¿Qué dicen los cerros? o… ¿lo estamos haciendo bien?...


¡Pérez! ¡No hay problema! ¡Nosotros mismos nos cogemos la vaina sin la necesidad de que tú lo decretes…! ¿Pero, cómo va a comenzar un gobierno tuyo, sin un buen saqueo, Pérez? Entonces ¿qué clase de gobierno va a ser éste?.
-Cabrujas – Prologo de “El día que bajaron los cerros”


Por: JW de Wekker Vegas
jwekker@gmail.com


27 de febrero de 1989… ese día, con los muertos de la rebelión popular, comienza el ascenso de aquellos quienes años antes y ante el Samán de Güere juraran junto con un joven comandante salvar a la patria del cuarto republicanismo… Esos muertos no fueron en vano… les siguieron más… el golpe, la cárcel… una campaña electoral y el triunfo, que todos esperaban pero que, en aquel momento, nadie pensó que sería tan apoteósico…


Quero ser claro y que nadie se confunda: en aquellos momentos no me gustaba el personaje… Chávez para mí, un gorila más la manada de militares formados por la CIA en la Escuela de las Américas. Aquellos quienes habían imperado en Latinoamérica en los años 50´s… Naturalmente, menos me gustaban el asesino de Pérez, o la hipócrita cucaracha de sagrario del Caldera… Unos buenos amigos, me invitaron a Miraflores; nadie mi preguntó mi tendencia política, ni si era o no chavista; me buscaron por mí página de Historia de Venezuela “Simón Bolívar, el hombre”… Así pasé a ser una especie de asesor del Grupo de apoyo Presidencial… hasta el día del golpe mantuve una posición ambigua… el hombre aunque me gustaba cada día más no terminaba de convencerme…

El día del golpe, obnubilado, por la patraña de las televisoras, en un artículo bastante violento acusé a Chávez de asesino… Una amiga me llama a Miraflores días después y allí vi los videos originales; ante mis ojos y en las cintas sin editar quedó clara la patraña… no podía creer lo que veía… nunca me pude imaginar que la oposición venezolana llegara a tal extremo de hipócrita cinismo, barbarie y crueldad, de completa indiferencia ante la muerte de su prójimo… En ese momento quedé convencido que solo una Revolución radical e integral podría sacar a Venezuela del abismo social en donde los cuarenta años de ineficacia partidista la habían sumido, y que esta generación de criminales y su progenie no debía volver nunca más a mi amada Venezuela… Desde ese momento mis amigos más de mil artículos he escrito a favor de la revolución… Concluyendo, son ahora soy partidario de la Revolución Bolivariana, pero sigo siendo Anarquista y no creo ni en partidos, ni en hombres… y por ello, me negaría a mi mismo si me quedo callado.

Cuando el Golpe época Chávez cometió su primer gran error: En ese momento, debió haber cerrado las tres televisoras y no sé cuantas radios, hecho presos a sus directivos y a TODOS los involucrados en el golpe, incluyendo gobernadores, alcaldes y TODOS los firmantes, declarando fugitivos los que estaban ya con sus familias fuera de Venezuela –esperando a ver lo que pasaría- no debió haber quedado ninguno fuera de la cárcel y ninguno sin un expediente… En aquel momento, nadie lo habría recriminado por ello, no importa que días, semanas o meses después los hubiese amnistiado. Chávez, en aquel momento, debió imponer su autoridad, cosa a la cual tenía todo el derecho… Al no hacerlo así, quedó como blandengue ante los ojos de sus enemigos… Pero a lo hecho pecho…

Han pasado diez años… bastante agua ha pasado ya bajos los puentes… las ribazones navideñas del Arauca han ocurrido diez veces… La patria chica de Bolívar ya debería ser otra… ¡claro que ha cambiado!... nadie lo puede negar… Pero, ¿es ahora lo que debería ser?... ¿seguro?...

Otros errores se han cometido… se ha sido ciego a ciertas críticas… se ha sido demasiado permisivo con los amigos… la traición de muchos de ellos la prueba clara del error cometido… Pero sobre todo, se ha hablado mucho y hecho relativamente poco… los planes parecieran más hechos bajo la teorías del ensayo y del error más que planificados a corto, mediano y largo plazo, que es como debido haberse hecho, si personas realmente capaces hubiesen estado al cargo… Una serie de ineptos –de toda la confianza del presidente- se encargan de que las mejores intensiones se pierdan en el caño de la ineptitud a los días, semanas o meses de haber sido implementados; el premio para tal ineptitud es el enroque, o una discreta embajada… Los “hombres del presidente” le engañan y él lo niega fehacientemente… La mayoría de los planes ha sido cantera para el dolo, el despilfarro, la malversación y el robo… La política de los favoritismos y las comisiones bajo la mesa campean de nuevo… las partidas millonarias se engordan el los bancos para beneficio de algunos de los personeros del régimen… En fin, ribazón tras ribazón esto se parece cada día más a la cuarta república que tanto aborrecimos… Todas las misiones van día a día palo abajo… se han vuelto otro nido de corrupción… en fin, ya la situación no la puede tapar los “Aló Presidente” por más empeño que haga Chávez… Y por más que la caterva de ineptos quienes le acompañan haga su papel de perros de taxista o focas de circo… porque ya no es hora de hablar, no es hora de asentir, no es hora de aplaudir como focas… ¡¡ES HORA DE ACTUAR!!... el pueblo no aguanta más engaños…

¿Qué esperamos?... ¿Qué el pueblo baje de nuevo?... que un nuevo 27 de febrero llene de sangre las calles de la patria… La revolución requiere de su primera purga… tiene que radicalizarse… debe hacerse efectiva realmente… No se puede seguir jugando a la ambivalencia… vienen unas nuevas elecciones… ¿qué vamos a hacer?... ¿Será que vamos a subir a los cerros a repartir sacos de cemento y láminas de zinc?... ¿brincar charcos?... o como aquel candidato perdedor a exhibir una rueda… Camaradas, ya está bueno hay que ponerse serios con esta revolución o la perdemos definitivamente…

Comandante Chávez, si usted llega a leer esto, cosa que dudo –no por usted sino que sé que su entorno no se lo hará llegar- Pero, si lo lee, no se disguste… siéntese solo, sin que nadie le opine… léalo de nuevo con calma… y sólo, y en su soledad piense lo que acá se dice… no hay necesidad de que conteste, no, no hace falta “CAMARADA”… Recuerde sus días de cárcel y sólo actúe… demuéstrele a su pueblo que aún puede confiar en usted…

Nos vemos en las teclas…


sbeh.org@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2734 veces.



JW de Wekker Vegas "JotaDobleVe"

Activista venezolano-holandés. Alias Jota Dobleve.

 jotadobleve@gmail.com      @JWekker

Visite el perfil de J.W. De Wekker Vegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: