La ex vicepresidenta y ex-ministra habla sobre el referendo del 2D y el reto de construir el socialismo

(Videos y audio) "Los revolucionarios debemos explicar el socialismo con humildad" Entrevista con Adina Bastidas

La ex vicepresidenta de la República y ex Ministra de Industria y Comercio, analiza en el presente trabajo los elementos que influyeron en la derrota del 2 de Diciembre. Indica que el triunfalismo, la falta de un plan que explicara abiertamente cuál es el socialismo que queremos construir y la ausencia de una propaganda efectiva originaron los resultados del pasado proceso electoral. Igualmente, señala no se abordaron aspectos como el desabastecimiento desde el punto de vista político y alerta en torno a que, hubo un distanciamiento con el hombre y la mujer del barrio. No obstante, está convencida de que Venezuela va hacia la profundización de su proceso revolucionario.

Fecha de entrevista: Enero, 2008

Audio MP3 - 39 min - 4,6MB
Por demanda
(Se escucha mientras se baja)
Para descargar

Adina Bastidas

Menuda, con un tono suave pero firme en su voz y un estilo académico, nos recibe esta mujer quien por dos años ocupó el segundo cargo del Poder Ejecutivo. Está dispuesta a revelarnos lo que ella considera fueron los principales factores que contribuyeron a que el 2 de Diciembre pasado, los revolucionarios experimentaran la primera derrota electoral en casi nueve años.

El 24 de diciembre de 2000, cuando el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías hizo pública su designación la describió como “una mujer entregada al proceso revolucionario”.

A partir de ese entonces, hubo una arremetida constante contra su persona a través de los medios de comunicación. Incluso su fotografía, nombre y vida personal aparecieron en las páginas Web de la extrema derecha.

Militante en su juventud del PCV , luchadora progresista, y economista distante del modelo neoliberal, quizás fueron los elementos principales para que la cúpula de Fedecámaras se atreviera a pedir la destitución de su cargo, como Ministra de Industria y Comercio.

En los días duros del 2002, Carlos Fernández ( uno de los cabecillas del paro y hoy prófugo de la justicia),quien era el máximo representante del sector empresarial declararía el 13 de mayo, tras haber sido atendido en Miraflores que “Adina Bastidas es un elemento perturbador no permite la generación de crecimiento en el sector productivo del país”; en otras palabras exigía la destitución de la misma.

No obstante, Fedecamaras ya no contaba con el poder de quitar y poner ministros a su antojo con la llegada del gobierno bolivariano.

Hay quienes señalan que el 11 de abril , ese día aciago, Adina Bastidas estuvo hasta los últimos momentos con el Presidente en su despacho acompañándolo junto a otros allegados al mismo. Ya en la madrugada, (cuando se desconocía el destino del primer mandatario) su nombre estaba inscrito en el “paredón improvisado” del aeropuerto de La Carlota, como una de las “posibles ejecutables” por la extrema derecha. La profesora, ex coordinadora del vicerrectorado administrativo de la Universidad Central de Venezuela, por increíble que parezca encabezaba algunas listas que otorgaban “datos” para la cacería de brujas .

Con un vestido sencillo pero elegante, un corte “a la garzón”, un collar de perlas como único accesorio y sin maquillaje alguno, la hoy representante de Venezuela ante el Banco Interamericano de Desarrollo nos precisa que no ha perdido el contacto con la mujer y el hombre del barrio. Indica que la principal condición que debe poseer todo revolucionario es la humildad y nos relata que el 2 de diciembre a pesar de la derrota, se abrió una nueva esperanza para Venezuela con el “por ahora” del Presidente de la República.

Oposición penetro en los barrios

Bastidas nos subraya que días ante de que el Jefe de Estado presentara su proyecto de reforma la interrogaron en torno a si estaba de acuerdo con la misma y “por supuesto dije que si”.

Recuerdo – prosigue- que había leído algunos aspectos de nuestra Constitución en especial del capítulo económico y veo que hay algunas lagunas. Por ejemplo se señala que PDVSA no será privatizable pero sus filiales si podrían serlo. Yo señalaba que en algún momento nos la pueden convertir en una empresa de maletín y nos las privatizan.

Refiere los artículos presentados por el Presidente de la República en sus diferentes aspectos eran algunos muy complejos con evidentes cambios estructurales y que eran necesarios. “Nosotros aprobamos nuestra Constitución en el año l999 y definimos en ella nuestra forma de democracia participativa y protagónica, pero la misma presenta algunas lagunas que no nos permite avanzar en algunos aspectos”.

- Fue recibida con mucha alegría – puntualiza- la propuesta del Primer mandatario aunque repito que tenía aspectos muy profundos desde el punto de vista de cambios estructurales.

Sin embargo, vinieron las elecciones y “tuvimos el resultado que conocemos”.

Indica que uno de los aspectos que influyó en obtener tal consecuencia fue la ausencia de una efectiva comunicación con el pueblo.

“Aunque estoy en el exterior, vine en 3 oportunidades y me encontraba con que no hubo comunicación para que el proyecto llegase al pueblo. Se le explicara qué es lo que se quería con la reforma”.

A eso le agrega que hubo mucha confianza “nos confiamos en que el pueblo siempre sigue al Presidente Chávez, en 8 años de gobierno hemos ganado todas a las elecciones y ese triunfalismo nos hizo mucho daño”.

En el mes de noviembre, fue a algunos de los sectores populares y fue testigo de la penetracion de la oposición en los mismos. En ese sentido, pudo observar que en la parroquia Caricuao fue repartido un folleto que alteraba la verdad del contenido de la.

“Era de muy buena calidad, muy buen papel pero lleno de mentiras. Le decían a la gente utilizando falsos argumentos porqué debían votar por el no. Aunque el 2 de diciembre perdimos una elección ganamos mucho, porque esto nos permite reflexionar y revisarnos y abrir la discusión en torno al proceso revolucionario”.

Adina Bastidas

Volver a ser humildes

Considera nuestra entrevistada que en esta oportunidad los revolucionarios recibieron un latigazo fuerte a raíz de los resultados obtenidos en el referendo.

Fue bueno que pasara – subraya- aunque no debió haber pasado. Lloramos, gritamos y manifestamos en diversas formas lo que sentimos en ese momento. Como ya pasó, debemos sacarle la parte buena y preguntarnos qué debemos hacer.

Por ello indica que se debe dejar la altanería que fue asumida por algunos en cuanto a que en todos los procesos electorales siempre el resultado derivaba en victoria. “Nos separamos del pueblo; tenemos que aprender a practicar la humildad . Un proceso revolucionario sin humildad no vamos a lograrlo. Esa es una característica primordial, un elemento interno que debe poseer todo revolucionario y que debe desarrollar. Dejar el triunfalismo a un lado. Nos dieron este latigazo y eso tenemos que entenderlo”.

El otro aspecto fundamental, sostiene, es cumplirle al pueblo. Relata que hay numerosas quejas por parte de la población en cuanto a que no se les cumple

“El desabastecimiento, todos esos problemas que nos llegaron en un momento dado y que no lo hemos analizado políticamente”.

El desabastecimiento fue un elemento conspirativo

Para Bastidas, lo que se evidenció en los supermercados en los días próximos al proceso electoral del referendo aprobatorio, en cuanto a que los productos básicos estaban ausentes de los anaqueles fue una evidente conspiración.

“Esto tiene un fuerte componente político y eso tuvieron que haberlo observado y analizado. Las personas que tienen responsabilidad en el alto gobierno en relación a que los venezolanos y venezolanas pudieran tener acceso a los alimentos que requieren no lo tomaron así. El desabastecimiento parece que lo manejamos alegremente. Mercal colocando algo, trayendo algo y eso tuvo su fuerte componente político conspirador, el esconder los alimentos” explica.

También nos indica que el incremento de los precios es otro elemento que debe analizarse.

Acabamos de cerrar la inflación en 22,5% - señala- una inflación altísima. En el año 99 cuando Chávez asume el poder la inflación era de 29% y en menos de 2 años el gobierno logró bajarla al 12%. Después vino el golpe de estado, el paro que abarcó la economía petrolera y no petrolera, con todo el daño que se hizo subió nuevamente la inflación, Pero, no entendemos porqué en estos momentos esa inflación sigue siendo tan fuerte.

“Claro hay muchos elementos que hay que analizar pero, el primero es el elemento conspiración. Lo tenemos metido en todos estos factores que nos hicieron daño en los comicios del 2 de diciembre”.

A eso agrega que todo revolucionario debe asumir su responsabilidad. “En el año 1999 votamos a favor de una democracia participativa y protagónica. Tenemos que desarrollar ese concepto.

Algunos temores en la gente

También Bastidas, analiza un poco lo relativo al discurso presidencial, el cual a su juicio podría haber generado temores en algunos sectores que siguen al primer mandatario.

“Hay que observar algunos puntos del discurso presidencial, el hecho de señalar que podrían desconocer los resultados aunque ganáramos. La gente empieza a analizar que si no reconocen el triunfo van a jugar a desestabilizarnos y eso genera temores. Nosotros, no podemos decir que todo el pueblo que acompaña a Chávez es socialista. Hay un pueblo que se ha venido formando, luchando y ha estado presente al lado del Presidente en todos estos años anteriores”, indica.

Otro aspecto que nos refiere es que la orden dada de ocupar los campos petroleros con los obreros fueron cosas que hicieron daño. “El de prever y señalar la posible interrupción del suministro petrolero eso causó perturbación”.

Pero quizás, lo que mas le causa inquietud es que no se le explicó a la gente qué es el socialismo.

A mi me llaman -relata- de diferentes estados del país. La gente del pueblo no entendía qué es el socialismo. Soy de las que piensan que el socialismo no se decreta ni se vota; se construye. Esta es otra lección que también fue aprendida por mí. Nosotros tenemos que empezar a trabajar y explicar cuál es el socialismo que queremos. A mi se me acercó gente humilde con mucho miedo. Recordemos que hubo quienes empezaron a ejemplificar con socialismos anteriores, actuales, regionales y los resultados que derivaron de la aplicabilidad de los mismos.

Sostiene que esa fue una falla preponderante y no se le puede atribuir al Presidente de la República sino a todos los que son dirigentes. “No supimos salir a la calle a explicarle a la gente, al hombre y a la mujer del barrio qué es el socialismo que nosotros queremos construir y en qué consiste”.

­­ ¿Acaso la Iglesia no jugó un papel importante en fomentar el temor hacia el socialismo? ¿Cómo contrarrestar eso?

Por supuesto- responde- que la Iglesia jugó un papel preponderante. Había que explicarle al pueblo qué es el socialismo, con qué socialismo nosotros vamos a trabajar. El socialismo de la inclusión, el de la producción social, el de la igualdad. Explicarle a la gente que el socialismo le iba a proveer su vivienda, que no se la iba a quitar. El socialismo que iba a respetar las diferentes formas de la propiedad privada. El socialismo en el cual los obreros y trabajadores iban a jugar un rol fundamental dentro de las empresas donde ellos laboran. Ese fue el papel que no hicimos y se le dejó a la Iglesia que utilizara lo que ella sabe de otros socialismos que han fracasado en el mundo.

Puntualiza que en cuanto al papel comunicacional, ni siquiera existió un plan para llegar a la gente y aclararle algunos puntos.

“Yo decía que nosotros contamos con tantos canales de TV y ellos apenas cuentan con 3 o 4. Toda la gente los escuchaba diciendo su gran cantidad de mentiras porque elaboraron su plan comunicacional. Claro, se los hacen desde afuera, en eso estamos claro, se los hacen expertos en la materia. No obstante, no fuimos capaces de elaborar un plan comunicacional, no digamos para contrarrestarlos a ellos sino para explicarle al pueblo. En la medida en que le explicamos al pueblo lo estamos contrarrestando, porque señalamos al pueblo las mentiras que dijeron.,como el decirle a la gente que te van a quitar la casa. A mi me decían persona con mucho temor, pero si mi casa es lo único que tengo y ahora me la van a quitar, eso es lo que he logrado con tanto años de trabajo”.

En ese sentido, señala que había que explicarle que este es un gobierno que ha puesto como énfasis primordial del desarrollo económico y social la construcción de las viviendas, la facilidad para adquirirlas a través de los créditos. “Entonces como crees tú que te van a quitar la vivienda, pero uno no puede llegar a todo el mundo, uno llega a la persona que le pregunta.

Otro de los aspectos que aborda en su análisis es que no se hizo una buena propaganda con criterio de pueblo.

No hubo- indica- una propaganda bien diseñada con criterio de pueblo, de compromiso con nuestro país, con nuestro pueblo, porque es al mismo al que le debemos lo que hemos venido haciendo. Si este pueblo no vota no tendríamos el avance que tenemos en la reconquista de Venezuela.

Bonanza financiera con socialismo

Uno de los cuestionamientos que a veces se hacen es que en un país con una bonanza económica es difícil que llegue el socialismo. Sin embargo, Bastidas sostiene lo contrario porque a su juicio esa misma bonanza es la que permite que se puedan aplicar los programas socialistas.

Si vas a construir en un país- señala- algo como el socialismo, el cual para nosotros es que todas las personas tengan vivienda, que los niños tengan escuela, comida, así como los adultos y los ancianos, puntos en los que hemos venido avanzando a través de las misiones debemos contar con los recursos. Tenemos que reconstruir y rehacer una economía que sea productiva, que de ganancia y que sea social. Además tenemos que reconstruir una educación que forme a los muchachos para el modelo que nosotros queremos de país, no para el mercado que enseña el modelo neoliberal. Queremos un pueblo sano y para eso se requieren recursos. Entonces todo lo contrario, la bonanza financiera que tenemos es la que nos permite y nos va a ayudar justamente al desarrollo y siembra de ese socialismo.

Subraya que lo fundamental es explicar qué es el socialismo y que es lo que se busca que aparezca en el marco constitucional, y declarar a Venezuela como un país socialista.

“La bonanza nosotros la necesitamos. Si hay algo que nosotros tenemos que dar es gracias a Dios que no dio ese recurso natural y gracias también al Presidente Chávez que levantó a la OPEP que la quisieron desaparecer en la década de los 90 y esta se volvió a organizar y ejercer la defensa de los precios del petróleo y es por eso que podemos tener esta bonanza financiera que nos ha permitido disminuir la pobreza, nos ha permitido generar educación, multiplicar las escuelas bolivariana, incrementar la matrícula escolar. Pudimos alfabetizar este país, atender la salud con la misión barrio adentro. Si no tuviéramos esos recursos no podríamos haber avanzado”.

Acota que no creamos que Venezuela está llena de dólares porque a veces eso es lo que nos hacen ver. Se están percibiendo buenos ingresos, dice, pero requerimos dinero para construir esta patria que no se vea un niño en la calle, no se muera un niño de diarrea y que pueda el anciano tener sus necesidades básicas satisfechas y todos podamos tener trabajo.

“Este es un país que perdió su proceso de industrialización hace 30 años. Tenemos una gran cantidad de años con pérdidas de industrialización. Necesitamos millones y millones para invertir e industrializar el país y hacer una economía propia y nuestra. Esto no quiere decir que no participe el sector privado, pero tiene realmente que participar en el proceso productivo y en las áreas prioritarias que defina el gobierno nacional”, puntualiza.

Explica que a veces se producen bienes que no son prioritarias para el desarrollo del país. “Venezuela es un país sub desarrollado en términos generales, en el campo científico- tecnológico, en la educación, en la salud, en la economía, en todos los aspectos. Necesitamos recursos para salir de ese sub desarrollo. Olvidémonos de decir que Venezuela está viviendo una bonanza como tal, simplemente se están percibiendo unos millones de dólares de un producto que es nuestro, que viene del subsuelo venezolano y eso se está invirtiendo mayoritariamente en atender necesidades prioritarias. Queremos una Venezuela grande que incluso esté en capacidad de ayudar a los pueblos hermanos”, afirma.

Adina Bastidas

¿Podríamos bajo esa óptica llegar a concretar la utopía de que todos seamos clase media?

Fíjate- responde- si nosotros invertimos en la economía, industrializamos el país, invertimos en la educación y formamos al ciudadano que requerimos, para nuestro proceso de desarrollo, podemos tener la Venezuela que queremos, entendiendo el socialismo como un sistema en que todos estemos incluidos y podamos todos tener satisfechas nuestras necesidades básicas como dijo el Libertador.

¿Cuáles serían los caminos para incluir algunos de los artículos de la reforma en la Constitución? Se habla de una Ley Habilitante, de una Asamblea Constituyente?

Se han señalado muchos caminos. Pienso que el primero es abrir el contacto con el pueblo revolucionario y también con el otro pueblo. Hubo una gran abstención y eso tenemos que trabajarlo. De esa abstención hay un componente chavista que no salió a votar, pero también tenemos gente que es cercana a nosotros que no llegó a entender la propuesta y además fue desinformada por la vía comunicacional opositora. Por supuesto, una de las primeras cosas que tenemos que hacer es acercarnos al pueblo. Vamos a discutir con él, que asuma ese papel protagónico y hacerlo entender que tiene un mandato constitucional.

¿Otro de los aspectos que se cuestionan es que se fue a una referendo para la reforma sin contar con un partido político debidamente constituido?

Eso es muy válido. Requerimos de un partido fuerte con una militancia revolucionaria. A nosotros nos dijeron que el PSUV tenía 6 millones de inscritos. ¿Dónde quedó esa cantidad de inscritosque no fue a votar o votaron por el no? El nacimiento del PSUV hay que revisarlo, hay que revisar a cada una de las personas que están inscritas en el PSUV, porque éste tiene que ser un partido de revolucionarios.

Ciertamente todos los procesos electorales anteriores los cargó el MVR y ahora tuvimos un partido que apenas estaba naciendo y no se llegó a discutir con fuerza qué es esto de la reforma. Esa fue una debilidad muy grande que tuvimos.

La reelección del presidente

Le consultamos a nuestra entrevistada en torno a que uno de los aspectos que más preocupan a quienes siguen al Presidente de la República como el máximo líder de la revolución bolivariana es que tras la no aprobación de la reforma se descartaría la posibilidad de que el primer mandatario volviera a aspirar en una nueva contienda electoral a la primera magistratura del país.

En ese sentido, nos explica Bastidas que, de llamar la Asamblea Nacional a una constituyente se pudiera discutir el punto de la reelección.

“De todas formas, el Presidente está en el poder hasta el 2012. Tenemos años, días con sus noches, meses, horas para pensar en esto. Fíjate, la oposición señaló que permanentemente íbamos a tener una persona en el poder. Pero vete a Europa, allí los candidatos y mandatarios se presentan y presentan. El pueblo es el que decide. No se trataba de una reelección presidencial. Tampoco era un artículo que decía que la figura que estaba en Miraflores iba a permanecer. La propuesta lo que decía es que el Presidente podía participar como otro candidato. Además hay gente que gobierna países y nunca han sido elegidos, como es el caso de las monarquías en Londres, en Madrid, en los países bajos.”.

Agrega que de lo que se trataba era que el pueblo era el que iba a decidir. “Sin embargo, una de las mentiras que se dijo mediaticamente es que esto iba a ser un reelección indefinida, era una presidencia perpetua y el presidente iba a permanecer. Eso no es así, así como el 2 de Diciembre dijo No podía decir en las elecciones presidenciales que si queremos que continué o por el contrario no queremos que continúe”.

¿Cuál fue la importancia de que los cambios en el aspecto económico y laboral quedaran incluidas en la Carta Magna y no en una Ley Habilitante, tal como señaló la oposición?

La Carta Magna es la ley macro del país. Es nuestra ley fundamental. Todas las demás leyes con las cuales convivimos son derivadas de la Carta Magna. Entonces se les daba rango constitucional a estos artículos de la reforma y era un mandato de la Carta Magna que no puede ser involucionado por nadie. Por eso fíjate, lo de la jornada laboral, era algo sumamente importante darle rango constitucional a la jornada laboral de los trabajadores. Todo, lo que se decía para que el trabajador y trabajadora esté más tiempo con su familia, pueda estudiar, para las discusiones en grupo. Eran dos horas. Además eso iba a generar que se pudiesen crear mas puestos de trabajo. Era darle rango constitucional a estos aspectos de la economía laboral.

Nosotros trabajamos- prosigue- en el año 2001 cuarenta y nueve leyes. De dónde se derivaron las mismas? de la Constitucional Nacional. No existían las raíces jurídicas revolucionarias para trabajar como queríamos.

¿No se lograron los cambios estructurales previstos en la reforma, entonces, hacia dónde va Venezuela ahora? ¿Cuáles son los pasos que debemos dar?

Nosotros tenemos nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Nosotros no la hemos desarrollada toda. Nosotros tenemos espacios grandes para continuar trabajándola, empezando por la democracia participativa y protagónica. Tenemos que desarrollar e implementar ese concepto. Hay aspectos que no se han llevado a mandato de ley. No es que nuestro proceso se acabó porque perdimos estas elecciones del 2 de Diciembre. Este proceso se va a seguir nutriendo y va a continuar creciendo. Tenemos 49 leyes nuevas, que se están implementando y que hay profundizar la mismas. El pueblo con ese mandato que le da la Constitución tiene que estar alerta en cuanto a que esas leyes se estén cumpliendo como realmente lo dice la Ley. Ahora se tiene una ley de los espacios acuáticos que no teníamos, que nos define inclusive la soberanía del país en esos espacios.

Antes – prosigue- en Venezuela no teníamos un marco legal acuático por ejemplo, estábamos a la luz del que quisiera violar nuestro espacio porque no teníamos un marco legal que lo preservara. Ahora hay que desarrollar ese marco legal, la Ley de Tierras, la Ley de Licitaciones. Son 49 leyes nuevas que empezaron a engendrar las raíces del proceso revolucionario del país. ¿Porqué crees que nos dieron un golpe de Estado? y la exigencia era que elimináramos las leyes. Ellos están claro, no estoy de acuerdo con que digan que la oposición es bruta, esta es una oposición instruida. Lo que ha hecho la oposición es porque perdieron poder y todos sus beneficios. Y por eso convocaron un paro económico que nos costó mas de 20 mil millones de dólares. En la industria petrolera fueron 12 mil millones y el resto en la industria no petrolera. Hasta ahora no han rendido cuenta de ello. Tenemos un espacio grande para continuar trabajando. Venezuela no se va paralizar porque no ganamos el 2 de Diciembre.

¿Los altos funcionarios están conscientes del proceso que tienen en sus manos?

Mira, una persona que llegue a asumir un alto cargo en el gobierno revolucionario que decidió darse el pueblo de Venezuela en las elecciones en el año 1998, tiene que tener compromisos con el país, con el pueblo y con el proceso revolucionario. Si no está cumpliendo, el protagonismo del pueblo debe hacerse presente. Tiene que salir y decir que el funcionario no está cumpliendo. Es igual que la ética. Este tiene que ser un proceso ético, no podemos desvirtuar la revolución venezolana. A nosotros esta revolución nos costó muchas vidas, muchas torturas, muchos hogares solos, muchas madres llorando. Entonces, no podemos permitir que vengan unos señores que se acercaron, que les levantaron las manos y juramentaron para querer revertir lo que el pueblo escogió como su proceso para crecer, salir adelante y tener la patria que queremos tener. La patria bonita, la patria igualitaria.

El “Por ahora” es una esperanza aun mayor

Adina Bastidas se encontraba en Washington DC cuando escuchó en la madrugada el “Por ahora” del 2 de Diciembre del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías, tras conocer los resultados del referendo.

Dice que interpretó esa frase al igual que lo hizo el 4 de febrero de l992. “El esa oportunidad sembró una esperanza en el corazón de lo venezolanos y venezolanas. Esa esperanza la concretamos llevándolo a la Presidencia de la República en diciembre de l998. Aquí volví a sentir esa esperanza. Nos pasó esto por ahora. Eso quiere decir que continuamos, que seguimos adelante, profundizamos las raíces de la revolución, que esto no tuvo fin por el traspiés que tuvimos el 2 de diciembre”.

Asumir nuestra responsabilidad- subraya- es darle vida a ese “Por ahora”. Es una esperanza mas profunda. Porque tenemos 8 años de gobierno en los cuales se han venido generando las raíces de la revolución bolivariana. Entonces ahora vamos a la profundización de eso. No tenemos que ponernos sentimentales. Claro, es bonito que tengamos sentimientos. Fue bonito que soltáramos lágrimas el 2 de diciembre. Fue bonito que nos preocupáramos. Ese día hice para Venezuela alrededor de 40 llamadas. El compromiso de nosotros se crece ahora más. Este nuevo “Por ahora”, se ha venido cumpliendo. Esperanza del pueblo venezolano. Vamos con un batallar mas fuerte. A seguir adelante y a profundizar nuestro proceso revolucionario, buscando los objetivos que queremos. El de la patria grande, el de la patria bolivariana, el de la esperanza, incluso más allá de nuestras fronteras.

Indica que somos una esperanza para los pueblos latinoamericanos incluyendo al norteamericano. “En Estados Unidos el pueblo está discutiendo el proceso venezolano. Somos esa esperanza, no podemos apagar esa luz y tenemos que encenderla aún mas”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 17023 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n107123.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO