personas afectadas, no permitan la venta de aquellos productos, perecederos o no, que estén siendo vendidos con sobreprecio.

g) Convencer a los dueños de comercios para que denuncien a los distribuidores que acostumbran facturarles con precios regulados pero cobrarles por debajo de cuerda, precios más altos, hacerles firmar por una cantidad de mercancía y entregarles menos, lo cual se va a reflejar en la venta al consumidor final.

h) Solicitar al Organismo Estadal, proceder de manera perentoria a localizar a esos distribuidores y obligarlos por la Ley a renunciar a tan absurda y dañina práctica y con su información llegar hasta el primer eslabón de la cadena que bien podría ser el productor o el importador, según el caso.-

j) Otras que se consideren necesarias para el logro del objetivo, cual es el que se respeten los precios y se minimicen los efectos de la guerra económica con la MASIFICACION DE LOS CONTROLES, por esta vía de involucramiento de la gente de cada barrio, en pro de su propio beneficio.

De otra manera, sería imposible pues por muchos inspectores que haya, jamás podrán cubrir todo el universo de comercios, que como bien sabemos en casi su totalidad, violan las leyes correspondientes.

En cambio así con un inspector o un pequeño grupo de ellos por cada barrio es altamente factible contrarrestar las terribles consecuencias que la mayoría de la gente está padeciendo.-

Es una idea de la que el Táchira podría ser pionero y servir de ejemplo al resto de los estado del país, la misma, aquí, por nuestras característica de frontera, es absolutamente necesaria, pues de otra manera el control seguiría siendo muy reducido si se compara con el enorme número de establecimientos, cuya mayoría está sumado a la guerra económica.

Prácticamente no requería de erogaciones especiales o muy onerosas, pues seguramente en el Barrio habrá quien preste su colaboración para una sede desde el cual despache el equipo que se conforme.



NOTA: sería conveniente difundir la noticia y las bondades de esta estrategia por la vía del perifoneo, a través de megáfonos y volantes, pues es posible que ello sirva de disuasión para aquellos que están sumados de alguna u otra manera a esta guerra económica.

Apreciados compatriotas. Le cuento que en estos días , en una cola gigantesca para adquirir papel higiénico en el Supermercado Premium, me dediqué a recorrerla y a conversar con casi toda la gente sobre esta idea, todos, sin excepción manifestaron que les parecía muy buena y creían en su efectividad y que estarían dispuestos a colaborar-

Ahí le dejo esta humilde contribución, si lo desean véndala como suya, pues a nosotros lo que nos interesa es que no se siga maltratando al pueblo y como consecuencia creando, lo cual es el objetivo final, una especie de animadversión contra el gobierno, que arropa incluso a quienes han acompañado este proceso desde sus inicios.-

Un abrazo, en espera de su opinión a la mayor brevedad,.

Agradecido por su atención:

Lic. SAUL MOLINA ZAMBRANO

Prof. Univ. Jubilado

Columnista de Aporrea desde hace ocho (08) años.

Columna Pildoritas

0416-(En archivo Aporrea)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2148 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: