Respuesta a propuestas hechas al Gobierno para solucionar la crisis inducida por la derecha fascista

Nos ha llamado mucho la atención una información que ha tenido alguna  difusión en las redes, es una propuesta al Gobierno revolucionario del Presidente Maduro, con motivo de la presentación de un libro titulado “¿Qué es la Revolución  Socialista?”. Al notar que  esta reseña, ha motivado a algunas personas, a usar su contenido, para sumarse a la descalificación del Gobierno revolucionario, que han desatado sobretodo,  algunos camaradas que no dejan de meterle piedras al zapato de la revolución. Me ha parecido conveniente, darle unas respuestas puntuales a los planteamientos vaciados en esta nota, porque percibo que hay un claro interés en culpar al Gobierno, de las consecuencias de la conspiración económica que perpetra la derecha fascista contra el pueblo venezolano. No hacemos referencia al libro, porque no lo hemos leído

Propuesta:

Las medidas centrales que podrían solucionar la actual crisis económica de Venezuela “son la estatización del comercio exterior y la nacionalización de la banca”, expresó el coordinador del Centro de Investigaciones y Formación Obrera (CIFO), economista Manuel Sutherland.

A nuestro entender, esta es una buena sugerencia, si asumimos que el Estado es a la familia, como la familia es al Estado, estamos de acuerdo. Mientras en Venezuela, transitamos hacia el socialismo, el Estado debe ser el ejecutor garante del buen vivir de los ciudadanos, pero la conciencia del pueblo debe asumir al Estado realmente como a un padre bueno y justo y, el Estado debe actuar como un Padre ejemplar, cómo son la mayoría de los jefes de familia sean padre o madre, ello es mejor que depender del imperio y el capitalismo.

¿Por qué tiene que ser malo  que el Estado controle todo lo atinente al bienestar del pueblo? Sí el pueblo y el estado están conscientes, que son dos factores de una ecuación, cuyo resultado, debe ser  el bien común de la Patria y el pueblo. Sí lo hacen, con honestidad y principios humanos de alta calidad, todo saldrá bien.

Si nos preocupa, que en otras latitudes y otras oportunidades, ello no funcionó bien, se puede deducir que fue mal aplicado, por eso no resulto bien, o seguramente, la influencia de la cultura capitalista sobre esos Estados, resulto más efectiva y ello condujo al fracaso del modelo. Debemos estar claros, que el buen vivir de los pueblos es chocante a los intereses hegemónicos de los imperios. No coadyuvar para que nuestra revolución tenga éxito, es hacerle el juego al capitalismo.

Propuesta.

Para explicar su propuesta, el economista se refirió a las exportaciones e importaciones en el país; en ese sentido, precisó que el crecimiento de las primeras durante el lapso 2003-2013 fue de 225%. En las segundas se registró más del doble, un 400%. Estas cifras significan que, aunque el precio del petróleo aumente, “las condiciones de la clase obrera no van a mejorar si no se hace la revolución socialista”.

Esta observación, pareciera traída de los pelos, para dar a entender, que la revolución ha fracasado en este aspecto. Olvida el expositor –no sabemos por qué- la situación de la patria durante ese lapso que heredó una economía parasitaria, improductiva, manejada por una pequeña clase tan privilegiada como deshonesta y egoísta, dedicada solo al mercadeo, usando como capital las arcas del estado, pero manejados estos recursos en dólares y bolívares, como si ellos, fueran los dueños del erario público, esto ha sido, una carga pesada  difícil de sortear por un Gobierno revolucionario pacífico y sin violencia como lo propuso el Comandante Chávez. Pero a ello, debe agregarse, que la población tampoco estaba clara, que tenía que asumir una responsabilidad en el esfuerzo por cambiar el modelo, tampoco la revolución le exigió ese esfuerzo a la población, por el contrario creó las misiones para obviar el estado pesado y entrabador que siempre le escamoteo la participación de la renta petrolera al pueblo,ello también significo un peso. Mientras tanto el  Presidente Chávez al mando de la revolución, comenzó a desmontar ese viejo estado rentista y parasitario, para ello hizo grandes inversiones, para crear un músculo industrial que no teníamos y aunado a ello hubo que incrementar las importaciones de alimentos y otros artículos  que nunca se produjeron en la patria, además combatir exitosamente los desastres naturales que tuvimos que enfrentar y, la construcción masiva de viviendas. También, la misma tarea de industrializar y convertir el viejo estado en un estado nuevo y efectivo, potenció las importaciones.

Si a ello, sumamos el inmenso esfuerzo del estado para combatir la eterna conspiración contra la revolución desatada por la derecha criolla con el financiamiento y el apoyo del imperio y acólitos. Concluimos que, los buenos deseos esgrimidos en el primer planteamiento por el expositor, ahora con este segundo planteamiento se quitan la careta y aparece el verdadero rostro de antirrevolucionario, o ¿Es que están confundidos?, en tal caso es bueno rectificar, y gastar toda esa sapiencia y formación profesional para coadyuvar para que la revolución sea exitosa.

Continúan proponiendo soluciones basadas en la cultura y ciencia capitalista, debemos producir más y consumir menos suntuosidad. Es la vía socialista: Conciencia

Propuesta

Explicó que el esfuerzo del Gobierno Nacional en la asignación de divisas se perdería por las importaciones fraudulentas o por la fuga de capitales: “Nuestra burguesía local ha privatizado gran parte de la renta, y es en su dinámica de acumulación la responsable de la crisis económica que tenemos”.

Esta es una verdad de Perogrullo, nos preguntamos, siendo  correcto el diagnóstico, ¿Por qué entonces?, No se usa la experticia para proponer soluciones sin acudir al expediente de la descalificación, exacerbando, las consecuencias nefastas de la conspiración de la derecha contra la economía venezolana y contra el pueblo. Esto se podría evitar, si el delito no existiera y, es hacia eso, donde se debe dirigir el correctivo. No usar la delictual práctica de la burguesía criolla, para endosarle culpas al Gobierno revolucionario.

Propuesta

En ese sentido, indicó que las importaciones del sector privado del país del 2003-2013 se ubican en 354 mil millones de dólares “en apenas 11 años”, pero las exportaciones en el año 2012, alcanzaron un monto de 2 mil millones de dólares.

Pero bueno, acaso no se dan cuenta con respectoa las importaciones, que ahora en revoluciónla gente consume más, aun cuando le venden caro, porque tiene mejor poder adquisitivoy, por otro lado el contrabando de extracción, es una vía expedita desde los puertos venezolanos hasta los almacenes de los países vecinos con primacía de Colombia, con respecto a las exportaciones, tenemos que producir más para consumir menos importaciones y entonces exportar los excedentes, si pretenden molestar al gobierno con estos argumentos, enfilen sus críticas y recomendaciones a crear sistemas productivos que potencien la producción de bienes dentro del país, para eso, creo que han sido formados muchos venezolanos, para ser proactivos y no solo murmuradores.

Propuesta

Aseguró que “importar cajas vacías es más lucrativo que el negocio con cualquier droga” y que los dólares “manejados y manipulados” son comprados en un precio determinado y vendidos en otro muy superior.

Pero, ¿Por qué hacer referencia a eso? Eso, es sencillamente un delito contra la patria, eso lo sabe el Gobierno y, está actuando, ¿Acaso no hay presos  por defraudar al usar las divisas? ¿Será, que creen, que el Gobierno revolucionario promueve  esa práctica lesiva a la patria? Si en ello, participan corruptos empleados del gobierno, denúncienlos, y sean proactivos para solucionar ese problema, ¿Acaso no han sido favorecidos con suficiente formación profesional y patriotismo para apoyar y colaborar con la revolución,en lugar de estar echando la culpa al Gobierno, todo el tiempo?

Propuesta

Sutherland sostuvo que, en el año 1998, “Venezuela completa importó 222 millones de dólares en fármacos”, fecha en la cual no se registraban escasez ni desabastecimiento. Pero en el año 2012 el país habría importado 3.200 millones de dólares y una cantidad similar en 2013.

“Es decir, que se importó 14 veces más de lo importando en 1998, pero ¿dónde están las medicinas? No existen”, señaló, y consideró que no hay controles eficaces.

Señaló que estas importaciones supuestamente crecieron 14 veces, pero la cantidad de fármacos en kilos que habría llegado al país “decreció en 75%”.

Continúa, el análisis basado en la cultura capitalista y el afán de culpar al Gobierno revolucionario de las consecuencias del ataque inclemente de la derecha apátrida.

¿Cuantos millones de personas vivían en Venezuela en 1.998?, además, que  tampoco se atendía con eficiencia la demanda de fármacos a toda la población. Eso está demostrado, lagente vivía en un país empobrecido  a propósito, para, solo hacer negocios. La verdad, ahora es otra, con el doble de la población y, unas redes sanitarias abastecidas con medicamentos importados a un precio alto y además sujetos a una guerra económica, que los manipula,  desaparece y contrabandea hacia países vecinos, el estado se ve en la obligación de importar cada vez más para cumplir con la tarea social de mantener optima la salud del pueblo, o ¿Es que no lo ven con claridad?

Propuesta

Sutherland consideró que los concesionarios de vehículos debería haber suficiente existencia de autos, pero “no se consiguen” porque presuntamente los responsables “lo que hacen es quedarse con los dólares, para meterlos en el mercado paralelo. Venden los dólares que cuestan 10 bolívares en 100”.

El economista aseveró que “el problema no son los dólares”, ya que el Estado venezolano dispondría de suficientes divisas para no endeudarse y “hacer todas las cosas que se necesitan en el país”.

Quisiera saber, si, se refieren a las marcas de carros que tradicionalmente han estado depredando en el mercado nacional. ¿Cómo que no hay existencia?, si los importadores siguen robando las divisas, además, se han preguntado, ¿hace falta tener tantos vehículos?, eso es un problema que se soluciona con producción, en eso anda él Gobierno. El Ejecutivo Nacional,  ha instalado dos sistemas de subastas de dólares que se proponen con valores bien definidos, y con un control previo y posterior. Entonces, ¿Cómo es eso que venden los dólares en el mercado paralelo a 100 bolívares?, ¿Quién los compra? ¿Quién los vende? Seguro, que no es el Gobierno., Por otro lado es un negocio bien malo, cuando las reglas de juego están bien claras. Quiere decir entonces que los consumidores son los que se dejan robar y esquilmar, es contra eso, que deben  recomendar acciones preventivas y punitivas y, contribuir a ese fin, con el pueblo, el gobierno y la revolución. Creemos que la solución está en usar todos los recursos, para crear conciencia en el pueblo para que deje sin efectividad la manipulación con las divisas. Eso requiere conciencia y patriotismo, ello lo podemos lograr, si colaboramos con nuestra revolución.

Propuesta

Por estas razones, reiteró que el Gobierno Nacional debería estatizar el comercio exterior y efectuar las compras de manera directa. Mencionó que la Cantv, en su momento, era una empresa con gran demanda de dólares y al ser nacionalizada “dejó de pedir dólares”; lo mismo ha sucedido con Movilnet, Banco de Venezuela, entre otras.

Ante estas experiencias, señaló que la estatización sería un gran avance, para “disminuir la sangría de dólares y evitar que esas empresas fuguen nuestros capitales y nos arruinen”.

Vuelve el proponente a desembocar en una muy buena solución, pero sigue, desvirtuando su oferta al darle más peso específico a los problemas creados por laderecha, el imperio y su cultura capitalista, que usa como armas un excesivo consumismo adornado con exuberancia de boato, sofisticación y estilos ajenos a nuestra idiosincrasia, (la que debería ser).

Pero,advertimos, que no es solo estatizar para comprar directamente, es reducir las importaciones al mínimo, y  potenciar al máximo la producción nacional mediante el trabajo empoderado de las comunas, para que el pueblo tome las riendas de su vida, no hay otra. Y derrotar la economía burguesa promoviendo efectivamente la clase trabajadora como protagonista en todos los aspectos de la producción pública,  privada o mixta, en ese aspecto el pueblo debe estar también empoderado.

Propuesta

Al responder la interrogante de su obra, manifestó que la revolución socialista “es la destrucción del poder político y económico de la clase burguesa” y la constitución de un Estado obrero que instaure la revolución del proletariado.

“En Venezuela todavía no se ha dado la revolución socialista”, opinó. “Lamentablemente, no estamos conscientes de las tareas que nos tocan y del momento histórico que vivimos”, consideró.

Bueno debería hacer otro libro, proponiendo métodos para salir del atolladero, y coadyuvar para que  las políticas del estado surtan efecto, y, si dichas políticas, necesitan una reorientación actúen más proactivamente, y no se dejen arrastrar por las corrientes que se detiene mucho en el análisis del problema y no pasan del diagnóstico y la anécdota, a la solución.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA PATRIA SIGUE!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1777 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a197156.htmlCd0NV CAC = Y co = US