Solidaridad con el Ing, Rubén Perez y los otros, victimas de la mala gestión en el Banco de Venezuela

Pildoritas 224 (año 03)

No se puede más que solidarizarse con el Ingeniero Rubén Pérez de Maracaibo cuya denuncia contra la negligencia del Banco de Venezuela nos muestra la desesperación de una familia, ante la inminente posibilidad de perder los ahorros de toda su vida.

Ese caso que seguramente no es el único, viene a sumarse a otros casos denunciados por vía de esta página, que al parecer no es visitada por los ejecutivos del Banco Socialista y Revolucionario (¿?) que cuando se anunció su nacionalización trajo esperanza a muchos venezolanos que pensaron en la posibilidad de accesar a un crédito con mayor facilidad y sin la voracidad conocida de los bancos en manos privadas.

Lamentablemente pareciera que nada cambió, y una de las razones, habrá otras, es que la gente que conforma el personal capaz de frenar cualquier solicitud, que aprovecha la oportunidad que tiene para dañar la imagen de la institución que le da sustento, simple y llanamente porque es una víctima más de la disociación inculcada por los medios y actúa en consecuencia como un vulgar saboteador, no piensa en el mal que le hace a una familia, sino que con su actitud siente satisfacción de servirle a una causa sin escrúpulos ni sentimientos de solidaridad.

Tal vez casos como el del compatriota no llega al conocimiento de quien tiene el verdadero poder de decisión, menos al Presidente del Banco y por ello terminan convirtiéndose no solo en una injusticia más, sino en un motivo para que sucedan cosas como lo que vivimos el 26 de septiembre, en que tuvimos que aceptar el éxodo hacia la derecha o la decisión de abastecerse de muchos venezolanos que habían acompañado este Proceso, lo que viene a confirmar que los pequeños detalles cuando se descuidan en una gestión, a cualquier nivel, hacen más daño que las políticas macro que al fin y al cabo no tocan significativamente el día a día de los venezolanos.

Es una verdadera lástima y exaspera a quienes de una u otra manera somos inmunes a hechos y situaciones que actúan de forma negativa en muchos sin la solidez de principios, que le mantengan comprometido con un ideal que está por encima de errores, omisiones, improvisaciones o incapacidad para detectar a quienes siguen en capacidad dentro de los organismos de gobierno, de hacerle daño a una gestión, cuyas consecuencias son casos como el del Ingeniero Pérez.-

Ojala y el llamado que hemos hecho varios de los que tenemos el honor de escribir por esta página, de que alguien que tenga la facilidad de llegarle al Presidente de este Banco, le envíe las denuncias que como se ve deben estar sometidas a alcabalas por parte de el escualidismo que después de casi 11 años sigue gobernando en diferentes niveles y haciendo el mayor daño posible, aunque lamentablemente hay que aceptar que a veces “la cuña es del mismo palo”.-

EL ENCOMIABLE EJEMPLO DE VARGAS Y EL HATILLO CON LAS CORRIDAS DE TOROS.

Primero fue  Vargas, después  El Hatillo, Comunidades precursoras de llevar adelante y lograr el destierro de sus predios, del sangriento espectáculo que significan las corridas de toros,

Aquí en el Táchira concretamente en su capital San Cristóbal, son una tradición, las Ferias y Fiestas de San Sebastián, otrora famosas incluso internacionalmente, y que sirven generalmente para que con la mampara de presentar espectáculos “para el disfrute de la población” sirven para que una cuerda de vivos especule a calzón quitao, unos cuantos funcionarios hagan su agosto con la permisería, por la enorme cantidad de gente dispuesta a pagar por un papel que le permita montar un tarantín, un grupo de ingenuas muchachas crean que llegó el momento de gloria para que su sueño de ser reina se cumpla y pueda ser trampolín para que el zar de la belleza, el famoso Osmel, fije sus ojos en ella y se la lleve a la capital a ver si emula a la sin par Veruzka.

Pero el centro de todo el jolgorio que muchos esperan contando los días es el macabro circo que se monta en el llamado coso de Pueblo Nuevo, para cada tarde, seis tardes, en que se somete a inclemente tortura a siete hermosos ejemplares de los consortes de la vaca, en una muestra de sadismo puro acrecentado con la ingesta de licor sin medida, de los espectadores que emulando los circos romanos en los que disfrutaban viendo morir destrozados a seres humanos, son las corridas de toros, en las que varios toreros, eso sí después de colocar al toro en situación de minusvalía física, pues antes lo hieren con la llamada puntilla, y luego con banderillas, no una sino varias, desbordan arte (¿?) así llaman a la tal faena, que bien podrían realizarla sin necesidad de matar con saña a un ser vivo que sabemos es parte de la creación para la sobre vivencia de los seres humanos y no para servir de víctima estimulante de aberraciones de un sadismo que no se preocupan por ocultar.

Ese ejemplo de Vargas y El Hatillo, son un buen precedente para que aquí se intente algo igual , tal vez si no para parar las corridas por lo menos para obligar a los que tienen poder a que se hagan como en otras partes del mundo sin torturar al toro y menos matarlo, pues bien los toreros o mejor matadores como bien se les llama, podría alargar su faena de floridos pases y justificar así el bojote de eral que se llevan, pero sin matar, ni siquiera herir al toro.

Sería un gran paso, mientras con el tiempo ojala más pronto que tarde se destierre del país esas prácticas aberrantes.

Por ello la Sociedad Protectora de Animales, debería estar presta para generar acciones, incluso de calle a fin de evitar otro espectáculo deprimente como el que nos ofrecen todos los años el cual, por cierto, indirectamente o quizá directamente, el gobierno facilita pues lo toreros, generalmente extranjeros cobran en dólares o euros que salen de CADIVI lo cual en sí desvirtúa la verdadera función que las divisas deben tener como medio para importar por ejemplo medicamentos, insumos y equipos médicos, maquinarias agrícolas etc. y no para distraerlo en alimentar el sadismo a gran escala.-

Mientras escribía esta reflexión, me llegó un mensaje, algo que me pareció hasta providencial; el mensaje es una invitación a formar una cadena de protesta, tomados de manos, cada tarde de corridas alrededor de la plaza de toros, para protestar por la masacre y el derramamiento de sangre que baña la arena de un circo que nada tiene que envidiarle al de imperio romano (qué vaina que una de las características de los imperios es ver correr bastante sangre).-

yuviliz40@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1658 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: