Personalidades europeas aseguran que el gobierno venezolano respetara resultados del referendo

Londres, 30 de noviembre de 2007 (Especial).- Más de 200 representantes de 13 países de Europa, incluyendo a 100 parlamentarios escritores y académicos, firmaron una declaración donde manifiestan su apoyo a las políticas progresistas y de inclusión democrática implementadas por el gobierno de Venezuela.

Asimismo, los signatarios manifiestan que los resultados del referéndum sobre la nacionales y de la Unión Europea, junto a políticos regionales  y representantes de sindicatos, federaciones de estudiantes, organizaciones de mujeres, grupos pacifistas, reforma constitucional, a celebrarse en Venezuela el próximo domingo 2 de diciembre, se deben respetar.

Entre las figuras destacadas que firman la declaración aparecen: Ken Livingstone, alcalde de la ciudad de Londres; Fausto Bertinotti, presidente de la Cámara de Diputados de Italia; Paolo Cento, vice-secretario de estado en el Ministerio de Economía de Italia; Oskar Lafontaine, ex-ministro de finanzas de Alemania; Lotear Bisky, parlamentario alemán por el partido Die Linke; Jean-Luc Melenchon, senador francés y Willy Meyer, parlamentario español ante el Parlamento Europeo y vicepresidente del Grupo Parlamentario Europa-América Latina.

La declaración afirma que "la vida de millones de venezolanos ha sido transformada por las políticas sociales, democráticas y progresistas del gobierno de Hugo Chávez" y luego concluye con las siguietes palabras: "Venezuela es uno de los pocos países en el mundo donde tanto la Constitución como las enmiendas constitucionales deben ser aprobadas por la mayoría de los ciudadanos en un referéndum nacional. Llamamos a la comunidad internacional a respetar el resultado del referéndum próximo y a apoyar la soberanía y el derecho democrático del pueblo venezolano a su autodeterminación".

Esta declaración surgió como resultado de la conferencia sobre Venezuela que se llevó a cabo en Londres el pasado 10 de noviembre en las instalaciones del Law Society Hall.

Venezuela: Democracia y Progreso social fue el titulo de la conferencia de Londres, cuyo objetivo principal consistió en estrechar las relaciones entre los diferentes sectores de la sociedad europea y sus contrapartes en Venezuela, así como brindar herramientas para asegurar relaciones positivas entre Europa y el gobierno e instituciones venezolanas.

Apoyo a lo largo de Europa:

En Gran Bretaña, el apoyo a la declaración lo encabeza el alcalde de la ciudad de Londres, Ken Livingstone, junto a 24 legisladores del Parlamento británico y del Parlamento Europeo, pertenecientes a cuatro partidos políticos diferentes, incluyendo al parlamentario Jon Crudas, quien disputara recientemente el liderazgo del Partido Laborista y los parlamentarios Jeremy Corbyn  y Colin Burgon, este ultimo es el presidente del Grupo de Amigos Laboristas de Venezuela.

Entre otras figuras prominentes que firman la declaración se encuentran Harold Pinter, ganador del Premio Nobel; los escritores John Pilger, Tariq Ali, Richard Gott y Victoria Brittain; el cineasta Ken Loach y los prominentes activistas Tony Benn y Bruce Kent.

Asimismo, firmaron la declaración 11 diferentes sindicatos británicos, que representan a millones de trabajadores, incluyendo a los vice secretarios generales de los dos sindicatos más grandes de Gran Bretaña: UNITE y UNISON; seis secretarios generales, así como también Gemma Tumelty, presidenta de la Federación Nacional de Estudiantes, entidad que cuenta con más de cinco millones de miembros.

En Italia más de 80 parlamentarios de cuatro partidos políticos diferentes apoyaron el derecho de Venezuela a la autodeterminación, entre estos: Fausto Bertinotti, presidente de la Cámara de Diputados (Partido PRC); Paolo Cento, vice-secretario de estado en el Ministerio de Economía (Partido Verde); Georgio Male (Izquierda Democrática para una Europa Social) y Giusseppe Scobio, diputado y presidente del Partido de los Comunistas Italianos.

El apoyo en Francia incluye a destacadas figuras políticas como: Francoise Castex, diputado al Parlamento Europeo por el Partido Socialista; Francis Wurtz, diputado al Parlamento Europeo y presidente en dicho parlamento del Grupo del Partido de Izquierda Europea; Alain Lipietz, diputado al Parlamento Europeo por el Partido Verde y Jean-Luc Melenchon, senador francés. Igualmente, lideres regionales como Francine Bavay, de la Región Ile de France y Francois Auguste, vicepresidente de la Region Rhone-Alps (en capacidad personal), también firmaron la declaración.

Igualmente la declaración fue firmada por un amplio sector de la sociedad civil francesa, entre ellos: William Maunier, del sindicato SNRT-CGT; Jean-Baptiste Prevost, presidente de la UNEF, Federación Nacional de Estudiantes; Bernard Cassen, director general de Le Monde Diplomatique y Janette Habel, profesora del Instituto de Altos Estudios de América Latina.

En Alemania se unieron al grupo de signatarios: Lotear Bisky y Oskar Lafontaine, co-presidentes del partido Die Linke; Gregor Gysi, presidente del grupo parlamentario de Die Linke; Sevim Dagdelen, parlamentario nacional y Helmuth Markov, diputado al Parlamento Europeo. También se incluyen por Alemania representantes de la sociedad civil como: Reiner Braun, director ejecutivo de IALANA (Asociación Internacional de Abogados en contra de las Armas Nucleares) y Meter Wahl, miembro de la ONG WEED (Economía, Ecología y Desarrollo Mundial).

En la lista de España aparece Willy Meyer, diputado al Parlamento Europeo y vicepresidente del Grupo Parlamentario Europa-América Latina, junto a una serie de distinguidos alcaldes y representantes regionales como: Ramón Arguelles, alcalde de Lena; José Antonio Barroso, alcalde de Puerto Real, Cádiz; Carmen Pérez Carballo, directora del Club Internacional de Prensa de la Xunta de Galicia; Angélica Carmenate Portilla, de la delegación de cultura de la Diputación Provincial de Granada y Jorge Pardo Piñera, consultor jurídico de la Junta General del Principado de Asturias y ex director del despacho de la Conserjería de Justicia y de Relaciones Exteriores. También firman los prominentes escritores y periodistas: Antonio De Cabo, del Centro de Estudios de Política Europea; Pedro Navarro y Marcos Roitman.

En Portugal la lista de signatarios incluye a: Ilda Figueiredo, diputada al Parlamento Europeo, y le siguen representantes de la sociedad civil como: José Oliveira, encargado de asuntos internacionales del sindicato SNTCT; Francisco Braz, presidente del sindicato STAL y Regina Marques, directora nacional del Movimiento Democrático de Mujeres de Portugal.

Por Bélgica aparecen: Francois Houtard, director del Centro Tricontinental (CETRI) y Eric Toussaint, presidente del Comité por la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo.

En la lista de Grecia aparece Athanasios Pafilis, diputado al Parlamento Europeo y secretario general del Consejo Mundial por la Paz, junto a Diamanto Manolakou, tambien eurodiputado. Igualmente firman la declaración representantes del movimiento sindical y organizaciones de la sociedad civil.

Por parte de Irlanda, los signatarios son: Ruairi Quinn, diputado, vocero en materia de educación y ciencia del Partido Laborista; Chris Andrews, diputado de Fianza Fail; Tony Gregory, diputado (independiente); Caoimhghin O Caolain, diputado; Bairbre De Brun, diputado al Parlamento Europeo y Mary Lou McDonald, diputada al Parlamento Europeo del Sinn Fein; Martina Anderson, miembro de la Asamblea Legislativa de Foyle; Jack O´Connor, presidente general del sindicato más grande de Irlanda, el SIPTU, y Rod Stoneman, productor ejecutivo del documental sobre Venezuela "La Revolución no será Televisada".

En Suecia un total de siete parlamentarios nacionales y dos eurodiputados firmaron la declaración, entre ellos Mats Einarsson, parlamentario nacional; Jens Holms, eurodiputado y Eva-Britt Svensson, parlamentaria nacional. Igualmente Eva Bjorklund, miembro de la junta directiva del partido Izquierda, se unió al grupo de signatarios por Suecia.

Finalmente, Suiza quedó representada por: Jean-Claude Rennwald, parlamentario nacional; Walter Suter, ex embajador en Venezuela; así como representantes de diversas ONG e importantes líderes sindicalistas de UNIA, Emmental y VPOD, quienes entre todos representan a la mayoría del sector obrero organizado en el país. Ransdorf Miloslav, eurodiputado checo, también firmó la declaración.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5367 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter