La anticorrupción permitida: caso Eduardo Samán

En Venezuela la casi totalidad de los que ambicionan la cosa pública hacen lo indecible para parecerse al Libertador, aunque de él tengan apenas su nombre en los labios y la más inmensa canallería en el corazón

Francisco Herrera Luque

Un fantasma anda suelto, el espectro de COPPELIA vigila la santidad de la corrupción y la burocracia y arremete contra todo aquel o aquella que represente peligro para el o la que roba a sus anchas.

A Eduardo Samán no lo conozco, no me une ningún lazo que no sea el de ser hermanos por parte de patria, solo eso. Pero de verdad me he sentido identificado con la lucha que libra desde la posición que le es asignada, pero que lamentablemente siempre está mediada por oscuros intereses que les complace más su silencio que las ganas de hacer patria que Samán demuestra en cada una de sus ejecutorías.

Me identifico, porque de una manera u otra vivo situaciones parecidas a las que atraviesa Samán, gracias al pseudopoder de los que infiltrando la revolución viven de ella y saben usar la máscara para hacerse ver como revolucionarios en estado puro y terminan defenestrando a quienes tenemos una postura letal contra la corrupción, el oportunismo y la burocracia. Pero el caso es el de Eduardo Samán, y el terrible enunciado oficial donde el Ministro Fleming lo despoja del poder para remover funcionarios incapaces y corruptos –que es lo que ha dado otra cara al INDEPABIS- que han fraguado sus modus operandis delictivos tan lejos y tan cerca de la gestión del ministro, al que se le habían pasado todas.

Es acaso esta decisión ministerial sana en el combate contra la corrupción o pudiera ser el encaje perfecto que como mecanismo de defensa le da ventajas a corruptos y burócratas a adecuarse a nuevas situaciones. Soy de los que cree que si. En efecto, dentro de esos esquemas perversos de quienes son hábiles para sortear medidas contra la sanidad del erario público la lógica tiende a darle un nuevo rostro, realmente es una nueva mascara, a la lucha contra la corrupción, pero no contra los corruptos en una gatopardiana forma de dejar las cosas como están, algo así como la anticorrupción permitida.

No hay forma de entender medidas como estas. Ahora, creemos que se está errando los métodos y caminos en el combate contra la corrupción, incluso desde el más alto nivel cuando se asume que los que roban dentro de las instituciones del Estado vienen de otros partidos y son dueños de otras ideologías. Esto no es nuevo, lo que despertó la rabia en Hugo Chávez en el caso Coppelia o lo que recientemente ha ocurrido en el Fondo Chino obliga a otra lectura: dentro del partido hay toda una elite de alto nivel que es responsable directa de nombramientos impuestos que terminan tomando cuerpo en la corrupción y la burocracia al frente de instituciones del Estado. Se vienen apadrinando corruptos y burócratas dándole vía libre a prácticas y procedimientos que están a años luz de la decencia y el socialismo. Ellos callan, como callaron ante Chávez y con su silencio contribuyeron a la metástasis.

Lo anterior es delicado porque desestima todo el poder que representa el EJEMPLO en la construcción del socialismo. Lo anterior es delicado porque deja ver peligrosamente la presencia significativa de más bolivaristas -por su adicción al libertador moneda- que bolivarianos. Lo cierto es que debemos reconocer que muy cerca de nosotros, aquí mismo en el partido tenemos corruptos y burócratas a los que no se les ha podido asestar el golpe definitivo…por sus padrinos, por sus padrinos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3130 veces.



Nelson España

Miembro del Frente Antiimperialista de la Zona Sur - Anzoátegui

 espanel7@gmail.com

Visite el perfil de Nelson España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson España

Nelson España

Más artículos de este autor