Basta de empresas mixtas

“En vez de estar montando empresas mixtas, el Presidente debe emitir un decreto de reducción de la jornada laboral y reglamentación de la Ley de Seguridad Social”, sugiere Orlando Chirino

"Los trabajadores estamos en contra de las empresas mixtas porque con ellas se pone en riesgo la soberanía sobre nuestro principal recurso," afirmó el coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores, Orlando Chirino.

"Los trabajadores estamos en contra de las empresas mixtas porque con ellas se pone en riesgo la soberanía sobre nuestro principal recurso," afirmó el coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores, Orlando Chirino.

Credito: Archivo - VTV / Aporrea.org

“Contrario a lo votado por el pueblo el pasado 2 de diciembre, el Presidente Chávez sigue empeñado en el montaje de empresas mixtas en la industria petrolera con capitales extranjeros, lo cual vulnera la soberanía sobre nuestro principal recurso”, así se expresó el coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores, Orlando Chirino luego de conocer los acuerdos alcanzados con el presidente de Bielorrusia Alexander Lukashenko y el montaje de una nueva empresa mixta en Anaco el pasado fin de semana..

“El Presidente tiene que escuchar el clamor del pueblo que rechazó en la urnas ese tipo de propiedad privada que favorece a las multinacionales. En vez de eso el Presidente y la Asamblea Nacional deberían abocarse a la emisión de un decreto de reducción de la jornada laboral a 6 horas, sin reducción salarial, a reglamentar de inmediato la Ley de Seguridad Social que le de piso constitucional al Fondo de Estabilidad Social, así como discutir con los representantes de los trabajadores una nueva Ley Orgánica del Trabajo. Para eso si están facultados el Presidente y la Asamblea Nacional, según lo ordena la Constitución del 99,” afirmó el líder sindical.

Para Chirino, el Presidente y la Asamblea Nacional no pueden hacer oídos sordos a las necesidades del pueblo. "Los trabajadores estamos en contra de las empresas mixtas porque con ellas se pone en riesgo la soberanía sobre nuestro principal recurso. Tampoco se puede pretender distorsionar la realidad al tratar de venderles a los venezolanos de que con el gobierno de Bielorrusia si se pueden hacer asociaciones estratégicas, porque supuestamente Lukashenko es el jefe de un gobierno anti-imperialista, anti-capitalista o revolucionario, eso es falso. Por el contrario, su gobierno es una de las más feroces dictaduras que sobreviven en el Este europeo luego de la caída del Muro de Berlín. Su gobierno persigue a los trabajadores, destruyó a las organizaciones sindicales independientes que se agruparon hace años en lo que se conoció como el SMOT, siempre impide la participación electoral de fuerzas opositoras y en la mayoría de las elecciones presidenciales termina siendo candidato único," afirmó.

"El régimen político de Lukashenko es muy parecido al de Sadam Huseim, detrás de él se encuentran poderosos inversionistas imperialistas, así tenga roces permanentes con Estados Unidos o con el gobierno pro-imperialista de Rusia”, aseveró el dirigente sindical Orlando Chirino.

Según el líder sindical, hay que acabar con el mito de que con multinacionales de otros países si se pueden llegar a acuerdos. "Tampoco se puede andar pregonando que China, Rusia, Bielorrusia, Irán, la India u otros países son revolucionarios o distintos del imperialismo norteamericano, con los cuales se puede avanzar hacia la construcción de un supuesto mundo multipolar. Detrás de todos esos gobiernos están las garras de las multinacionales norteamericanas, inglesas, francesas, alemanas, españolas o italianas,” agregó.

“Nosotros no queremos el modelo económico y político chino, que se distingue como la forma más avanzada y descarada de esclavismo moderno. Queremos es el modelo en que los trabajadores y el pueblo venezolano democráticamente discutamos y aprobemos relaciones claras con naciones capitalistas, sin pretender mostrarlas como lo que no son, ni darles concesiones como considerarlas socias, es decir co-propietarias de nuestro principal recurso.”

“Todas las multinacionales le tienen puesto el ojo al petróleo venezolano y el gobierno sigue dando mayores concesiones. Con la bonanza petrolera, el Gobierno debería resolver los urgentes problemas que tiene nuestro pueblo como el empleo, el combate al desabastecimiento y la inflación, la consolidación de un sistema de seguridad social democrático y solidario y un nuevo marco regulador de las relaciones obrero-patronales, de acuerdo a la correlación de fuerzas favorable para los trabajadores”.

Finalmente el líder obrero acotó que “ese es el mejor camino que puede seguir el gobierno si quiere de verdad revertir su derrota del pasado 2 de diciembre en el referendo sobre la Reforma Constitucional”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8216 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter