Venezuela: Empresarios patriotas vs empresarios apátridas, un falso problema

En las últimas intervenciones públicas del Vice-presidente Nicolás Maduro ha insistido en que la actual situación económica del país, signada por la especulación y el desabastecimiento de productos esenciales para la dieta diaria, se debe a que un puñado de empresarios apátridas, parasitarios y sostenedores de una clases política de derecha mafiosa, vienen haciendo toda una feroz campaña para desestabilizar la Revolución Bolivariana.

Esta percepción de la actual realidad del país por el citado funcionario se nos antoja que está preñada de una gran peligrosidad teórica, pues, pareciera que en el capitalismo rentístico venezolano conviven de tipos de fauna del capital: los patriotas y los apátridas. Desde su nacimiento hace más de seis siglos, el capitalismo viene demostrando que sus agentes bailan al son del máximo beneficio en una lucha a muerte con sus competidores. El capital no tiene patria, tiene intereses; siendo capaz de ceder la corona política para retener la bolsa (Carlos Marx)

En Venezuela el proceso de acumulación de capital desde la cuarta década del pasado siglo depende sustancialmente de la renta petrolera, o sea de los beneficios del Estado. El mecanismo más expedito para transferir los proventos del petróleo hacia los bolsillos privados del capital ha sido y seguirá siendo la corrupción administrativa. Sin embargo, por las draconianas leyes del capitalismo rentístico, otra vía para la obtención de la renta, ha sido el recurrente aumento de precios, sobretodo, a partir de la octava década de este mismo siglo. La Inflación y el desabastecimiento son manifestaciones objetivas de la manera de operar el capitalismo, apuntalado por una renta internacional que se ha sobre acumulado; o sea, se sembró el petróleo en demasía en el aparato productivo nacional. Siendo así, el pillaje, la inflación y la ausencia en los anaqueles de los principales productos para el sustento diario no se deben a la existencia a de empresarios malignos, sino que por el contrario, este es el ethos normal del empresario en estas latitudes. En consecuencia, cifrar las esperanzas para avanzar en la construcción del socialismo en unos empresarios patriotas no pasa de ser la concreción de una brutal falla teórica en los principales dirigentes de este proceso.

*Escuela Socialista de Coro


rompizvalles@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1926 veces.



Humberto Trómpiz Valles

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: