Ojo, la guerra económica, debe ir mucho más allá que los artículos de electrodomésticos

Luego, de varios días de la guerra económica que inicio el gobierno revolucionario y la  intervención en algunos comercios, nos  hemos dado a la tarea de hacer contraloría  en algunos espacios de la  capital  y los  resultados no son muy alentadores:

1.- Es sabido que desde  hace mucho tiempo, TODOS LOS COMERCIOS, practican  el sobreprecio, la usura  y pare  usted de contar, ya que es la tendencia  del capitalismo y el vicio de la  mayoría de los comerciantes, ganancias  por encima del 700%, 1.000% y más , en todos los niveles, de todos los ramos; aquí no se salva nadie. Por muchos años la razón principal de todos los comerciantes, en el ajuste  indiscriminados de sus precios, era  el valor del dólar sea  oficial  o del llamado mercado paralelo y más cuando todo un poder  oligárquico económico  anda  pensando  en tumbar al gobierno.

2.- Se  inicia el plan de la guerra económica y de entrada los procedimientos e inspecciones  en negocios como: DAKA, MUNDO SAMIRA, PABLO ELECTRÓNICA, COMPUMALL, CENTROS COMERCIALES, ENTRE  OTROS. Bien, la gente  asumió el asunto  e  hizo sus colas (fuera de los desadaptados sociales  y  busca  pleitos  que trataron de empañar  un proceso queriendo robar y/o  saquear  artículos que eran para la venta) por lo demás  la gente hizo sus colas  y compro lo que considero  eran precios más  razonables; la mayoría de las compras han sido artículos electrónicos  y  línea blanca fundamentalmente. 

Hasta aquí todo va más o menos bien, el gobierno se desplego a nivel nacional y  andan por allí haciendo  su trabajo contra la guerra económica,  demostrando  que existe  especulación   y usura en la cadena de comercio y ciertamente  el problema es de todos; algunos dueños  de comercios  dicen  que se ríen del gobierno  por esas  multas  tan irrisorias  de hasta  5.000  unidades tributarias, que eso lo que  da  es mucha  risa. Coño pana, las multas  debían ser  desde  50.000  unidades  tributarias  hasta  500.000  unidades  tributarias  y según los niveles de ingreso de la empresa en los últimos dos años. Aún falta mucha tela que cortar, veamos algunos ejemplos recientes:

Ejemplo 1: En el caso de los alimentos, aún persiste la escases de ciertos  rubros. Hablemos del Pollo. Ni  en  los  abastos Bicentenarios, ni en PDVAL,  ni en la Red Privada  se consigue regularmente  dicho rubro; pero resulta  que lo consigues  en algunos abastos de la esquina, en el abasto de la planta baja del edificio, en los mercados de cielo abierto en el Municipio Sucre, por ejemplo,  o en algún camión con  nevera  que los  vende  en las calles, hasta en el mercado del cementerio, PERO  EL KILO a  Bs. 65  y hasta Bs. 75, fuera de la regulación. Todo ello frente a las narices  de las autoridades competentes y no pasa  nada. Aquí el robo es a mano armada  tomando en cuenta  el precio de regulación del producto, tanto entero como despresado.

Si vas  a los mataderos de pollos, más cercanos a la ciudad capital, te encuentras con que entran y salen camiones repletos de pollos  para el matadero y  éste  saca el producto  con  la bolsa  al precio regulado  correctamente, pero ¿qué pasa  que el pollo no llega en forma regular a todos los comercios?.

El comerciante  que vende  el Pollo a ese  precio ( Bs. 65 o Bs. 70 el kilo)  esta especulando y  robando al pueblo.  NO PASA  NADA  PORQUE HAY COMPLICIDAD  DE MUCHAS  AUTORIDADES  Y TIENEN MIEDO DE ENFRENTARSE  CON ESA PARTE DEL PUEBLO. Además  se burlan de las políticas  del  gobierno y eso da más arrechera. El portugués de la esquina, el Español del abasto, el Colombiano del Kiosko y el Venezolano en cualquier rincón, no le paran bolas  a las políticas del gobierno.

Pero, lo más grave  de todo  es  que en muchos pueblos del interior de la república la cosa  esta peor  que en las ciudades, la especulación es exponencial y muchas  alcaldías  y gobernaciones  no hacen absolutamente nada. Gente viaja  del Oriente del país a  comprar en Caracas  y regresar con un mercado a su hogar; aplica lo mismo para los que viven en el occidente. Eso ocurre todos los días  aquí en la Capital. De la CARNE, ni hablar es el mismo cuento, nadie  respeta los cortes  ni los  precios regulados. Las mafias  de los Mayoristas  y frigoríficos  andan haciendo la guerra silenciosa  al gobierno y nadie  le pone un parao a esa situación. El gobierno hace esfuerzos por la distribución  de la carne importada  a precios regulados, pero igual allí  imperan las mafias.

Ejemplo 2: En el caso de  las prendas  de Vestir. Aquí  ni hablar, hasta en el  mercado del Cementerio  en Caracas, que era  una referencia  económica  para comprar  prendas a precios razonables están practicando la usura  y robando a la gente del pueblo. Hace falta urgente  una medida  de control e inspección a todos los comerciantes del mercado del cementerio; pero ahora, ya mismo,  no después  de las elecciones  ni luego de Diciembre.

Algunos comerciantes  del Cementerio dicen que el gobierno tiene  miedo de intervenir en la zona del Cementerio dada las características de quienes venden allí y atienden los distintos comercios, hay mucha  gente humilde  pero también hay  especuladores  y usureros  que roban al pueblo  todos los días.

Otro ejemplo, allí mismo en el  Cementerio  cerca  del oncológico Padre Machado y se extiende  por toda la zona del mercado del cementerio y es que personas  que viven en las distintas adyacencias  se creen los dueños de las aceras  y calles  y cobran hasta  Bs. 100  por cuidar  un ratico un carro y la gente, como no hay estacionamientos suficientes, cae en las manos de estos ladrones populares  que especulan al mismo pueblo;  es decir, pueblo jodiendo al mismo pueblo. Esta es la revolución que no queremos. Lo peor de todo,  no son los cien bolívares, es que todos  dicen  y justifican esos precio, los que allí cuidan carros,  que le tienen que pagar vacunas  a  todos las  autoridades  competentes  que están en la zona: policías de transito, Policías  Bolivarianos, guardias nacionales  y en fin todos cobran  su poquito de lo que se hace en el día con respecto al cuidado de los carros  en las calles  respectivas de todo el Cementerio. COÑO PANA,  hasta cuando el pueblo va seguir jodiendo al mismo pueblo, por eso es que la oligarquía  y los burgueses  se ríen de muchas cosas  y no le paran bolas  al gobierno porque dicen que el mismo pueblo se pisa la manguera.

Ejemplo 3: La oligarquía esta de ataque lento  y siguen con su objetivo de desacreditar al gobierno. Los grupos poderosos que manipulan a la gente con los alimentos, ahora lo quieren hacer hasta con el LICOR  en estas fechas decembrinas, acaparando el producto  para que las ventas  sean masivas a precios elevados  y las personas  paguen lo que sea  para poder  tomar  algún licor en las fechas decembrinas. Es un ataque  directo y frontal  en este momento.

El gobierno debe tener  mucho cuidado  y meter la lupa muy a fondo del rubro de bebidas alcohólicas  y tener  mucho cuidado con las decisiones que tomen en este sentido, dado que estos desean que ocurra lo mismo que con los electrodomésticos  y la gente haga colas  en las licorerías  en la búsqueda  del agua alegre. En todo caso, lo que desean  es predisponer a las personas y que  por tradición, de siglos,  los venezolanos  toman caña, esa es una realidad. Basta  ver, por ejemplo,  en los campos petroleros, en toda Venezuela, que  el personal obrero, especializado o no  y de niveles  superiores dejan  gran parte del cobro de su semana  o quincena  en  los bolsillo de las licorerías; lo lamentable es que luego de estar en  marchas contra los oligarcas, por ejemplo, del grupo Polar y su combo de mercenarios  de  los alimentos, que  siempre han estado metidos en la desestabilización del gobierno y juegan  al caos siempre con los alimentos; pues  estos petroleros  salen de las marchas a comprar cajas  y cajas de cervezas; en consecuencia el Grupo Polar se alegra de las marchas  y  todo lo que signifique reuniones  masivas pues ellos saben  que enseguida se incrementan las ventas  en las licorerías. Que vaina con la revolución; hasta que el pueblo todo logre concientizar a fondo  y que la mayoría, en un momento dado, diga que va a boicotear  y no comprar más productos, ejemplos cervezas, para darle duro al bolsillo de los oligarcas o al grupo Polar, solo  hasta ese  momento podemos decir  que la revolución profundizo en su nivel de conciencia de verdad, caso contrario, nuestro lideres  podrán hacer todo  lo que quieran pero el fondo y el meollo de todo este asunto se encuentra en la verdadera conciencia que pasa en  tomar decisiones  colectivas y  que los grupos económicos entiendan de esa realidad, lo demás es paja. Cuando pongo el ejemplo de los Petroleros, es porque  lamentablemente existe una cultura  de  bebidas  en esos lugares  y  no hemos  sido capaces  de  superar esa  barrera del consumo del licor  y más  aún porque dicho  personal  goza  de unos  buenos ingresos  y  por ello esa  oligarquía  les exprime  sus bolsillos todas  las semanas, con camiones  y camiones del mencionado liquido, ni hablar de las barriadas por el mismo asunto.

La revolución  ha hecho poco  o casi nada  con respecto  al sector  del licor,  algunos entendidos en materia política  dicen que ese  no es un tema en discusión  y  que es muy sensible  a nivel nacional  y toca desde  los niveles  más bajos hasta  la alta sociedad, lo que hace que sea  un tema  sin casi discusión en forma  directa  y  todo es manejado  con mucha  mano izquierda, para evitar conflictos hasta sociales. Todo sea por la caña. Los hijos de Chávez  en algún momento tendrán que tocar este tema  en forma muy directa  y veremos que pasara. Así como el  ejemplo de los licores, aplica  para otros rubros, con el respeto y consideración a ese  grupo de petroleros  que hacen que a Venezuela  le lleguen los Dólares por la vía  de la producción petrolera; pero ello no justifica lo que hacen, lamentablemente por asuntos culturales, un alto grupo de petroleros  llenándoles  los bolsillo a quienes  le hacen la guerra económica todo los días  a la mayoría de los venezolanos.

Otro Ejemplo: Haciendo un recorrido  por toda la Gran Caracas, a los establecimientos de  Lavado de Vehículos, el asunto es  sorprendente: Una  lavado  promedio de un carro, ejemplo un Fiat, un Corolla o similar sale  en Bs. 180  y si es camioneta, sea Cherokee, Bronco o similar sale  en Bs. 250 y si además  les pides  los precios de los accesorios que venden en dichas  tiendas,  un Limpiaparabrisas para un Corolla  te dicen que cuesta  Bs. 900 a Bs. 1.200. Si les pides los precios de un buen refrigerante  te dicen que cuesta Bs. 700  y si además le pides  los precios de los aceites - lubricantes para tu vehículo te sorprenderás: todos según ellos son importados, casi ni venden los lubricantes PDV. Aquí es donde uno se preguntan ¿porqué  ni las estaciones de servicio PDV te venden  los lubricantes, para  donde  se van?. Si tenemos la principal Industria petrolera y tenemos la petroquímica  y producimos tales  lubricantes, todas  las estaciones PDV  deberían estar abarrotadas  de estos insumos para los vehículos y no es así.

Coño, hasta cuando en los autolavados  van a seguir robando al pueblo. Es urgente una medida  de fiscalización para todos estos comercios  que roban al pueblo, al de la clase media,  al que tiene su vehículo y desea  cuidarlo.

Bueno, pero el asunto no se queda allí, el asunto de la guerra económica  es  que los comerciantes  siguen  especulando con sus precios  y las medidas adoptadas  parecen  que  pasarán por debajo de la mesa. Abastos, panaderías, ferreterías, y comercios  en general andan en la onda  de la especulación, en todos los rincones de la patria, hasta en los pueblitos más alejados  hay la usura  que juega garrote.

Cuando Ud. va  a los mercados de cielo  abierto, ejemplo en todo el municipio Sucre, los días  sábados o domingo, cada  toldo dice  que esta autorizado por la alcaldía respectiva, y todos los que venden el rubro POLLOS Y CARNES  no respetan la regulación, y que hace el pueblo: NO PROTESTA, les compran al comerciante  al precio  que les da la gana, lo mismo  ocurre  con los QUESOS, nadie  respeta los precios  regulados  y la gente  no dice  nada  y paga al especulador. Sería  interesante  que cuando existan estos mercados a cielo abierto, se presenten las autoridades por sorpresa y fiscalicen los precios de ventas  y verán  que  existe especulación y robo a mano armada, pero la gente NO DICE  NADA, NO DICE  UN COÑO.

En fin, salir  a dar un paseo por  el Este, Oeste, Sur  y Norte de la Capital  te  darás  cuenta  que existe  un  conglomerado de comercios  que andan de risa en risa  con el gobierno, siguen especulando con sus precios y lo único que te dicen es  que  eso pasara y que el gobierno se cansara de estar en las calles  fiscalizando. ¡QUE TAL!

Bueno, la  revolución  bolivariana  y su accionar con la guerra económica debe  ir  mucho más allá  y es que al demostrar la usura  y el robo  generalizado  de muchos  comerciantes  en contra de todo un pueblo, lo primero que hay  que revisar es donde  están las fallas estructurales  para evitar que eso siga sucediendo; sanear  la economía  con buenas leyes ahora con la Ley Habilitante  es un paso obligado Y  QUE LAS SANCIONES O MULTAS SEAN REALMENTE SEVERAS, hace falta  que las multas sean  bien altas  para evitar  que los comerciantes caigan en la especulación y usura; pero más allá de eso es el problema  cultural del consumismo  y  la conciencia  de cada persona. Esperemos que los nuevos Decretos con la Ley  Habilitante sean  muy contundentes  para  seguir  resolviendo y ordenando la situación que vivimos  día a día.

Hemos avanzado sin duda  alguna, pero  aún falta mucho camino por recorrer en esta revolución bolivariana. Sigamos adelante y sobre todo  mantener  viva la llama revolucionaria  y  el legado del Comandante supremo. Algunos entendidos de todo lo que esta ocurriendo ahora  con el tema  especulativo, afirman  que muchos rojitos, infiltrados o no,   engañaron al Comandante Supremo, sabían lo que estaba ocurriendo, lo que estaba sucediendo y se quedaron en silencio, no hicieron nada, no movieron un dedo, no se sabe  si  intencionalmente  o porque están metidos  en el negocio, solo el tiempo lo ira  diciendo; lo que si esta claro es  que aquel que haya traicionado a Chávez  el mismo  pueblo los va a desechar  y quedaran  enterrados para siempre en  esta revolución. Algunos funcionarios  del alto rango, por dignidad,  ellos saben quienes  son  y que responsabilidades tenían,  deberían poner  sus cargos  a la orden  y  renunciar  irrevocablemente ahora  en Diciembre, dada toda la  olla  que fue destapada  por la falta de controles  y medidas  de supervisión, es lo menos que pueden hacer y así dar paso a otros  revolucionarios para continuar en la lucha  de todos los días. Claro, se les  puede  dar el beneficio de la duda  y ahora tendrán  que  trabajar el triple para enmendar sus errores u horrores, eso es válido si hay nivel de conciencia  dado que  muy posiblemente las leyes  no le permitían actuar en consecuencia, ahora con la Ley habilitante, a correr, apretar la marcha y a cuadro bien cerrado, que lo que bien es joropo.

¡Alerta, alerta, alerta que  camina, la espada de Bolívar, de Chávez  y de todo su Pueblo, caminan por todos los rincones de la Patria,   por toda América Latina y más allá!; 

¡Que Viva Chávez, la lucha  sigue!, que ese huracán de sentimientos de amor, llamado Chávez, recorre la Patria, nuestro Continente  y el mundo entero; soplando  bien fuerte  los vientos de Libertad, de Justicia y  de amor entre los pueblos verdaderos.

Independencia y Patria Socialista, Viviremos y Venceremos, estamos en el camino correcto y venciendo, somos muchos.

Darwin Solórzano

Email: darwsol@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1665 veces.



Darwin Solórzano


Visite el perfil de Darwin Solórzano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: