Para el Presidente del Celarg la Ley Orgánica de Cultura es "borrosa e inaplicable"

Caracas, 24 Ago. ABN (Joaquín Pereira).- El presidente del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), Roberto Hernández Montoya, afirmó que el texto del proyecto de Ley Orgánica de Cultura debe mejorarse para ser "más claro y definido", con miras a que pueda ser aplicable.

Tal afirmación fue hecha en una entrevista realizada con motivo de la reciente aprobación en primera discusión del instrumento legal por parte de la Asamblea Nacional (AN). Dicha ley regirá el ámbito de la cultura en el país.

Hernández Montoya se suma a otras voces de las que hacen vida en el área cultural de Venezuela para criticar no sólo la forma sino el fondo del marco legal que regirá su labor, una vez sea aprobado en segunda discusión por las dos terceras partes de los diputados del Poder Legislativo.


Definiendo subjetividades

Para el licenciado en Letras, egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), con estudios en análisis del discurso realizados en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París, Francia, la ley en discusión tiene fallas por estar sostenida en materias no bien definidas.

"Aún cuando la definición de cultura que hacen en el segundo artículo no me parece mal, creo que ésta, desde el punto de vista puramente filosófico, cae de lleno en el campo de lo subjetivo: La cultura es la subjetividad", señaló.

Para ejemplificar lo difícil que es realizar una definición precisa de un concepto subjetivo Hernández Montoya utiliza un fragmento de un texto del escritor argentino Julio Luis Borges.

"Borges escribió en una oportunidad una definición que encontró de los animales, clasificándolos en a.-pertenecientes al Emperador, b.-embalsamados, c.-amaestrados, d.- lechones, e.- Sirenas, f.-fabulosos, g.-perros sueltos, h.-incluidos en esta clasificación, i.- los que se agitan como locos, j.-innumerables, k.-dibujados con un pincel finísimo de pelo de camello, l.-etcétera, m.-que acaban de romper el jarrón, n.-que de lejos parecen moscas", comentó.

Este ejemplo borgiano deja claro lo difícil de definir el concepto de cultura, lo cual se complica aún más si se quiere especificar lo correspondiente a cultura venezolana.

"La hayaca es un buen ejemplo de lo que es la cultura venezolana: Una mezcla deliciosa de muchas cosas", añadió.

Para el titular del Celarg, las mejores definiciones son las más cortas y precisas. "Hay dos conceptos de cultura que me gustan mucho. La primera es de un escritor que la define como una infratextura generativa, es decir, todo aquello que subyace al tejido social y que se mantiene en una continua dinámica creadora. La otra es del poeta Luis Eduardo Acevedo que la define como todo lo que no es verdor, es decir, todo lo que el hombre cambia y crea en la naturaleza", afirmó.

Un error: El indio sobre el negro y el blanco

El texto del proyecto de Ley Orgánica de Cultura aprobado en primera discusión hace un especial énfasis en la cultura de los pueblos indígenas y deja a un lado las culturas africana y europea que nutrieron lo que actualmente es Venezuela.

Esto es observado por Hernández Montoya como un intento peligroso de generar un sentimiento errado de nacionalismo.

"El peligro está en crear una entelequia a partir de la cual se comiencen a cometer toda clase de atropellos como se hizo con la supuesta cultura alemana", señaló.

Aunque reconoce el intento loable de los legisladores por defender la cultura venezolana del efecto perverso de las multinacionales, las cuales intentan imponer un pensamiento único al cual calificó como "mcdonalización del mundo", recomendó ampliar la mirada sobre lo que significa ser venezolano.

Hernández Montoya recordó lo que Simón Bolívar decía de los venezolanos: "No somos indios ni negros ni europeos, somos un pequeño género humano".

"Qué hacemos con nuestro componente español, qué hacemos con nuestro componente africano. No hay que negar esta influencia por haber sido importada de otros territorios. No todos los venezolanos tenemos origen indígena", comentó.

A decir del también columnista de prensa y conductor de programas de televisión y radio, los venezolanos tienen la capacidad de entenderse con cualquier cultura, lo cual debe ser reflejado en el texto de la ley.

"Ninguna cultura nos es extraña: Podemos tocar la música europea de Mozart, al igual que la africana o la asiática. Somos una potencia desde el punto de vista cultural, sobre todo en la música y en las artes plásticas", agregó.


El Conac: una buena idea que nunca funcionó


Al preguntarle sobre la liquidación del Consejo Nacional de la Cultura (Conac), que prevé la ley una vez sea aprobada, quien fuera alguna vez su secretario opinó que debe hacerse. "Aunque se originó con una idea loable terminó siendo inoperable en la práctica".

"El Conac fue un intento temprano de incorporar a toda la sociedad en la toma de decisiones en el ámbito de la cultura. Lo que ocurrió es que lamentablemente se implementó de forma corporativista. Organizaciones como las universidades o la central de trabajadores fueron invitadas a integrar el consejo. En la práctica, nunca fue posible su conformación y, además, siempre estuvo el problema de una supuesta alta cultura que se imponía sobre la llamaba cultura popular", explicó.

Aunque recibiría con agrado una mayor inversión en el área cultural, una vez aprobado el instrumento legal, Hernández Montoya cree que este texto no generará cambios trascendentes, pues al ser tan difuso se convierte en inoperable.

Confesó, además, el no estar de acuerdo con la implementación de la llamada "Ley de Mecenazgo", la cual consiste en poner en manos de algunos sectores económicamente poderosos la decisión de lo que se debe hacer en el ámbito cultural, lo cual, afirmó, podría generar censura.

El presidente del Celarg propuso acercar las instituciones culturales a la mayoría de la población para romper de manera definitiva con lo hecho hasta ahora, es decir, atender sólo a un grupo de 20 mil personas que tienen acceso a la oferta cultura.

Además, planteó definir el concepto de Estado socialista que se propone actualmente, antes de pensar en leyes de cultura.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3136 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter