Entre bachaqueros y politiqueros se encuentra sumido el Alto Apure

Son muchas las promesas y planes que desde el gobierno regional anuncian como medidas para enfrentar el flagelo del contrabando; pero estas mismas son como una especie de juego de béisbol, es decir por temporada ya no se toca el tema o no se acciona, la voracidad mediática con la que inicio y de seguro mostraba al radio escucha y al televidente resultados bastante llamativos para el momento y se anotaban un home round mediático ante una población altamente golpeada por esta  plaga maldita que es el bachaqueo y el contrabando; pero ese punto no era más que una pantomima para ensalzar a mi pueblo que resiste la más cruel arremetida económica de las mafias del contrabando y las mafias de politiqueros que no sufren lo que sufre el de a pie. El Distrito Alto Apure con más de 120 mil habitantes hoy recibe la más bestial arremetida por las grandes mafias del contrabando y las falacias de los politiqueros que en nombre de la revolución y el socialismo siguen creyendo que nuestro pueblo  es pendejo y que mientras el obrero, el maestro, el terciarizado en instituciones “revolucionarias”, el que se rebusca dignamente ofreciendo su fuerza de trabajo para poder comprar el pan esos son los que sufren la irresponsabilidad de un gobierno regional, un General de una Área de Defensa Integral, un jefe de la SUNDEE, en fin la irresponsabilidad campante de los que se rasgaban las vestiduras como cual devoto cristiano ante un pueblo que recibe la metralla especulativa y no tiene de otras que tragarse su arrechera y decir esta vaina se la llevo quien la trajo, o esto se jodio. Expresiones como estas son las que se escuchan en las esquinas, en las farmacias, panaderías; en cualquier punto y no es pueblo opositor si no pueblo que le duele cuando le dicen desde el otro lado de la acera “Esta es la Revolución”. Ese pueblo aún se mantiene firme y que con su sufrimiento por el descontrol que hay, y por las peleas por el poder es el que está llevando del bulto.

Es muy común saber de las peleas entre los gobernantes, pero es más común ver a jóvenes y mujeres como se convierten en un huésped del bachaqueo como por ejemplo comprando la carne de primera y hasta la de segunda en las carnicerías del Distrito Alto Apure para trasladarla hasta Colombia, mientras que al pueblo lo están obligando a comer pellejo; estos especuladores juegan a poner precio a la comida venezolana al precio que venden al mafioso contrabandista y al bachaco parasito.

Mientras todo esto sucede los mecanismos de control creado por  el estado bajo la responsabilidad política del gobernador se convierten en uno más del juego ya que no se nota la presencia que permita que el pueblo se sienta protegido, el control del cemento y la cabilla en manos centralizada y para que el de a pie pueda adquirir una paca de cemento o la compra a mil y tantos bolívares o se espera tres y cuatro meses si acaso tiene influencia con quienes tienen el poder. Los malandros de la política que operan en la frontera se englorian con el poder robado al pueblo, poder otorgado por el jefe de la inquisición en Apure ramón carrizales a los Papados locales y donde estos  ordenan, quemar, pulverizar, llevar a la guillotina o a la horca política; a quienes se resisten a sus designios de borrachera de poder.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1644 veces.



Oglis Ramos

Luchador revolucionario-militante del coletivo pueblo rebelde. Graduado en geografía e historia. Colaborador de diversos medios europeos tales como el Diario Octubre y Diario Unidad de España.

 ramos.oglis19@gmail.com

Visite el perfil de Oglis Ramos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas